publicidad
Wildcats ubican a Longhorns

Wildcats ubican a Longhorns

Wildcats ubican a Longhorns

Luis Gómez elabora interesantes conclusiones luego de los resultados del TRI en Copa América, Copa Oro y Sub-20.

Wildcats ubican a Longhorns
Wildcats ubican a Longhorns

Con una temperatura de 90 grados, y unas tribunas medio vacías al inicio del partido, tal vez por ser un juego que se celebró por primera vez a las 2:30 de la tarde, lo primero que se venía a la mente, es la derrota que sufrieron los Longhorns con los Wildcats la temporada pasada, el 11 de noviembre en Manhattan, Kansas, donde por cierto, amargamente Colt McCoy, salió lesionado del terreno de juego.

Con 5 minutos recorridos, tras 6 pases y 5 acarreos, los Wildcats de Kansas State abrieron el marcador, tras un estirón de brazos por parte de Jordy Nelson, quien además logró 36 yardas con 4 recepciones en esta primera ofensiva Wildcat. La patada a cargo del especialista Brooks Rossman marcó el punto extra para que el marcador fuera a favor de los visitantes, quienes con relativa facilidad se pusieron 7-0.

publicidad

Sin embargo, con 3 minutos y 50 segundos restantes en el primer cuarto, los Longhorns de la Universidad de Texas lograron empatar el marcador, con una ofensiva de 15 jugadas que mostró una sorpresa anunciada por Acción Deportiva.

El Mariscal de Campo suplente, John Chiles, alternó su posicion y bajo el Mando del Mariscal abridor, Colt McCoy, logró un acareo de 11 yardas y una recepción de 9 yardas, pero quien sin lugar a dudas resaltó, fue el otro freshman, Vondrell McGee, quien jugó un papel importantísimo en esta primera ofensiva. Con toda la línea de Kansas poniendo el ojo en Jamaal Charles, McGee realizó tres acarreos, de pocas yardas pero de gran valía, pues el fue el anotador de esta ofensiva.

En este primer cuarto, el Entrenador en Jefe de los Longhorns, Mack Brown, dejaba claro que traía en mente un plan muy variado para este juego de apertura de conferencia, y hasta ese momento, todo iba saliendo bien a la ofensiva.

El Mariscal de Campo de Kansas State, Josh Freeman, supero a Colt McCoy en yardas, 78 para el líder Wildcat y 40 para el líder Longhorn en el primer cuarto.

En el Segundo cuarto, las defensivas de los dos contendientes que se vieron débiles en los primeros 15 minutos, cambiaron dramáticamente, pues pasaron a ser las protagonistas.

Tanto la defensiva Wildcat como la Longhorn, mostraron líneas cerradas, que no pudieron ser penetradas por los corredores de poder, donde el Mariscal de Campo Wildcat, Josh Freeman, tuvo que intentar pases largos con sus receptores abiertos, y que casi sorprende con un pase que Daniel Gonzalez recibió a centímetros de la línea de juego.

publicidad

Y de hecho, con cuatro minutos restantes en el reloj, Colt McCoy, quien tuvo que hacer lo mismo, intentar pases, no tuvo la misma suerte de Freeman, pues el Mariscal de Campo Longhorn lanzó una intercepción lograda por el defensivo Ian Campbell, quien con una anotación de 41 yardas y el punto extra de Rossman, Kansas superaba a UT 14-7.

Sin embargo, un castigo en contra de la defensiva de Kansas State, salvaba a UT de patear en la ofensiva sigueinte, dándole el 1-10 automático al equipo Naranja, y como por arte de magia, el McCoy, inseguro tras una intercepción en el juego, lanzó un pase de 26 yardas a la zona de anotación, donde en medio de dos defensivos, Quan Cosby, logró una recepción de forma notoria, con lo que tras el punto extra de Bailey, UT empataba 14-14.

El gusto duró poco, pues en la patada de salida, el regresador Wildcat, James Johnson, se fue hasta la zona de anotación con un regreso de 85 yardas. Johnson se iba a empezar a convertir en el dolor de cabeza de la defensiva Naranja.

Kansas State dejaba claro que sería una sombra pesada para Colt McCoy, quien lanzó otra intercepción convirtiéndose en tres puntos más tras un gol de campo de Rossman para los Wildcats, y John Chiles tuvo que terminar el cuarto, pues al parecer McCoy, quedó resentido tras la tacleada que recibió en su última intercepción. Luego en un comunicado, UT dijo que Colt tuvo una contusión cerebral ligera tras el duro golpe.

publicidad

Los equipos se fueron al medio tiempo con un marcador de 24-14 a favor de los Wildcats, resaltando los tristes números logrados por McCoy, quien conectó solamente 12 pases de 21, y regaló 2 dolorosas intercepciones, quedando muy por debajo de su acostumbrado 67 % de promedio que lo había mantenido como el Mariscal de Campo número 21 de la nación.

La segunda mitad inició con un aguacero, que dificultó mucho las primeras dos ofensivas. La lluvia disminuyó su fuerza y con ello la línea ofensiva Naranja. Los defensivos Wildcats empezaron a penetrar fácilmente y con ello a presionar cuerpo a cuerpo a Colt McCoy, a quien pareciera que en cuanto más difícil se le ponen las cosas, mejor trabaja, pues sigilosamente logró quitarse en dos ocasiones hasta 5 defensivos en incluso conectar pases .

Esto le valió a los Longhorns avanzar y anotar por la vía terrestre con un acarreo de Jamaal Charles quien se encargó de poner el marcador Naranja en 20 puntos, y que Ryan Bailey lo dejó en 21-24, aún a favor de los Wildcats.

Los amargos altibajos en las lecturas de receptores en Colt McCoy, se volvieron a hacer presentes, y con 4:25 restantes en el tercer cuarto, tiró un pase a tierra de nadie que fue interceptado por el Wildcat número 22, Justin, McKinney, dejando a Kansas State en la yarda 40 del territorio Naranja.

Esto fructificó en otro gol de campo a cargo de Rossman, quien alejó nuevamente a los Wildcats 27 a 21 de los Longhons. Esto anunciaba ya un cerrado final, que no había favorecido a los Longhonrs hasta el momento.

publicidad

Con dos minutos en el reloj del Estadio Memorial, Jordy Nelson de los Wildcats, demostró por qué es uno de los regresadores de patadas más importantes del Big XII, logrando otra anotación para Kansas State de 81 yardas, donde hilado a otra intercepción en contra de Colt McCoy, lograda por el defensivo Sophomore Wildcat, Courtney Herndon y que James Johnson, la pesadilla de los Longhorns, concretó, el marcador rápidamente se iría 41-21 a favor de Kansas State.

Esto hizo que los 84 mil 864 espectadores que finalmente acudieron al Memorial, empezaran a vislumbrar y entender la realidad de un equipo que esta temporada materialmente ya no logrará el campeonato nacional, que dificílmente llegará a la final de la Conferencia del Big XII y que además, se preparan para enfrentar a un poderoso Oklahoma el sábado entrante, en el tradicional Cotton Bowl.

UT tras este duro golpe, cae del 7 sitio en el ranking nacional de AP (el de mayor importancia) al 19, tras un partido contra Kansas State, en el que por primera vez a los Longhorns en un mismo partido en su historia les anotan con un regreso de patada, un despeje e intercepción, graves errores sin lugar a dudas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad