publicidad

Víctima de tigresa había tomado alcohol

Víctima de tigresa había tomado alcohol

Una de las tres víctimas del ataque de una tigresa en San Francisco estaba alcoholizada y admitió haberle gritado y agitado sus manos al animal.

Paul Dhaliwal, de 19 años, le expresó al padre del joven que murió

-Carlos Sousa Jr., de 17 años-, que los tres gritaron y agitaron sus

manos frente a la tigresa de 350 libras, pero reiteró que nunca le

lanzaron ningún objeto para provocarlo, de acuerdo con una declaración

jurada obtenida por el diario San Francisco Chronicle."Como resultado de esta investigación, (la policía cree que) el tigre

podría haber sido irritado/agitado por sus eventuales víctimas", de

acuerdo con la inspectora Valerie Matthews, que preparó la declaración

jurada.La policía cree que "este factor contribuyó a que el tigre se escapara

de su lugar de encierro y atacara a sus víctimas", sostuvo.El padre de Sousa, Carlos Sousa Sr., manifestó que Dhaliwal le dijo que

los tres se encaramaron sobre una verja de metal de unos 90 centímetros

(3 pies) a unos pocos centímetros del borde de la fosa del tigre."Cuando bajaron (de la verja) escucharon un ruido entre los arbustos, y

el tigre estaba saltando por encima de los arbustos hacia él (Paul

Dhaliwal)", indicó el documento difundido el jueves.En la orilla de la verja, la policía encontró una huella parcial que

coincidía con el tipo de zapato que tenía puesto Paul Dhaliwal el día

del incidente, apuntó Matthews en el documento.Según lo reportado, Paul Dhaliwal le dijo a Sousa que ninguno de ellos

publicidad

había dejados sus pies colgando sobre el hábitat del feroz animal.Las autoridades creen que el tigre saltó o trepó para salir del predio

donde permanecía encerrado, que tenía un muro de cerca de 1.20 metro (4

pies) menos que la altura mínima recomendada.La declaración también cita multiples reportes de un grupo de jóvenes

molestando a numerosos animales en el zoológico, reportó el San

Francisco Chronicle.

Mark Geragos, abogado de los hermanos Dhaliwal, no respondió de

inmediato a un llamado telefónico de la Associated Press. Con

anterioridad ha expresado que los jóvenes no irritaron al animal.Los llamados a Sousa y Michael Cardoza, abogado de la familia Sousa, tampoco fueron respondidos.Los exámenes de toxicología mostraron que el nivel de alcohol en la

sangre de Dhaliwal era de 0.16, el doble del límite legal permitido

para manejar, de acuerdo con la declaración jurada.Su hermano de 24 años, Kulbir, y Sousa, también tenían alcohol en la

sangre, aunque su nivel estaba dentro del permitido por las leyes, dijo

Matthews.Los tres también tenían marihuana en sus sistemas, indicó Matthews.

Kulbir Dhaliwal expresó a la policía que los tres habían fumado

marihuana y bebido "unos tragos de vodka" antes de salir de San José

hacia el zoológico el día de Navidad, indicó el documento.Por otro lado, la policía encontró una pequeña candidad en el BMW 2002

publicidad

de Kulbir Dhaliwal, vehículo en el cual las víctimas del feroz ataque

viajaron hacial el zoológico. En el automóvil también estaba una

botella de vodka parcialmente llena, según los documentos de la corte.Los investigadores también recuperaron mensajes e imágenes de teléfonos

celulares, pero aparentemente no hallaron evidencias que los incrimine

en relación al ataque de la tigresa, afirmó el San Francisco Chronicle.Sam Singer, portavoz del Zoológico de San Francisco, dijo aún no había

visto los documentos pero que él pensaba que las víctimas habían

irritado al animal, a pesar de que ellos lo han negado en todo momento."Esos hermanos dibujaron una imagen completamente diferente al público

y la prensa", comentó Singer, en entrevista con la Associated Press.

"Ahora está comenzando a relucir lo que ellos dicen que no es verdad".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad