publicidad
Octubre sangriento en Juárez

Viernes negro: ataques terroristas en tres continentes dejan más de 50 muertos

Viernes negro: ataques terroristas en tres continentes dejan más de 50 muertos

Una ola de ataques terroristas sacudieron a Francia, Túnez y Kuwait de manera casi simultánea: el saldo rojo es de por lo menos 50 muertos.

Octubre sangriento en Juárez
Octubre sangriento en Juárez

Este viernes se ha convertido en un día negro para la comunidad internacional. Una ola de ataques terroristas sacudió a Francia, Túnez y Kuwait de manera casi simultánea. El saldo de los tres atentados, en los tres continentes, suma más de 60 muertos.

Los hechos más sangrientos ocurrieron en Susa, centro turístico de Túnez, donde al menos 39 personas perdieron la vida y otras 39 resultaron heridas luego de que dos hombres abrieran fuego contra los turistas que se encontraban en la playa frente al hotel de cinco estrellas Imperial Marhaba. Esta zona es conocida por captar al turismo internacional.

El atentado también afectó al complejo turístico contiguo Soviva Resort. Varios testigos relataron a medios locales que los hombres llegaron a la playa en una lancha inflable y que, al bajar, comenzaron a disparar a las personas que se encontraban tomando el sol.

publicidad

Después siguieron los disparos en los hoteles. Varios extranjeros corrieron a refugiarse sin entender lo que estaba pasando. Algunos testigos afirman que los agresores también traían granadas.

FOTOS: Imágenes de los tres atentados

La mayoría de las víctimas son alemanes y británicos. La prensa local reporta que entre los fallecidos hay personas de por lo menos seis diferentes nacionalidades.

Uno de los atacantes fue abatido entre el intercambio de disparos con las fuerzas de seguridad. Las imágenes lo mostraban vestido totalmente de negro, tendido sin vida en el piso, boca abajo, con una ametralladora sobre su cabeza. La policía desplegó un fuerte operativo de seguridad para buscar al segundo sospechoso, que después fue capturado.

Testigos que se encontraban en uno de los hoteles atacados explicaron a Efe que "dos o tres hombres entraron con fusiles en el hotel y abrieron fuego contra las personas que encontraban a su paso".

"Nosotros logramos salir corriendo y nos escondimos en la habitación. Ibamos a bajar a la calle y oímos gritos y avisos por megafonía", explicó por teléfono uno de los testigos, que pidió no ser identificado.


publicidad

En Kuwait, la mezquita chiita Imán al Sadik fue atacada en la capital, mientras se encontraban en la oración del mediodía, por un suicida que portaba un cinturón cargado de explosivos y que fue identificado por las autoridades locales como Abu Suleiman al Muahid.

Al menos 27 personas murieron y otras 227 resultaron heridas, informó el Ministerio de Interior. El gobierno local describió el episodio como un crimen con el que se pretende "desgarrar la unidad nacional" del emirato del Golfo Pérsico.

El Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) se atribuyó el ataque en un comunicado difundido en internet, cuya autenticidad no ha podido ser verificada. En el mensaje acusan a los chiíes de promover el politeísmo y de intentar propagar su ideología entre los suníes, credo musulmán con el que se identifican los yihadistas.

En Francia una persona murió decapitada y otras dos resultaron heridas luego de un ataque contra un complejo industrial en la ciudad de Saint-Quentin-Fallavier, en el sureste del país. 

publicidad

La víctima era el gerente de la empresa de reparto en la que trabajaba el supuesto autor del crimen, quien ha sido identificado por las autoridades como Yasin Salhi, de 35 años. El hombre llegó en una furgoneta que contaba con una autorización para entrar al lugar.

Según los primeros indicios, Salhi llevaba dentro del vehículo el cadáver del gerente de su empresa de reparto, con sede en la vecina localidad de Chassieu, a quien probablemente asesinó esta misma mañana. Una vez allí, se dirigió a un extremo de la fábrica, dejó la cabeza del difunto sobre una valla junto a banderas con inscripciones islámicas y depositó el cuerpo a una decena de metros.

Luego de hacer esto, el presunto asesino se dirigió a la entrada de la empresa y lanzó la furgoneta contra un conjunto de bombonas de gas. El impacto provocó una fuerte explosión. 

Una estación de bomberos fue alertada por la detonación y varios efectivos se dirigieron hacia Air Products, donde uno de ellos consiguió reducir por la fuerza al supuesto asesino. Todo fue grabado por dos cámaras de seguridad de la zona.

Otra persona fue arrestada por las fuerzas de seguridad, aunque todavía se ignora su implicación en los hechos.

Posteriormente fue detenida la mujer del presunto autor de los actos, que vivía desde hacía seis meses en la cercana localidad de Saint-Priest con su marido y sus tres hijos.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad