publicidad

Universidad de Georgia presentó contrato laboral que prohíbe actividades homosexuales

Universidad de Georgia presentó contrato laboral que prohíbe actividades homosexuales

Una universidad en Georgia ha generado mucha atención por la implementación de un contrato laboral, el cual prohíbe las actividades homosexuales, el sexo premarital y las infidelidades matrimoniales.

ROME, Georgia " Una universidad en Georgia ha generado mucha atención por la implementación de un contrato laboral, el cual prohíbe las actividades homosexuales, el sexo premarital y las infidelidades matrimoniales.

El curioso pacto fue fabricado por los administradores de la Universidad Shorter, un colegio cristiano ubicado al norte de Atlanta en la ciudad de Rome, Georgia.

Según los administradores del plantel educativo, el documento ha sido presentado a los 200 empleados del colegio.  Se anticipa que los trabajadores firmen el contrato, comprometiéndose así a un estilo de vida cristiano.

Don Dowles, el presidente de la universidad, manifestó que el contrato exige una vida que cumple con los mandatos de la Biblia.  Asimismo, señaló que “las personas que elijan un estilo de vida fuera de los decretos bíblicos probablemente no podrán continuar aquí. No aceptamos lo que no sea parte de la Biblia”.

Entre los comportamientos que la universidad desea prevenir están las actividades homosexuales, las relaciones sexuales antes del matrimonio, infidelidades, el uso de narcóticos y el consumo del alcohol en la presencia de los estudiantes.

Los empleados que no cumplan con estas reglas y que no firmen el pacto podrían perder sus trabajos.

Críticas sobre el contrato cristiano no se han dado a esperar y los administradores de la universidad han sido acusados de promover la homofobia.

publicidad

Sin embargo ellos defienden la implementación de un estilo de vida cristiano, ya que Shorter es una escuela religiosa.  También se escudaron con el argumento que la escuela no recibe fondos federales para subsistir.

De acuerdo a las leyes federales, la discriminación en contra de personas por su raza, género, orientación sexual, edad, nacionalidad o discapacidad es prohibida en las escuelas o programas educativos que reciben asistencia financiera del gobierno federal.

Según los administradores de Shorter, el plantel educativo no recibe fondos federales lo cual les permite establecer normas de comportamiento de tono religioso.

Los empleados recibieron sus contratos el 24 de octubre y todavía se desconoce cuántos de ellos ya han firmado el controversial documento.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad