publicidad
Tatuajes al desnudo

Ofrecen en Miami borrar tatuajes a víctimas de tráfico sexual

Ofrecen en Miami borrar tatuajes a víctimas de tráfico sexual

Un negocio en Miami ofrece borrar tatuajes gratis a mujeres víctimas de tráfico sexual.

Tatuajes al desnudo
Tatuajes al desnudo

Miami, Las Vegas y San Francisco son las “capitales” en Estados Unidos del tatuaje, considerado un arte por aquellos que buscan modificar el color de la piel mediante un dibujo o un texto, incluidos los proxenetas que marcan a sus víctimas de tráfico sexual.

Uno de los lugares preferidos para los amantes de esta milenaria técnica, de inyectar tinta con agujas en la epidermis de una persona, es Miami Beach, donde abundan los negocios que se dedican a este trabajo por el cual pueden cobrar desde 100 dólares por un tatuaje sencillo hasta miles por uno complicado.

Pero en el número 1218 la Avenida Washington de Miami Beach llama la atención un negocio en especial: “Miami Tatto Co.” que desde hace varios meses ofrece borrar los tatuajes gratis a mujeres que han sido víctimas de tráfico sexual.

Para estas mujeres muchas veces las cicatrices de su pasado viven en tatuajes, incluso después de que estén libres.

Su dueña Amor Sierra, hija de padres inmigrantes de Cuba y Honduras, dice que dejó su trabajo en el mundo corporativo para adquirir el local hace dos años y medio como “una señal de Dios” en su Iglesia Cristiana y para ayudar a estas personas.

“Yo antes pensaba que eso del tráfico sexual sólo sucedía en otros países no aquí en Estados Unidos”, señaló a Notimex Sierra sentada en uno de los sillones que adornan su local en la concurrida Miami Beach.

publicidad

Sierra cuenta que “una de las formas de los pimps (proxenetas) para marcar a las mujeres como de su propiedad son los tatuajes, muchas veces con los nombres de ellos”, apuntó Sierra.

Señaló que uno de los casos más dramáticos que han tenido fue el de una chica de 19 años que estuvo capturada y amenazada por su pimp durante cinco años en Tampa.

“Ella tenía tatuado el nombre del pimp cerca de la ingle y fue bien impresionante verla dos días seguidos como cambió desde que llegó y cuando al fin le quitaron ese tatuaje se liberó del miedo”, apuntó.

En Estados Unidos miles de mujeres y niñas son forzadas al tráfico sexual cada año y el sur de Florida es la tercera área de Estados Unidos para el tráfico sexual, de acuerdo con el Departamento de Justicia.

Sierra comentó que muchas veces los tatuajes de las víctimas se borran y otras veces se cubren.

La labor que realiza Sierra en su negocio se complementa con una misa todos los domingos en su local, la cual es oficiada por un sacerdote.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad