publicidad
.

Whitman niega haber recibido carta alertando sobre indocumentada; Abogad...

Whitman niega haber recibido carta alertando sobre indocumentada; Abogada la cuestiona

Whitman niega haber recibido carta alertando sobre indocumentada; Abogada la cuestiona

La candidata a la gobernación de California, Meg Whitman, negó este jueves saber antes de 2009 que la nana de sus hijos fuese indocumentada

"Ella también falsificó documentos y nos mintió durante nueve años"

LOS ÁNGELES, California - La candidata a la gobernación de California, Meg Whitman, negó este jueves a Univision34 saber antes de 2009 que la nana de sus hijos y mucama durante nueve años fuese una inmigrante indocumentada, y aseguró que en todo momento la mujer le mintió, falsificó documentos y fue despedida cuando le confesó la verdad.

La mucama, Nicky Díaz, denunció el miércoles que la empresaria la explotó durante nueve años, le debe dinero y que la había despedido cuando le confesó que era indocumentada en 2009, a pesar de que supuestamente siempre lo supo.

"Ella también falsificó documentos y nos mintió durante nueve años", dijo Whitman en entrevista con nuestra Claudia Botero, quien le cuestionó por qué, cuando la inmigrante mexicana Nicky Díaz le pidió ayuda para legalizar su situación en 2009, la despidió en lugar de darle una mano, siendo que la describió como una "amiga de la familia".

"Siempre puedes mirar atrás y haber hecho las cosas de otra manera", dijo la republicana, pero "estaba conmocionada...¡nueve años! ¿Por qué no me dijiste", dijo Whitman que le dijo a la empleada. "Fue una decisión muy dura pero sabía que tenía que dejarla ir", explicó Whitman en la entrevista con Botero, que será transmitida en Noticias34 a las 6pm.

publicidad

Whitman, quien ha dicho que las revelaciones de Díaz son parte de una campaña de descrédito de su rival, el demócrata Jerry Brown, y la supuesta aliada de este, la abogada Gloria Allred, también negó haber recibido carta alguna de la Administración del Seguro Social en 2003 advirtiéndole que su empleada pudiera estar utilizando un número falso de seguro social, un claro indicio de su estatus de indocumentada.

"Yo nunca la recibí ni mi esposo la recibió, entonces yo no sé nada de esta carta", dijo Whitman a Univision34.

Allred, abogada de la ex empleada de Whitman en una demanda por salarios no pagados, mostró el jueves la carta que supuestamente le envió la Administración del Seguro Social a Whitman y a su esposo, Griffith Harsh, y dijo que éste escribió una anotación al pie del documento pidiéndole a la empleada: "Por favor, verifica esto".

La abogada dijo que la anotación prueba que Whitman y su marido sí recibieron la carta advirtiéndoles la irregularidad: "Hoy hemos probado con la publicación de esta carta que Meg Whitman le mintió a la prensa cuando dijo, y cito, 'nunca recibimos esa carta y notificación', cierro la cita".

"Su intento de engañar al público y ocultar el hecho de que sabía que estaba empleando a una trabajadora indocumentada mucho antes de despedir a Nicky en 2009 ha fracasado. Meg Whitman queda expuesta como una mentirosa y una hipócrita", agregó Allred, quien en el pasado ha donado dinero a las campañas de Jerry Brown, rival de Whitman a la gobernación.

publicidad

Whitman proveyó a Univision34 una serie de documentos que dice son de la agencia de empleo en donde consiguió a Díaz, y en donde aparece una tarjeta de Seguro Social a nombre de la empleada, licencia de conducir, y a la pregunta "¿puede aceptar empleo legalmente?", la contestación de "sí". 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad