publicidad
A medida que crecen tus hijos y pasan al siguiente nivel escolar, sus libros de texto suelen ser más caros, por lo que alquilar es una gran opción.

Una mujer es rescatada tras dejar una nota de auxilio entre los deberes de su hijo

Una mujer es rescatada tras dejar una nota de auxilio entre los deberes de su hijo

Una profesora leyó el pedido de auxilio y organizó una operación con la policía. El marido la tenía presuntamente aislada, la golpeaba y llegó a prender fuego a la cama para amenazarla.

Vivía en la prisión que su marido le había construido: no podía salir a la calle sin él, le había prohibido utilizar un portátil y jamás la dejaba entrar en las redes sociales.

Presuntamente la maltrataba tanto verbal como físicamente. Llegó a estrangularla y a prenderle fuego a la cama a modo de amenaza. Así era la vida de una mujer originaria de Uruguay que residía en España hasta que la Policía Nacional pudo intervenir para liberarla.

Solo lo pudo hacer después de recibir una denuncia de una profesora, quien encontró entre los deberes de uno de sus alumnos una nota donde se describía todo el sufrimiento que estaba padeciendo. La había escrito la mujer maltratada. Aprovechó las tareas de su hijo para colocar un papel pidiendo auxilio con la esperanza de que todo acabara.

La maestra, al leer el mensaje, advirtió a la Policía de la comisaría de Torremolinos-Benalmádena y conjuntamente organizaron una estrategia para acabar con esa situación. Citaron a los dos padres a un encuentro con la excusa de hacer un seguimiento a su hijo y así para poder arrestar al presunto abusador.

Una vez en el colegio, se les separó: él se quedó fuera y la mujer fue a encontrarse con los supuestos tutores. Sin embargo, la estaba esperando un agente de la policía que la entrevistó para poder conocer más detalles de su situación y poder actuar contra su esposo.

publicidad

Ella confirmó lo que había escrito en la nota: los insultos eran constantes, la sometía a una extrema vigilancia y la recluía en su casa. También reafirmó los golpes, empujones, estrangulamientos y las amenazas.

Con toda esa información, las autoridades consiguieron arrestar a J.C.T, de 52 años, también uruguayo, al que acusan de malos tratos familiares.

Hoy todo terminó y, pese a que vive bajo vigilancia y protección policial, puede respirar libre por las calles de Banalmádena (una ciudad de Málaga, en el sur de España), según fuentes de la Subdelegación del Gobierno, citadas por la prensa española.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad