publicidad

Lo Imperdonable: Resumen Capítulo 27

Lo Imperdonable: Resumen Capítulo 27

Verónica, celosa, le exigirá a Martín, aún convaleciente, que le responda por qué le ocultó que Claudia iría a Mina Escondida.

Verónica (Ana Brenda Contreras), celosa, le exigirá a Martín (Iván Sánchez), aún convaleciente, que le responda por qué le ocultó que Claudia (Alicia Machado) iría a Mina Escondida.

Verónica asegura que Claudia sigue enamorada de Martín y que hasta Nanciyaga lo notó. Nanciyaga (Mar Contreras) revelará a Verónica y Martín que estarán unidos por sangre para siempre tras la transfusión, pero Verónica, desilusionada, terminará diciendo que eso no significa que puedan ser felices.

Virginia (Grettell Valdez) se da cuenta que se puso en riesgo al ingerir la Belladona. Trata de manera déspota a Matilde (Delia Casanova) y es hipócrita delante de sus tíos cuando le preguntan por su salud.

Martín tiene una pesadilla, donde Verónica le asegura que no es culpable de la muerte de Demetrio, pero Demetrio (Pablo Montero) le exige que cumpla su venganza.

Pablo (Sebastián Zurita) le dice a Ana Perla (Gaby Mellado) que jamás había conocido a una mujer como ella, acercándose poco a poco para besarla.

Manuel (Juan Ángel Esparza) asegura a Raymunda (Patty Díaz) que nadie lo comprende, ella le dice que lo cuidó desde chiquito y que lo quiere como a un hijo. Manuel como loco grita que la mina le corresponde a él.

Claudia va a la iglesia a ayudar. Para darles ánimo a los enfermos empieza a entonar una alabanza en voz alta y aplaudiendo, pero Crescencio llega y reprocha a Claudia su atrevimiento de hacer indecencias en la iglesia.

publicidad

Jorge (Juan Ferrara) agradece a Salma (Patsy) por haber aceptado a Emiliano (Sergio Sendel) como su hijo, ella contesta que lo hace por amor.

Verónica escucha cuando Claudia le dice a Martín que no ha descansado desde que salió de México. Verónica, molesta y celosa, le dice a Claudia que ocupe su lugar en la cama, para ver si así Martín tiene su noche de bodas.

publicidad
publicidad
El Team USA se está dando gusto con los catrachos en una noche redonda para los de Bruce Arena.
La primera jugada del segundo lapso terminó en el póker de anotaciones.
El pianista virtuoso Louis Schwizgebel practicó el preludio de Johann Bach mientras ejercitaba sus piernas. Eso sí, sin ver el teclado y en ropa de deporte.
publicidad