publicidad
.

Latina deja decanato de MIT para crear un nuevo modelo de universidad lo...

Ortiz es autora de más 175 publicaciones científicas.

Latina deja decanato de MIT para crear un nuevo modelo de universidad

Latina deja decanato de MIT para crear un nuevo modelo de universidad

Christine Ortiz aspira a desarrollar una institución sin aulas, con lecciones en línea y grandes espacios abiertos

Ortiz es autora de más 175 publicaciones científicas.
Ortiz es autora de más 175 publicaciones científicas.

Christine Ortiz, una científica latina y decana de Educación de Posgrado (Dean for Graduate Education) del prestigioso MIT, quiere crear "un nuevo modelo de universidad" en el que no habrá lecciones en aulas y los estudiantes obtendrán su conocimiento trabajando en un proyecto que les apasione.

La profesora de Ciencias e Ingeniería de Materiales y autora de más 175 publicaciones científicas integra desde 1999 el cuerpo docente del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) pero dejará su puesto en julio y se tomará un año sabático para poner en marcha su plan.

En un comunicado de prensa, la canciller de MIT, Cynthia Barnhart, le agradeció por su trabajo en el decanato y la describió como una "entusiasta y estratégica defensora de las innovaciones en el programa graduado, el éxito estudiantil, la excelencia académica, y la diversidad y la inclusión".

"Christine ha ayudado a construir una comunidad de estudiantes graduados reconocida por su talento, curiosidad y compromiso con hacer un mundo mejor", agregó Barnhart.

Por su parte, el presidente de MIT, el venezolano Leo Rafael Reif, afirmó que el compromiso de Ortiz con los estudiantes de la institución ha sido "inspirador", y que "se ha dedicado a entender las necesidades de nuestros estudiantes y a impulsar cambios positivos".

Ortiz, por su parte, quiere poner esas cualidades al servicio de un nuevo modelo de universidad sin aulas y sin profesores que dicten clase. Propone una universidad de grandes espacios abiertos y laboratorios comunes, según contó en una entrevista con The Chronicle of Higher Education.

"He estado en MIT durante 17 años y ha sido increíble, y siempre me han interesado los currículos, y pensando en el futuro de las universidades hice mucha investigación de archivo y hallé en mis investigaciones que muchas de las estructuras (universitarias) realmente fueron tomadas de hace cientos de años. Creo que estamos en un momento en el que podemos pensar en el futuro y movilizarnos para reformarlo", dijo Ortiz a la publicación.

publicidad

La decana explicó que visualiza una universidad sin fines de lucro, donde los estudiantes accedan a las lecciones online y en vez de ir avanzando en sus estudios mediante múltiples proyectos a través de los años, se concentren en un gran proyecto, profundizen en él y adquieran todo el conocimiento necesario al finalizar el mismo.

"La idea es que tengamos un núcleo que sea aprendizaje basado en proyectos, donde los estudiantes puedan profundizar realmente en proyectos a largo plazo en lugar de proyectos más cortos", explicó Ortiz en la entrevista al indicar que esa alternativa puede ser más inspiradora para los estudiantes porque significaría que ellos se sumerjan en proyectos que realmente les apasionen.

Ortiz, quien obtuvo su bachillerato en el Instituto Politécnico Rensselaer y su maestría y PhD en la Universidad de Cornell, también visualizó la universidad del futuro como un lugar interdisciplinario, sin aulas. Dijo imaginarse una institución universitaria de "grandes espacios abiertos, así como un laboratorio integrado gigante", que vaya de la mano "con un modelo de investigación donde no hubiesen departamentos".

La profesora no sabe aún, aclaró, si su proyecto llevará el nombre de "universidad", o si será algo totalmente distinto.

Relacionado
Harvard
Universidades estudian cambiar sistema de admisiones
Las casas de estudio buscan restarle importancia a los exámenes de admisión y ver el proceso de una manera más integral
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
El emblemático espectáculo estadounidense no ha podido hacer frente a los cambios del gusto del público y anunció el sábado que su última función será en mayo.
José Batista llegó a la frontera de Nuevo Laredo-Laredo para pedir los beneficios del reglamento estadounidense que le permitiría ingresar legalmente a este país. Lo que no sabía es que estando en pleno proceso el gobierno de Obama eliminaría la estipulación administrativa. Hubo otros detrás de él que por unas horas se quedaron fuera.
La noticia del fin de los beneficios a los migrantes de Cuba llegó como un balde de agua fría para los últimos en llegar. Este grupo espera sus papeles con la incertidumbre de si podrá reencontrarse con los familiares que dejaron en la isla.
En la madrugada de este jueves se votó el primer paso para revocar la ley de salud, que entre otros beneficios ha otorgado servicio de salud a más 20 millones de personas. El ‘sí’ ganó, pero los demócratas (y un republicano) hicieron lo posible por defenderlo.
publicidad