publicidad
El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

Hackers militares espiaron conversaciones entre las FARC y periodistas

Hackers militares espiaron conversaciones entre las FARC y periodistas

Al mismo tiempo que habla de paz con la guerrilla, el gobierno de Colombia desarrolla una guerra no convencional.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.
El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

Quedan al descubierto las operaciones de inteligencia del gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

Por Casto Ocando y Gerardo Reyes

Al mismo tiempo que habla de paz con la guerrilla en Cuba, el gobierno de Colombia desarrolla una guerra no convencional contra las FARC a través del espionaje electrónico.

Grupos de hackers de la inteligencia militar colombiana interceptaron miles de correos electrónicos entre voceros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en La Habana, y decenas de periodistas internacionales que cubren las negociaciones de paz entre el grupo guerrillero y el gobierno de Juan Manuel Santos.

La colección de correos electrónicos interceptados a los cuales tuvo acceso exclusivo Univision, incluyen más de 2,600 comunicaciones entre Hermes Aguilar y Bernardo Salcedo -ambos portavoces de las FARC en Cuba- con periodistas de agencias de noticias internacionales como AP, Reuters, Notimex, Prensa Latina, EFE, la alemana DPA, la francesa AFP, y de medios de América Latina y Europa como El Tiempo y Radio Caracol de Colombia, la Televisión española TVE, el canal RTL y el diario De Telegraaf, ambos de Holanda, el periódico GARA del País Vasco, y los diarios alemanes Suddeutschen Zeitung y Junge Welt, entre otros.

publicidad

Los correos incluyen solicitudes de entrevistas e información en general a miembros de las FARC que forman parte de la delegación de las conversaciones de paz en Cuba.

A principios de esta semana, estalló un escándalo en Colombia por la existencia de un centro de inteligencia e intercepción de correos electrónicos presuntamente manejado por las fuerzas militares de ese país. Según la revista Semana, la oficina, que operaba tras la fachada de un modesto restaurante en  Bogotá, habría estado dedicada a espiar las comunicaciones de los negociadores que participan en las conversaciones de paz en La Habana.

Artículo: La lista de periodistas y medios espados por el ejército de Colombia.

Acceso a las cuentas

Hasta ahora no se había dado a conocer ningún mensaje interceptado, pero Univision logró el acceso a dos cuentas de correos interceptados con un total de 2,638 mensajes.

Ninguno de los correos conocidos por esta cadena contienen comunicaciones de los negociadores. De acuerdo con una fuente militar, la oficina de intercepción podría haber recolectado varios miles de otros correos pertenecientes a varios miembros del alto mando de las FARC.

“Aquí se ha abierto una caja de Pandora y vamos a seguir viendo este patrón no tan sólo en Colombia y Cuba sino alrededor del mundo desgraciadamente”, dijo Vicente Pimienta, un experto de seguridad en internet y proveedor de Internet.

publicidad

Entre los correos dentro de esa caja de Pandora encontrados por Univisión, se encuentra uno enviado en Noviembre pasado al vocero de las FARC, Bernardo Salcedo. En el mismo, la corresponsal de la Televisión Española en La Habana, Sagrario García-Mascaraque, solicitó una entrevista con los guerrilleros.

“Les escribo para que comprueben por favor que estoy incluida en su listado de direcciones”, escribió la periodista española al correo de Salcedo, dialogoshabanafarc@yahoo.es dialogoshabanafarc@yahoo.es>

“Les reitero también mi interés en realizar una entrevista con el "Sargento Pascuas", uno de los guerrilleros más veteranos de las FARC ó con alguno de los guerrilleros que se sientan en la mesa de diálogo”, agregó.

Dos horas después, Salcedo respondió que esperaban indicaciones para establecer un centro de prensa, y que “por estos momentos” no iban a conceder entrevistas ni “con el Sargento Pascuas u otro de nuestros delegados”.

Periodistas enfadados

La corresponsal confirmó a Univision el contenido de las comunicaciones y reaccionó indignada.

“No me debería sorprender porque ahora todos lo hacen, Estados Unidos con jefes de estado, pero me molesta y me enfada que violen así la privacidad”, dijo.

Entre los correos hay otros mensajes que seguramente los periodistas confiaban en que quedarían entre ellos y el vocero, como este que envió un reportero holandés: “Seremos los primeros de la televisión holandesa. Otros países o periódicos, no importa”.

publicidad

Marisol Gómez Giraldo, editora encargada del proceso de paz del Tiempo de Bogotá, reconoció un correo suyo interceptado en el que le solicitaba que continuaran enviándole los comunicados de las FARC. “Es importante para el proceso tener la versión de todas las partes”, escribió Gómez.

Cuando fue consultada por Univision, la periodista colombiana dijo que no le incomodaba particularmente la intercepción de sus mensajes porque las FARC es una organización que los periodistas saben que es blanco de los servicios de inteligencia.

En otro de los correos, José Gregorio Pérez Valdés, del canal RCN de Colombia, preguntó sobre “la dinámica para el evento de las comisiones técnicas” en la mesa de negociaciones en La Habana. Utilizando un mensaje similar enviado a otros periodistas, Salcedo le informó que todavía se encontraban ultimando detalles logísticos.

Una de las entrevistas más solicitadas fue la de la guerrillera de origen holandés, Tanja Nijmeijer, alias Alexandra, también miembro de la delegación de las FARC en Cuba.

Periodistas en la mira

El problema que señala el experto Vicente Pimienta con las intercepciones es la posibilidad de que los hackers militares también se hayan metido en los correos de los periodistas que se comunicaban con los voceros de las FARC.

“Los ordenadores de los periodistas pueden estar comprometidos y no necesariamente cogieron a las FARC sino que cogieron a un periodista y le sacaron los correos, ¿no?”, puntualizó Pimienta.

publicidad

Tras la publicación de un reportaje en el portal Semana.com el pasado domingo, que reveló por primera vez la existencia de la oficina de interceptaciones o “chuzadas”, como se conoce en Colombia, el presidente Juan Manuel Santos calificó de “inaceptable” el espionaje electrónico y ordenó al ministro de Defensa Juan Carlos Pinzón, “investigar hasta el fondo”.

Casi de inmediato, destituyó dos altos oficiales militares relacionados con las operaciones.

Sin embargo, 24 horas después Santos cambió de opinión. “Las fachadas de inteligencia como las que se allanó, son totalmente lícitas. Son operaciones de inteligencia que están contempladas dentro de la Ley de Inteligencia y eso no tiene nada de irregular”, dijo durante un evento oficial.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El relanzamiento del Nokia 3310 después de 17 años es una de las propuestas más curiosas, además Blackberry vuelve también al ruedo tecnológico con el KEYone un poderoso móvil con capacidad de enfrentarse a cualquiera de sus adversarios. Por su parte LG impulsa su nuevo LGG6 un teléfono de una sola pieza a prueba de agua.
La entrega del último galardón de la noche fue una verdadera confusión. Se leyó 'La la land' en vez de 'Moonlight', al parecer porque la tarjeta entregada a los presentadores no era la correcta. La película que finalmente fue reconocida con la estatuilla tomó a actores y directores por sorpresa quienes corrieron al escenario para aceptar el premio.
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
publicidad