publicidad

Eligiendo la Universidad Correcta

Eligiendo la Universidad Correcta

Como elegir la universidad mas apropiada y desacreditando los mitos de las famosas "Ivy Leagues" y la conotacion de que estas proporcionan mas exitos

Anualmente, cientos de miles de estudiantes completan solicitudes de admisión universitarias, y aunque el proceso es largo y tedioso, la decisión más difícil de tomar es ¿voy a la universidad? ¿A qué universidad?

Esta decisión se dificulta aun más cuando año tras año los listados de las mejores universidades son publicados y ¡sorpresa! las prestigiosas instituciones del 'Ivy League' (Harvard, Yale, Cornell, etc), las más antiguas del país, siempre encabezan los resultados.

No es misterio el por qué estas famosas universidades lideran listado tras listado.

En gran parte son instituciones de investigación con reconocimiento mundial, con cientos de años de una rica historia, y con alumnos prominentes y famosos en áreas de la política, ciencias, matemáticas y la tecnología.

Pero también existen muchos mitos que afirman que el asistir a una universidad de alto prestigio te asegurará mejor trabajo, mejor salario, el establecimiento de conexiones envidiables o una vida más fructífera y realizada después de la graduación. Aunque es indiscutible que el asistir a una "Ivy League" puede proporcionar ciertas ventajas, muchos mitos son sólo eso.  

Asistir a una universidad "Ivy League" no es una boleta de oro para una vida abundante en riquezas, triunfos profesionales o calidad de vida.

publicidad

Hace más de una década un estudio -calculando la recompensa de asistir a una universidad más selectiva- realizado por la economista Stacy Dale, de Mathematica Policy Research, y Alan Krueger, economista y profesor en la Universidad de Princeton, concluyó que graduandos de universidades prestigiosas o del "Ivy League” no gozaban de una ventaja de ingresos, comparados con aquellos graduandos de universidades de menor selectividad.

En este estudio realizado en el 1999 los investigadores concluyeron que los estudiantes, que fueron aceptados a una universidad de élite, pero asistieron a instituciones de menos selectividad, ganaron sueldos tan altos como los graduados de las "Ivy League".

Entra en esta galería de fotos y mira, por ejemplo, si hay alguna universidad del "Ivy League" entre el listado de las universidades que mejor sueldo te garantizan, según este estudio de PayScale.

Las universidades del "Ivy League" son: Brown, Columbia, Cornell, Brown, Dartmouth, Harvard, Princeton, Universidad de Pennsylvania, Yale.

Una década después, estos mismos investigadores -Dale y Krueger- volvieron a visitar los resultados, armados  de datos irrefutables, y obtuvieron conclusiones aun más firmes: Los solicitantes que compartían puntajes similares de los SAT con aquellos que aplicarían a las "Ivy League" corrían la posibilidad de ser rechazados de estas instituciones de élite, y sin embargo disfrutaron de salarios similares que aquellos graduandos de las instituciones prestigiosas.

publicidad

¿Entonces qué universidad elijo?

El aprovechamiento de las ofertas educativas proporcionadas por una institución puede ser más importante a largo plazo que cuán prominente o famosa sea ésta.

En un artículo publicado por The New York Times, Alan Kreuger propone lo siguiente:

"Es fácil ver cómo uno podría pensar que las instituciones de élite mejoran los ingresos de sus egresados. Según el College and Beyond Survey, datos recogidos por la Fundación Mellon, el promedio de estudiantes admitidos a universidades altamente selectivas como Yale, Swarthmore o la Universidad de Pennsylvania en 1976 ganaron $92 mil en 1995. El promedio de estudiantes de una institución moderadamente selectiva, como Penn State, Denison o Tulane, gano $22 mil menos. El problema con esta comparación es que los estudiantes que asisten a universidades más selectivas son propensos a tener mayores ganancias económicas sin importar donde asisten a la universidad, por las mismas razones por las que fueron admitidos en la universidades más selectivas en el primer lugar".

¿Cuáles son esas razones? 

Según Kreuger, algo llamado "parcialidad en la selección".

"Las escuelas más selectivas aceptan a los estudiantes con mayor potencial de ganar más ingresos, y los estudiantes con mayor potencial de ganar más ingresos son más proclives a solicitar a las escuelas más selectivas", dijo Kreuger.

publicidad

Es irrefutable que el nivel de enfoque y de dedicación que un estudiante desempeñe en cualquier nivel educativo o institución determina sus logros profesionales en el futuro.

Kreuger enfatiza que la carrera universitaria -y cómo esta encaja con los respectivos departamentos académicos de una universidad- puede ser más significativo que el puntaje académico que una institución reciba por cualquier listado.

Sin embargo, Kreuger y Dale identificaron que para aquellos que provienen de familias de pocos recursos, el asistir a universidades más selectivas, o con más prestigio, aumentó sus salarios significativamente.

¿Cuáles factores pueden influenciar el éxito?

Aunque la selectividad de una institución no parece influenciar el éxito económico de un estudiante, los análisis de Kreuger y Dale encontraron que los recursos económicos que las universidades dediquen a la educación, relacionados directamente a los costos de la matrícula, si influencian el éxito estudiantil.

Kreuger y Dale afirman que hay diversas razones por las cuales la selectividad universitaria tiene poco impacto en el mercado laboral:

1-  Hasta las instituciones de elite contienen diversos cuerpos estudiantiles, y es posible que los estudiantes apáticos en las escuelas de élite encuentren otros estudiantes apáticos con quien jugar Nintendo y beber cerveza en lugar de estudiar. A la inversa, un buen estudiante puede recibir una buena educación en casi cualquier lugar.

publicidad

2-  Un tercio de los graduandos universitarios obtiene títulos de posgrado, cuyo prestigio es a menudo más relevante para el éxito que títulos de grado.

3-  Un estudiante que asiste, por ejemplo, a Pennsylvania State University (publica) en lugar de la Universidad de de Pennsylvania (privada), tiene más posibilidades de graduarse en la parte superior de su clase. 

4 - Kreuger, aconseja a los estudiantes que no crean que la única universidad que vale la pena asistir es aquella que no te aceptaría o que es altamente selectiva.  Ir a la universidad y adquirir una educación siempre será más importante que la universidad en sí.

5 - Lo importante es encontrar una institución cuyas fortalezas académicas coincidan con tus intereses o tu carrera, y que dedique sus recursos a la enseñanza en esos campos.

6 - Siempre ten presente que la automotivación, la ambición y tus talentos determinarán tu éxito mucho más que el nombre institucional impreso en tu diploma.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad