publicidad

No cantes victoria antes de tiempo

No cantes victoria antes de tiempo

Disfruta el Blog de Lichita: No cantes victoria antes de tiempo

blog Lichita

 

Hoy sentí tanta penita con las personas que más quiero, por decirles que ya había conseguido -por fin- un mejor puesto en mi trabajo, y me organizaron una fiestononón sorpresa para festejarlo con un chorro de gente. Lo que no sabían era que todo se me había volteado porque me hicieron una mala jugada, y me dijeron que siempre no.

  En ese momento no sabía si decirles, porque todos tenían carita de emoción, estaban sonriendo y toda la cosa. De hecho todavía no les digo y me siento la más horribilísima del mundo porque quedaré como una mentirosa, y odio eso.

¿Qué aprendí de esto? Pues a que no tengo que adelantarme con las cosas, porque por más que queramos gritar algo a los cuatro vientos será mejor asegurarlo, que suceda y ahora sí dar la gran noticia a todos.

De ahora en adelante tendré más cuidado con estas cosas, porque a veces puede que no pienses en las consecuencias y llegues a afectar a otros sin querer. Digamos que puedes darles falsas esperanzas que te harán quedar mal. Yo nomás no lo pensé y me aventé a decirles, y ahora no tengo idea de cómo salir de ésta. ¡Híjole!

Para llegar a cantar victoria, primero hay que echarle muchas ganitas a lo que hacemos y después disfrutar las mieles del triunfo. Cuando sientas que llueve sobre mojado y andes con tu cara toda ensopada, o que parece que todo está en tu contra, es cuando más hay que ser fuerte en la vida.

publicidad

Entonces, mi recomendación es: que ¡por favor te aguantes! para que no te pase lo que a mi, porque si no lo haces puedes perder la batalla y de paso la confianza. Para qué quieres que después hasta andes perdiendo credibilidad, no te das cuenta pero puedes afectar ese valor tan preciado.

Y pues ni modito, está vez ya la regué pero se los cuento para que no les pase y no se sientan culpables y los peores del universo como yo.

Me gustaría saber si a ti ya te pasó algo parecido y cómo lo resolviste. Cuéntamelo en los comentarios. Y, antes de despedirme, quiero dejarte una frase para que te motive también a superarte, porque es bueno tener metas en la vida, pero lo mejor es conseguirlas.

“Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa”.

Mahatma Gandhi.


Anterior    Siguiente

publicidad
Contenidos Relacionados
publicidad
publicidad