publicidad
.

Violan derechos humanos condiciones de calor en prisiones texanas logo-n...

Prisiones costeables para inmigrantes

Violan derechos humanos condiciones de calor en prisiones texanas

Violan derechos humanos condiciones de calor en prisiones texanas

Altas temperaturas que se registran durante el verano en las prisiones de Texas crean condiciones inhumanas.

Prisiones costeables para inmigrantes
Prisiones costeables para inmigrantes

Han muerto 17 reos

DALLAS - Las altas temperaturas que se registran durante el verano en las prisiones de Texas crean condiciones que son violatorias de los derechos humanos, denunció hoy la Clínica de Derechos Humanos de la Escuela de Leyes de la Universidad de Texas.

En un informe elaborado sostiene que 14 reos han muerto desde el 2007 a causa del calor dentro de las cárceles que conforman el sistema penitenciario de Texas.

El informe argumenta que las peligrosas temperaturas violan la prohibición de la constitución de Estados Unidos contra el "castigo cruel e inusual", así como los derechos humanos de los internos.

"Nosotros decimos que esto es inhumano, que es un tratamiento degradante y que es una cuestión de gravedad ", dijo en un comunicado Ariel Dulitzky, director de la Clínica de Derechos Humanos de la Escuela de Leyes de la Universidad de Texas, y coordinador del reporte.

publicidad

“Así que creemos que ésto está cerca de la tortura, pero no llamamos a esto tortura", indicó.

Dulitzky, dijo que el reporte será presentado al Departamento de Justicia Criminal de Texas (TDCJ) a cargo de manejar las prisiones en la entidad y sus conclusiones también se harán llegar a la Comisión Interamericana de la Subcomisión de Naciones Unidas sobre la Prevención de la Tortura y los Derechos Humanos.

Las prisiones de Texas carecen de aire acondicionado o sistemas de enfriamiento contra el calor, con la excepción de sus hospitales, centros psiquiátricos, armerías y las oficinas de los guardias.

Los prisioneros pueden comprar abanicos para hacer circular el aire en sus celdas a un precio de 22.50 dólares.

El informe sostiene que el precio es prohibitivamente costoso y advierte que de acuerdo con el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) estos aparatos no son efectivos en la prevención del golpe de calor cuando las temperaturas superan los 32 grados centígrados a 35 por ciento de humedad.

Datos del propio Departamento de Justicia Criminal de Texas muestran que las temperaturas dentro de los edificios de la prisión llegan a parámetros considerados extremadamente peligroso por el Servicio Meteorológico Nacional.

Un documento del TDCJ mostró que el índice de calor registrado en el interior de la Cárcel Hutchins en Dallas el 19 de julio de 2011, llegó a 48 grados centígrados antes de las 09:30 horas y alcanzó un máximo de más de 65 grados por la tarde.

publicidad

El informe sostiene que Texas debería unirse a otras entidades del sur y suroeste del país que prohíben que las temperaturas suban por encima de los 30 grados en el interior de sus centros penitenciarios.

"Debido a que el Departamento de Justicia Criminal de Texas ejerce un control total sobre los presos en sus instalaciones, también tiene la responsabilidad de garantizar la vida y la salud de todos los reclusos", dijo Dulitzky.

El informe señala que el TDCJ tiene procedimientos de enfriamiento para los establos de cerdos de su propiedad, pero no tiene procedimientos de enfriamiento adecuados para celdas de los presos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
La exprimera dama se emociona visiblemente al escuchar el himno nacional de EEUU en la base aérea Andrews.
Caras de tristeza, alegría y nerviosismo, de todo un poco se pudo ver en el acto de nombramiento de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos.
publicidad