publicidad
Todos sabemos que para dar un buen examen, hay que prepararse bien. Pero la buena noticia es que hay algunos alimentos que te pueden ayudar en esa tarea.

Alimentos para que saques un A+

Alimentos para que saques un A+

Todos sabemos que para dar un buen examen, hay que prepararse bien. Pero la buena noticia es que hay algunos alimentos que te pueden ayudar en esa tarea.

Todos sabemos que para dar un buen examen, hay que prepararse bien. Pero...
Todos sabemos que para dar un buen examen, hay que prepararse bien. Pero la buena noticia es que hay algunos alimentos que te pueden ayudar en esa tarea.

Todos sabemos que para dar un buen examen, hay que prepararse bien. Esto significa que podemos pasar varias horas en este proceso, el que podemos sentir hambre, sed y fatiga. Pero la buena noticia es que hay algunos alimentos que te pueden ayudar en esa tarea.

Tal vez una de las etapas más duras del aprendizaje es aquella en la que nos debemos preparar para rendir difíciles exámenes y en los que debemos demostrar los conocimientos adquiridos.

En esas prolongadas jornadas de estudio, la concentración es vital para que nuestro cerebro funcione como una verdadera “esponja” que pueda absorber esos nuevos temas desconocidos o que nos resultan difíciles.

En una encuesta reciente, realizada entre estudiantes que se preparan para rendir el test GRE (Graduate Record Examination) para cursar carreras de postgrado, la mayoría opinó que el mejor snack para esas horas interminables son las frutas. Luego, se mostraron a favor de las nueces, las semillas y otros frutos secos. En tercer lugar, apareció el chocolate, seguido de las patatas fritas y finalmente, las galletas.

publicidad

Por algo las eligen. Conscientes o no, los estudiantes tienen razón al elegir las frutas, ya que son los alimentos que nos aportan nutrientes y vitaminas para que nuestro cuerpo funcione correctamente. Además, hidratan nuestro organismo rápidamente sin aportar grasas. En algunos casos, son muy accesibles, baratas y hasta fáciles de transportar o guardar.

Con ellas, nos sentimos satisfechos. Cómo vimos anteriormente, es posible que nos toque pasar varias horas sentados frente a un libro o en nuestro escritorio. Entonces, es posible que se nos abra el apetito. En este punto, son claves las nueces, las semillas y otros frutos secos, ya que por su alto contenido de fibras son productos que nos producirán una mayor sensación de saciedad y sentiremos menos hambre. Entonces, será una distracción menos para nuestro cerebro y además, nos ayudará a mantener la figura.

Una dulce atracción. En la jerga estudiantil es casi una verdad científica que el chocolate es un gran compañero de estudio. De hecho, los que tienen más de 70% de cacao en su composición contienen flavonoides y fibras que ayudan a mejorar el funcionamiento del organismo. Además, algunos estudios le reconocen propiedades estimulantes del sistema cognitivo humano y hasta hay quienes consideran que es bueno para la memoria. Más allá de estas teorías, lo cierto es que un buen chocolate nos puede motivar a seguir adelante y eso, casi nadie lo duda.

publicidad

Para no caer en excesos. ¿Quién puede negar la fama de las patatas fritas? La verdad que es una gran fuente de calorías y debido a su alto contenido de carbohidratos. En una dosis justa, puede ser una fuente de energía que nuestro cuerpo puede necesitar luego de muchas horas de estudio. Pero, atención que su ingesta excesiva no es lo que aconsejan los profesionales, menos aún en casos de diabetes o enfermedades cardíacas.

Una fuente de energía. Cómo sucede con otros panificados, las galletas también tienen un alto porcentaje de carbohidratos, que es la gasolina preferida de nuestro cuerpo para funcionar. Una alternativa aún más saludable es que esas galletas contengan cereales, frutas o semillas, que les aportará más fibra, con los beneficios que ya detallamos anteriormente.

Esa agüita salvadora. No todos los estudiantes tienen en cuenta la importancia de otro alimento que está a su alcance y que encima es gratis. Hablamos del agua, un líquido fundamental para evitar la deshidratación, un cuadro que queremos tener bien lejos cuando estudiamos. Es que si nuestro cuerpo se deshidrata, vamos a perder vigor, nos vamos a sentir cansados y todo el esfuerzo que hagamos para memorizar o retener frases, palabras o números será en vano. Por eso, el mejor consejo es acompañar nuestra preparación para ese examen con una botellita de agua bien cerca, la que vamos a ir tomando a cada momento.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad