publicidad

Víctimas en condición crítica tras desplome de bar en North Bay Village

Víctimas en condición crítica tras desplome de bar en North Bay Village

Al menos 33 personas fueron heridas cuando se desplomó un bar de North Bay Village mientras que disfrutaban del campeonato entre el Miami Heat y los Spurs.

MIAMI, Florida - Al menos 33 personas fueron heridas y 24 resultaron hospitalizadas debido al desplome de un restaurante en la Bahía de Biscayne mientras miraban el partido del Miami Heat y los Spurs la semana pasada.

El restaurante y bar Shuckers, localizado en North Bay Village, tenía aproximadamente 100 personas disfrutando el partido en su terraza en la bahía cuando varios testigos escucharon el ruido de madera partiéndose. Segundos después, antes de poder reaccionar, la terraza se desplomó en el agua.

Este fin de semana varias de las víctimas se aparecieron con abogados a la escena para evaluar la escena y calcular posibles demandas por lo ocurrido.

Dos de las víctimas están en condición crítica en hospitales cercanos, pero no se han reportado muertes.

El accidente ocurrió poco después de las 10 p.m. el jueves durante el cuarto juego de las finales de la NBA.

Algunos testigos relataron a medios locales que gran parte de los aficionados se levantaron al unísono para celebrar una canasta y la terraza se derrumbó sobre el agua. Con ella cayó cerca de un centenar de personas.

Decenas de bomberos de varios departamentos locales asistieron a esta isla localizada en el noreste del Condado Miami-Dade, a solo minutos de Miami Beach.

Aunque el agua no era profunda, los escombros y la cantidad de gente hizo que el rescate se dificultara.

Chris Volz, uno de los presentes en el lugar, narró al Miami Herald que estaba sentado en la esquina oeste del establecimiento, a unos 10 pies de donde la terraza se desplomó.

publicidad

"Todo el mundo estaba mirando el juego. Sonó como un tren de carga y, de pronto, todo el mundo había desaparecido. La terraza cedió en forma de una V". Dijo que todo ocurrió en una fracción de segundo y que nadie tuvo la oportunidad de escapar.

Asimismo, añadió que los camareros se sumergieron en el agua para ayudar a rescatar a los clientes.

Por su parte Crystal Infante, de 23 años, estaba comiendo y viendo el juego cuando la cubierta se derrumbó. Infante dijo que el agua no estaba lo suficientemente profunda pudo ponerse de pie, pero era difícil para salir porque la madera, sombrillas, mesas, sillas y otros desechos les cayeron encima.

Video: Víctimas del derrumbe de Shuckers

Video: Se desploma restaurante y bar en North Bay Village

El restaurante continua cerrado hasta nuevo aviso mientras que las autoridades determinan la causa del desastre. En el 2009 el registro del Condado Miami-Dade muestra que el dueño del restaurante consiguió permisos para hacerle renovaciones masivas a la propiedad pero dejó que los permisos se expiraran sin efectuar los cambios a la estructura.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad