publicidad

Por un amigo yo…

Por un amigo yo…

Disfruta ya la entrada 20 del Blog de Lichita: Por un amigo yo…

por un amigo yo

Seguramente has escuchado eso de que los amigos son la familia que uno elige. Pero ¿te has preguntado lo que serías capaz de hacer por uno de ellos?

A lo largo de la vida vas estableciendo relaciones que poco a poco se van tornando más estrechas y en las cuales logras una unión afectiva donde la comunicación, el apoyo, los momentos juntos y el cariño son los ingredientes que se mezclan perfectamente para construír una amistad.

Y es que tener amigos es sin duda uno de los valores más grandes que poseemos los seres humanos. Son el refugio al que acudimos cuando nos sentimos tristes o queremos simplemente ser escuchados, pero también son las personas con las que vivimos instantes inolvidables que se convierten en grandes historias.

Pero ¿qué pasa cuando una de esas personitas especiales atraviesa por un momento difícil? Creo que a ninguna de nosotras nos gusta ver sufrir a los que amamos, pero es inevitable que en el camino los lastimen o pasen por situaciones complicadas. Lo que sí podemos hacer es mantenernos a su lado y demostrarles que, por más difícil que esté el panorama, siempre te tendrán ahí para tomarles la mano y seguir adelante. Sé tan buena amiga como tú desearías que fueran para ti.

Un muy buen amigo acaba de pasar por una situación… digamos que no muy agradable ¿Qué hice? Tuve uno de mis sorpresivos impulsos e hice algo esperando poder ayudarlo a salir bien librado del mal momento. Tal vez en ese instante no me di cuenta pero, ahora que lo he pensado mejor, entendí que gran parte del valor de la amistad es precisamente eso: hacer por alguien aquello que nunca imaginaste movida por las ganas de ayudarlo a estar mejor.

publicidad

Después de todo la amistad habla mucho de nosotras mismas y es una forma muy linda de crecer personalmente mientras aprendes a compartir el cariño, ser generosa y reconocer en los demás la oportunidad de conocer un universo de cosas nuevas. Porque ser amigo no significa posesión ni obligación, quiere decir libertad, respeto, honestidad, reciprocidad y cariño incondicional en todo momento.

Y tú ¿qué harías por un amigo?

 

Anterior  Siguiente

publicidad
publicidad
publicidad