publicidad

Opciones en línea dan acceso a inmigrantes a estudios superiores acreditados

Opciones en línea dan acceso a inmigrantes a estudios superiores acreditados

Las universidades alternativas pero acreditadas son una opción educativa menos costosa para muchos estudiantes, entre ellos indocumentados


Computadora
University of the People es uno de los centros de estudios superiores en línea que pueden beneficiar a indocumentados.

Por Agencia EFE

Los avances tecnológicos y los nuevos enfoques educativos han permitido a numerosos inmigrantes hispanos, incluso indocumentados, acceder a estudios superiores en universidades no tradicionales pero acreditadas y a un precio accesible.


"Siempre tuve metas, sueños y deseos. Durante mucho tiempo busqué sin éxito oportunidades en universidades acreditadas en las que mi situación inmigratoria no importase", declaró el venezolano Jesús Bolívar.


"Soy uno de aquellos que quiere demostrar que vinimos a trabajar en y para este país, para agradecer por todo lo que nos han dado y también para ayudar a quienes todavía están en nuestros países", agregó el joven de 34 años.


publicidad


"Con o sin papeles, queremos demostrarles a todos lo que podemos hacer. No queremos el trabajo de nadie sino que queremos ocupar nuestro propio lugar en esta sociedad", aseveró.


Bolívar eventualmente descubrió University of the People (UoPeople), un centro de estudios superiores en línea fundado en 2009 que se enfoca en administración de empresas y en el que las clases son gratuitas.


Los estudiantes en UoPeople, la institución conocida en español como la Universidad del Pueblo, pagan $50 por inscripción y $100 por cada examen final.


De esa manera, el costo total de cuatro años de estudios de un bachillerato en Administración de Empresas sería de $4000, una pequeña fracción de lo que cuestan estudios similares en otras universidades.


UoPeople cuenta en la actualidad con 2500 estudiantes de 170 países, de entre los cuales 131 son hispanos residentes en Estados Unidos. Pero la universidad también atrae a estudiantes de América Latina, especialmente México, Colombia, Perú y República Dominicana.


"Para mí es una nueva experiencia. Yo estaba acostumbrado a las aulas, los compañeros y los maestros. Pero descubrí que puedo tomar clases en línea si soy disciplinado, cambio mis hábitos y rutinas, modifico mis prioridades y sacrifico algunas actividades para lograr lo que quiero", aseguró Bolívar.


publicidad


"Y también descubrí que a los profesionales no se les paga por lo que hacen, sino por lo que saben. Aquí los exámenes son más duros de lo que pensé, pero me están dando una sólida base para alcanzar las metas que todos queremos alcanzar en el futuro", comentó.


Pedro Bravo, un estudiante de 26 años de edad nacido en México, también compartió su experiencia.


"Yo estuve buscando una universidad tradicional, pero todas ellas son demasiado caras. Esta universidad es accesible y los horarios son flexibles", dijo Bravo.


"Al principio no sabía que esperar, pero ahora me familiaricé con el sistema. Me gusta trabajar con estudiantes que se esfuerzan y que vienen de tantos países distintos", aseguró.


Debido a la popularidad de estos estudios, incluso instituciones tradicionales ahora ofrecen programas similares.


Por ejemplo, la Universidad Estatal de Arizona (ASU) inició recientemente el proyecto Global Freshman Academy (GFA, Academia Global para Universitarios de Primer Año), en el sitio EdX.org que ASU comparte con reconocidas universidades de todo el mundo.


Las clases de GFA son gratis, aunque los estudiantes deben pagar $49 para verificar su identidad. ASU luego ofrece créditos universitarios a quienes ya tengan un título de escuela secundaria y aprueben los exámenes correspondientes.


publicidad


UoPeople y GFA dictan clases sólo en inglés, pero esos programas están abiertos a todos los interesados sin importar su edad, situación inmigratoria o país de residencia.


Ambas universidades requieren que los estudiantes dediquen hasta 18 horas semanales a los estudios, dependiendo de la cantidad y dificultad de las materias elegidas. Además, todos los exámenes son supervisados por medio de webcams para asegurar la integridad académica de esos procedimientos.


Por otra parte, también existen programas en español. Por ejemplo, desde esta semana el reconocido Colegio de Música Berklee, en Boston ofrece la especialización "El músico moderno", que entrega un certificado oficial y consiste en cuatro cursos de cuatro semanas cada uno, dictados en español por profesores latinoamericanos de ese colegio. El costo total es menos de $200.


Shai Reshef, presidente de UoPeople, explicó a Efe que la posibilidad de ofrecer clases en línea de alto nivel académico y casi sin costo es posible porque "todo lo necesario para la educación en línea está disponible gratis gracias a la tecnología de fuentes abiertas".


"Vivimos en una cultura de redes sociales en la que la gente continuamente comparte, enseña y aprende unos de otros sin costo alguno. Todo lo que tuvimos que hacer es poner todos esos elementos juntos y crear una universidad", indicó.


publicidad


Y esa tendencia se acelerará, dijo Reshef, porque, según un reporte de la UNESCO, para 2025 habrá 100 millones de posibles estudiantes universitarios en el mundo pero sin las instalaciones en las universidades tradicionales como para recibirlos.


"Creo que no hay mejor propósito para Internet que usar su poder para difundir conocimiento y proveer educación de calidad a distancia y con un costo mínimo. Una educación superior de calidad debería ser un derecho para todos y no sólo para unos pocos privilegiados", afirmó Reshef.


"Las universidades alternativas son una gran opción cuando las universidades tradicionales no son ni siquiera una opción", estimó a su vez Bravo, el estudiante mexicano.


"La flexibilidad me permite educarme sin sacrificar ni el trabajo ni la familia. Y me gusta que el precio sea accesible", concluyó. 


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad