publicidad
Una residente de Fresno protesta en contra de Whitman y en favor de Nicky, empleada doméstica indocumentada.

Whitman criticada por mal trato a latinos

Whitman criticada por mal trato a latinos

Whitman es duramente criticada por el escándalo desatado por haber contratado a empleada indocumentada.

Una residente de Fresno protesta en contra de Whitman y en favor de Nick...
Una residente de Fresno protesta en contra de Whitman y en favor de Nicky, empleada doméstica indocumentada.

“Whitman no tiene vergüenza”

LOS ÁNGELES, California - El sindicato Service Employees International Union (SEIU) aseguró en un anuncio que la candidata republicana a gobernadora, Meg Whitman, "no tiene vergüenza" por su trato a los latinos.

La organización sindical, que contribuyó recientemente con 5 millones de dólares a la campaña del rival de Whitman, Jerry Brown, cuestionó la integridad de la después de saberse esta semana que la política tuvo contratada como empleada del hogar a una inmigrante indocumentada.

“Una mujer de dos caras"

"Whitman ataca a los trabajadores indocumentados para ganar votos, pero una mujer indocumentada trabajó en su hogar durante 9 años. Whitman dice una cosa en español y algo diferente cuando habla en inglés", señala el anuncio de SEIU, que concluye diciendo: "la verdadera Whitman no tiene vergüenza, es una mujer de dos caras".
publicidad

El sindicato aprovechó el escándalo destapado por la abogada Gloria Allred cuando presentó a la prensa el caso de Nicandra "Nicky" Díaz, una mexicana que trabajó ilegalmente en el servicio doméstico de Whitman entre 2000 y 2009.

Nicky, entre lágrimas, relató cómo fue despedida por la republicana cuando en junio de 2009 le pidió ayuda para regularizar su situación en el país y aseguró que Whitman supo durante todos esos años que ella era una trabajadora indocumentada.

Las declaraciones de Nicky pusieron en cuestión la credibilidad de Whitman.

Whitman insistió en que se enteró de la situación ilegal de Nicky cuando ella se lo comentó en 2009 y poco después la despidió porque era "lo correcto", aunque le "rompió el corazón".

"Nosotros cumplimos las leyes", dijo Whitman quien acusó al entorno de su rival político Brown de estar detrás de un plan de "destrucción personal" en su contra.

 La republicana aseguró que estaría dispuesta a someterse a la prueba del detector de mentiras para certificar que no sabía que Nicky era una trabajadora ilegal, ya que la contrató a través de una agencia y aparentemente tenía la documentación correcta, dijo.

Tras las declaraciones de Whitman negando la versión de su cliente, Allred mostró a los medios de comunicación una carta de las autoridades de EU. fechada en 2003 en la que se informaba a la familia de Whitman de que había problemas con la información laboral relativa a Nicky.

publicidad

En ese documento había un texto manuscrito que la abogada indicó que correspondía al marido de Whitman, el doctor Griffith Rutherford Harsh IV.

En un primer momento Whitman negó que tuviese conocimiento de esa misiva e insinuó que Nicky podría haberla robado, si bien posteriormente el médico aceptó que fuera posible que hubiera tenido en sus manos el documento, que según Allred prueba que sabían que Nicky era ilegal.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad