publicidad
La medida genera un fuerte rechazo en la comunidad universitaria

Dimite decano de la Universidad de Texas tras autorizarse el porte de armas en el campus

Dimite decano de la Universidad de Texas tras autorizarse el porte de armas en el campus

Fritz Steiner abandona la facultad de Arquitectura, una de las mas prestigiosas del país, por oponerse a la reciente norma.

La medida genera un fuerte rechazo en la comunidad universitaria
La medida genera un fuerte rechazo en la comunidad universitaria

El decano de Arquitectura de la Universidad de Texas (EEUU), Fritz Steiner, anunció este jueves que abandona su cargo y la institución después de que viera luz verde la medida que permite llevar armas dentro del campus.

"Nunca me hubiese postulado a otro trabajo si no fuera por esa norma en la que no creo", dijo en una entrevista Steiner, que dejará la Universidad de Texas (UT) en Austin cuando finalice el presente curso.

A partir del próximo, Steiner será el decano de la Escuela de Diseño de la Universidad de Pensilvania, institución en la que obtuvo tres posgrados.

En la entrevista, Steiner aseguró que había tenido ofertas parecidas en el pasado y que las había rechazado: "Penn es una gran institución y estoy muy contento, pero nunca me lo hubiese planteado si no fuera por las armas".

La marcha de Steiner es un golpe para la Universidad de Texas, cuyo programa en Arquitectura figura entre los más prestigiosos del país.

La semana pasada, el presidente de la UT, Gregory Fenves, anunció que las armas estarán permitidas en las clases a partir del próximo 1 de agosto en aplicación de una nueva norma aprobada el Congreso de Texas.

"No creo que las armas pertenezcan a un lugar como la Universidad, tomar esta decisión ha sido el mayor desafío de mi vida", afirmó Fenves, contrariado con una medida que amenaza con debilitar el talento de la institución.

publicidad

Otro de los que ha amagado con abandonar la UT es su único Nobel en plantilla, Steven Weinberg (Física, 1979), quien aseguró que buscará un nuevo trabajo antes que permitir la entrada de estudiantes armados a sus clases.

Con Steiner y Weinberg, centenares de profesores y miles de estudiantes han mostrado su oposición a esta norma que entrará en vigor, irónicamente, en el 50 aniversario de una matanza protagonizada por un estudiante que dejó 14 muertos y una treintena de heridos en el campus.

Precisamente esta semana, una circular interna de la Universidad de Houston -otra de las instituciones afectadas por la norma- recomendaba a los profesores no incentivar polémicas en sus clases para evitar incidentes.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad