publicidad

Cónsul Livia Acosta buscó desprestigiar a Hillary Clinton y John McCain

Cónsul Livia Acosta buscó desprestigiar a Hillary Clinton y John McCain

En una serie de conversaciones grabadas, la expulsada cónsul de Venezuela en Miami, Livia Acosta admitió sus actividades de espionaje.

Gobierno de Chávez advierte que dará una respuesta “clara y firme” en el momento adecuado

Por Casto Ocando, Gerardo Reyes y Jorge Motta

En una serie de conversaciones grabadas y que han permanecido inéditas hasta ahora, la expulsada cónsul de Venezuela en Miami, Livia Acosta, admitió que sus actividades de espionaje en México podrían causarles problemas graves si se llegaran a conocer públicamente.

Sin embargo, la diplomática continuó pidiéndole a supuestos hackers o piratas cibernéticos más información para desacreditar personajes como la secretaria de estado, Hillary Clinton, y el senador republicano John McCain (Arizona), y obtener datos confidenciales del Partido de Acción Nacional (PAN) de México, actualmente en el poder.

Las actividades de Acosta para promover ataques cibernéticos, y que provocaron su expulsión, serán objeto de una investigación en el senado norteamericano, anunció ayer el senador demócrata Bob Menéndez (demócrata de Nueva Jersey), que preside el subcomité de América Latina del comité de Relaciones Exteriores de la cámara alta.

“Las actividades ilícitas de la señora Acosta en México, incluyendo el apoyo a ciberataques contra Estados Unidos, subraya la conducta amenazante e ilegal respaldada por el presidente (Hugo) Chávez contra Estados Unidos”, dijo Menéndez en una declaración oficial.

publicidad

Audiencia en Washington

En febrero próximo, Menéndez presidirá una audiencia para analizar las amenazas que suponen para Estados Unidos las actividades diplomáticas y de espionaje por parte de Irán en América Latina.

En una de las conversaciones, obtenida en exclusiva por Univisión Investiga, Acosta le reconoció a un estudiante de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) -que la estaba grabando secretamente-, que estaba consciente de que participaba en un juego de alto riesgo.

Cuando Juan Carlos Muñoz Ledo le preguntó si podía divulgar a diversas agencias de noticias la información falsa que estaban preparando contra opositores venezolanos, atribuyéndosela a ella, la cónsul se negó.

“Oye, no me metas en esos líos porque me pueden botar del país, por decirlo. ¿O tú quieres que me boten?”, le dijo Acosta.

Entre los medios informativos escogidos para divulgar la información falsa se encontraba el canal Telesur, financiado por el gobierno venezolano, aseguró Muñoz Ledo.

Expulsada de Estados Unidos

Los temores de Acosta no eran infundados. Varios años después de estas conversaciones, Estados Unidos le dio un ultimátum y le pidió que abandonara el país en un plazo de 72 horas.

La decisión se produjo a raíz del documental de Univisión “La Amenaza Iraní”, en el que se revelaron grabaciones de Acosta pidiendo información a un grupo de estudiantes que posaban como hackers, sobre claves de acceso a plantas nucleares que serían objeto de un  presunto plan de ataque cibernético.

publicidad

Las grabaciones fueron realizadas entre 2007 y 2010 en la capital mexicana, muchas de ellas dentro de la embajada venezolana, donde Acosta se desempeñaba como agregada cultural.

El estudiante Muñoz Ledo había sido contratado por el profesor de la UNAM Francisco Guerrero Lutteroth, para asesorar a diplomáticos de Irán y Venezuela a fin de ejecutar un plan de sabotaje contra Estados Unidos, y adicionalmente para difundir información falsa en la red con el objeto de desacreditar a enemigos de los gobiernos de Chávez (de Venezuela) y Ahmadineyah (de Irán).

Muñoz Ledo dijo que no estuvo de acuerdo con el plan, pero decidió participar en reuniones confidenciales para grabarlas y denunciarlas posteriormente.

El entonces universitario aseguró que el papel de Livia Acosta era “aceptar o negar las actividades que se estaban hacienda, o que se le había propuesto para hacer”.

Grabaciones secretas

En otra conversación grabada, Acosta muestra interés por información sobre el senador John McCain y de la secretaria de Estado Hillary Clinton.

  - Juan Carlos: Lo de John McCain.

  - Livia Acosta: Sí, eso me interesa.

  - JC: Lo de John McCain, este.

  - Livia: Y si puedes averiguarme lo de esto, te lo agradezco.

  - JC: Sí, esto que sería de lo del PAN (Partido de Acción Nacional).

  - Livia: Te lo agradezco.

Tras recibir información sobre claves de acceso a plantas nucleares de Estados Unidos, Acosta le comentó a Muñoz Ledo que pretendía llevarla personalmente a Venezuela.

publicidad

  - Livia: El otro sí lo hice yo, hablé y ahí hice un primer paso para custodiarlo y todo eso, pero ahora como ya hay más información, aquella vez era una sola, ¿no?

  - JC: Sí.

  - Livia: Y no era largo.

  - JC: Tan contundente.

  - Livia: Tan contundente para Venezuela, ahora tengo cosas más contundentes para Venezuela, entonces que yo quiera hablar con él, ir a verlo.

Chávez advierte

Hasta ahora el gobierno venezolano no ha emitido una declaración formal sobre la expulsión de la cónsul. Sin embargo, el presidente Hugo Chávez hizo comentarios críticos indirectos sin mencionar el caso.

“Dicen los voceros del imperialismo, dicen los medios de comunicación del imperialismo, y lo repiten como loros sus lacayos en estos países, que Irán está en Venezuela, que Ahmadineyad está en Caracas, porque en este mismo instante (…) vamos Ahmadineyad y yo, casi desde los sótanos de Miraflores, casi que afinar la puntería rumbo a Washington y que van a salir de aquí unos cañones muy grandes, y unos misiles, porque vamos a atacar Washington”, dijo Chávez durante un acto de recepción al presidente iraní.

En Chile, el canciller venezolano Nicolás Maduro, declaró que el gobierno dará una respuesta “clara y firme” en el momento adecuado.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad