publicidad

La historia de Luisa Fernanda y Carlos está marcada por el destino logo-...

Novelas

Un camino hacia el destino

La historia de Luisa Fernanda y Carlos está marcada por el destino

La historia de Luisa Fernanda y Carlos está marcada por el destino

Luisa Fernanda no descansará hasta recorrer el camino que el destino le trazó, y una de esas rutas tiene que ver con sacar a flote el verdadero amor.

En la hacienda de la familia Altamirano vive don Fernando, un hombre viudo que tiene dos hijas: Mariana y Amelia; Blanca cuida de ellas desde que la madre de ambas murió en el parto de Amelia.

Pedro Pérez, jardinero de la hacienda, ama en silencio a Amelia, sin embargo, ella está enamorada de Luis Montero, un ambicioso estudiante de derecho, de quien resulta embarazada, pero éste le da la espalda para casarse con Marissa Gómez Ruiz, viuda millonaria y madre de Carlos Gómez.

Por una confusión, don Fernando cree que el hijo que espera Amelia es de Pedro y los corre a los dos. Por el amor que Pedro siente por Amelia, guardia silencio, se casa con ella y asume la paternidad de la bebé, Luisa Fernanda.

Marissa le paga a Luis sus estudios de derecho en España. Carlos, a pesar de su corta edad, no se deja engañar, pues siempre ha sospechado que Luis es un vividor que se casó con su madre por dinero. Desde luego esto hace que la relación entre ellos sea insostenible.

Pasan los años y Luisa Fernanda está a punto de terminar la preparatoria. A lo largo de su vida cultiva dos grandes pasiones: tocar el violín y sembrar, técnica que aprendió de su papá Pedro. Un encuentro fortuito hace que Luis atropelle a Fernanda y éste le lleva al hospital donde trabaja Carlos.

Este evento da un giro a la historia. Por un lado, Fernanda, influenciada por su amiga Camila, hija del esposo de Mariana, decide demandar a Luis, para hacerse de dinero y poder ir al crucero de graduación; Luis pierde el caso y se ve obligado a indemnizar a Fernanda.

publicidad

Por su parte, Amelia se devasta al enterarse de que Fernanda está demandando a su propio padre; se desilusiona cuando Luis no la reconoce y ahora desea otra vida, por eso le pide el divorcio a Pedro.

Mientras tanto, entre Fernanda y Carlos crece un bello amor, sin embargo, no cuentan con el apoyo de Amelia, pero sí con el de Pedro, quien reconoce en Carlos a un buen hombre.

El sueño de Fernanda es estudiar música en la mejor escuela de México, pero no cuenta con que Luis, su padre biológico, le arruina sus planes, pero no sólo éste proyecto, Luis le mete el pie a Fernanda en cada oportunidad que tiene.

Pedro cae en una terrible depresión, pero la vida le tiene preparada una segunda oportunidad, mientras que Amelia sufre un lamentable accidente que le trae graves consecuencias.

La ex de Carlos le hace creer a éste que Fernanda y Luis son amantes; Carlos, por despecho, toma decisiones que pronto lamentará; por su lado, Fernanda no descansará hasta recorrer el camino que el destino le trazó, y una de esas rutas tiene que ver con sacar a flote el verdadero amor.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad