publicidad

William y Kate, los duques de Cambridge, son padres de una niña

William y Kate, los duques de Cambridge, son padres de una niña

"Su Alteza Real la duquesa de Cambridge dio a luz a una hija a las 08:34" en el hospital Saint Mary de Londres.

El príncipe George ya tiene una hermanita Univision

La duquesa Kate Middleton, esposa del príncipe William --segundo en la línea de sucesión al trono británico"dio a luz a una niña, según informó este sábado el palacio de Kensington.

En un comunicado, el palacio señaló que la pequeña vino al mundo a las 7:34 GMT del sábado en presencia del príncipe William, y tanto ella como la madre "están bien".

"Su Alteza Real la duquesa de Cambridge dio a luz a una hija a las 08:34 (07:34 GMT)" en el hospital Saint Mary de Londres. La niña, cuyo nombre no fue todavía difundido, pesó 8 libras y 3 onzas --3.7 kilos--.

Kate y la pequeña abandonaron este mismo sábado el hospital, lo que confirma que ambas se encuentran en magníficas condiciones.

Con su esposo a su lado, Kate, que llevaba un amplio vestido blanco y amarillo, posó frente a las cámaras con su pequeña dormida en brazos, tras lo cual los tres volvieron a entrar al centro hospitalario para preparar su marcha.

Pocos minutos después, volvieron a salir con la niña en una sillita de coche, que depositaron en el Range Rover negro que el propio Guillermo condujo hasta el palacio de Kensington, residencia oficial de la familia en Londres.

Imágenes: la hija de los duques de Cambridge

Será tratada como princesa

La recién nacida recibirá el tratamiento de princesa, en lugar de ser simplemente "lady", gracias a una reforma de la legislación que entró en vigor el pasado marzo.

La niña, cuyo nombre aún no se ha revelado, será pues la princesa de Cambridge -su hermano mayor, George, es príncipe de Cambridge-, y será tratada como "Su Alteza Real", título reservado anteriormente solo para los varones del hijo mayor del príncipe heredero.

Aunque en el día a día la pequeña será conocida como la princesa de Cambridge, si alguna vez requiere un apellido, para casarse o por cuestiones legales, este será Mountbatten-Windsor, según se indica en la página oficial de la monarquía.

publicidad

La larga espera

La llegada será saludada con más de 100 salvas de cañón en Londres. Ante el hospital, aficionados ataviados con ropas con la bandera británica acampaban en la acera, esperando con ansia la noticia. Un pregonero con un elaborado traje tradicional declaró con voz potente la noticia en la puerta del hospital, haciendo sonar la campana para dar la bienvenida a la nueva princesa.

Los turistas se llevaron la pieza más preciada de su gremio, más que cualquier "selfie": el momento "yo estaba ahí..." para impresionar a vecinos y familia por los siglos de los siglos.

"No estaba en nuestros planes de vacaciones pero nos dimos cuenta de que podría ocurrir durante nuestra estancia, es muy excitante estar aquí en este momento", explicó a la AFP la turista finlandesa Tiina Hamalanen, de 51 años.

Hamalen formaba parte de los visitantes que más a pecho se lo tomaron y acudieron directamente a las puertas del hospital de Saint Mary.

Los extranjeros dieron bastante juego a las televisiones durante la espera de 2 horas y 34 minutos entre el anuncio del ingreso de Catalina y el nacimiento de su hija.

En particular el grupo de hinchas del equipo de rugby francés del Toulon, que jugaba este sábado en Londres, y que llevaron sus cánticos a la maternidad, dándole al parto un aire de partido en Twickenham.

La salida del pregonero del hospital anunciando a gritos el nacimiento y la colocación del boletín real en un caballete a la entrada del palacio de Buckingham fueron dos momentos que capturaron especialmente la atención de los curiosos.

publicidad

El grupo de admiradores que llevaba más de 10 noches apostado ante el hospital Saint Mary celebraron la llegada del bebé como si fueran de la familia.

Se trata de un grupo heterógeneo -mayores, jóvenes, mujeres, hombres- que han forjado lazos de amistad a base de asistir a cuanto acontecimiento real se presenta.

"¡Es fantástico!", dijo Sadie Moran, una mujer de 45 envuelta en una bandera británica. "Es como un recuerdo de la princesa Diana", la abuela de la criatura, "estoy seguro de que Guillermo debe estar muy contento".

"Es un nuevo principio, que día asombroso. Ahora a esperar el nombre", agregó Moran, sobre la última incógnita que queda por despejar y que en el caso del príncipe Jorge tardó dos días.

El líder moral de la hinchada real es Terry Nutt, 80 años recién cumplidos al raso, frente al hospital -los duques de Cambridge le enviaron un pastel-, que ya asistió el nacimiento de los hijos de Lady Di.

"Estoy muy feliz por ellos. Es maravilloso que sea una niña, Diana estaría muy, muy orgullosa. Para serle honesto, yo también me siento orgulloso, he visto a Guillermo crecer", sentenció.

La cuarta en la línea de sucesión

La princesa es la cuarta en la línea de sucesión al trono y la quinta bisnieta de la reina Elizabeth II.

Los miembros destacados de la familia real habían sido informados y "están encantados con la noticia", señaló el comunicado oficial.

publicidad

Kate, que se casó con William en abril de 2011, dio a luz al príncipe Geoge en el mismo hospital en julio de 2013.

No se esperaba que las autoridades anunciasen el nombre de la recién nacida de inmediato. En el caso de Gerge, pasaron dos días antes de que se hiciera público su nombre.

La mayoría de las apuestas registradas en las últimas semanas apuntaban a que el bebé sería una niña, pese a la aparente falta de pruebas que respaldasen la teoría.

Los nombres más señalados en las apuestas eran todos de niñas, con Alicia y Charlotte como claros favoritos, seguidos de Elizabeth, Victoria y Diana. Todos esos nombres tenían una estrecha relación con la tradición real.

El príncipe Carlos indicó en dos ocasiones que le gustaría tener una nieta, lo que llevó a algunos a especular con que tuviera información sobre el tema.

Los Duques de Cambridge esperan a su segundo bebé Univision

Crece la popularidad de los duques

El nacimiento del segundo vástago de los duques de Cambridge coincide con un momento de popularidad de la pareja, que asume cada vez más compromisos y ayuda a la octogenaria reina en las funciones oficiales.

En medio de esta admiración, la soberana ha empezado a dejar espacio al príncipe William, segundo en la línea de sucesión a la corona, al asignarle más viajes al extranjero y dejarle participar en las audiencias de Estado que celebra en el palacio de Buckingham.

William ha visto cómo su agenda se ha engrosado en el último año, lo que es reflejo también, según los comentaristas reales, del aire fresco que aporta a la monarquía británica.

Estados Unidos, Japón o China han sido algunos de los destinos que han engrosado la agenda de Guillermo a nivel internacional, sin descuidar el apartado nacional, ya que los británicos ven a la pareja real como muy adaptada a los tiempos modernos.

publicidad

Las felicitaciones

En tanto, el primer ministro británico David Cameron encabezó las felicitaciones a los duques de Cambridge por la llegada de su segunda hija.

Los líderes políticos hicieron una pausa en las campañas electorales rumbo a los comicios del próximo 7 de mayo, para felicitar a la pareja.

“Estoy fascinado por ellos”, afirmó el primer ministro a través de su cuenta Twitter.

Congratulations to the Duke and Duchess of Cambridge on the birth of their baby girl. I'm absolutely delighted for them. " David Cameron (@David_Cameron) Mayo 2, 2015

Por su parte, el líder de la oposición, el laborista Ed Miliband felicitó a la pareja en un mitin político y también en su cuenta oficial de Twitter.

“Felicidades al duque y duquesa por el nacimiento de su hija. Les deseo mucha alegría y felicidad ¡y ojalá unas horas de sueño!, señaló Miliband.

Congratulations to the Duke and Duchess on the birth of their daughter. Wishing them lots of joy and happiness - and hopefully some sleep! " Ed Miliband (@Ed_Miliband) Mayo 2, 2015


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad