publicidad

Sí ¿acepto?

Sí ¿acepto?

Disfruta ya la entrada 24 del Blog de Lichita: Sí ¿acepto?

Si acepto

Todas hemos soñado alguna vez con casarnos, una gran boda, el marido perfecto y formar nuestra propia familia. Sin embargo, muchas veces este sueño lo cumplimos por las razones equivocadas, es ahí donde los matrimonios fallan y terminan ocasionándo un gran daño.

Yo me encuentro a punto de dar un gran paso en mi vida y no puedo negar que es una decisión tomada por motivos que probablemente no sean los correctos, pero todo esto me ha hecho darme cuenta que nuestra generación tiene una percepción muy diferente del matrimonio y todo el compromiso que éste implica.  

¿Qué tan vigente será el matrimonio en nuestros tiempos? Para la generación de mis papás lo era todo y estoy segura que muchas de ustedes coincidirán en esto conmigo porque probablemente sus abuelos, padres y madres les habrán contado del compromiso tan importante que representa la decisión de compartir el resto de tu vida con alguien.

He pensado en todas las cosas por las que mis papás han pasado juntos y en lo increíblemente maravilloso que debe ser tener la seguridad de que esa persona que está a tu lado es quien te acompañará hasta el final incondicionalmente… Pero ¿y si no estuviéras segura de que sea él? ¿Y si por ahí hay alguien más a quien nuestro corazón pertenece realmente? ¿Y si nos estamos traicionando?

publicidad

Creo que es normal tener dudas ante una decisión así y se necesita mucho valor para escuchar las respuestas que marca tu corazón, pero no olvides que es un compromiso serio y que la decisión que tomes será la mejor siempre que sea aquella con la que te sientas tranquila y feliz.

Es cierto que hoy las cosas han cambiado, no sé si sea que se han ido perdiendo los valores –como dicen por ahí-, o si el compromiso ya no tiene el mismo sentido que tenía en otros tiempos… Pero sea cual sea la razón, lo que debes tomar en cuenta siempre es que elegir a alguien para compartir tus días es una responsabilidad que adquieres contigo misma y con tu compañero ya que amar a alguien significa estar incondicionalmente.

 

Anterior   Siguiente

 

 

 

publicidad
publicidad
El elenco de 'Mi marido tiene familia' vivió el terremoto en la Ciudad de México mientras grababan algunas escenas de la telenovela y ellos mismo contaron lo que sintieron en ese angustiante momento.
En 'Totalmente diva', Arturo convenció a Eliza de participar en la última prueba del concurso sin contar que el día de la prueba Dino se filtraría para entrar al estudio y horrorizar a Eliza mirándola a espaldas de Arturo.
En 'Mi marido tiene familia', Blanca decidió enseñarle a cocinar a Julieta para sorprender a Robert, pero la primera clase entre suegra y nuera se convirtió en un caos.
En 'Mi marido tiene familia', Julieta se cansó de los reproches de Blanca y le reclamó por tratar de convencerla para impedir que ella y Robert se vayan a vivir a Estados Unidos. Ante la llegada de Robert, las dos fingieron cordialidad.
publicidad