publicidad

Una pelea por sexo grupal termina en drama y muerte

Una pelea por sexo grupal termina en drama y muerte

Un hombre cayó del piso 18 de un hotel luego de haber peleado con su esposa porque ésta no quiso tener sexo en grupo.

El viernes 25, un hombre murió luego de caer de un balcón en el piso 18 de un hotel en el centro de San Antonio. De acuerdo con los reportes preliminares de la policía, el sujeto habría saltado por el balcón luego de estar discutiendo con su esposa.

Las investigaciones avanzaron, y aunque aún no es clara la causa de la muerte,  ahora se sabe que la víctima, identificada como Michael A. Ochoa, de 46 años, había estado discutiendo con su esposa acerca de tener sexo grupal con otra pareja.

Cuando la policía llegó al hotel Hilton Palacio del Río, encontraron a la esposa de Ochoa llorando; la mujer, cuyo nombre no ha sido revelado, tenía arañazos en los brazos y una uña arrancada; además, se encontraba alcoholizada.

Al ser interrogada por los oficiales, la esposa dio tres versiones diferentes sobre la muerte de su marido.

La primera vez, contó que ella y su esposo habían acordado tener sexo en grupo con otra pareja, sin embargo, cuando los “invitados” llegaron, ella habría cambiado de opinión, haciendo enojar a Ochoa, quien la habría golpeado y maltratado luego de que la otra pareja hubiera salido.

Ochoa, entonces, habría salido al balcón, donde su esposa lo perdió de vista.

En otra versión, la esposa cuenta que Ochoa en realidad habría estado peleado con otra persona en la habitación, alguien de la otra pareja; durante la pelea, ella habría tratado de intervenir, recibiendo algunos golpes.

publicidad

La otra pareja, entonces, salió de la habitación, y Ochoa habría ido al balcón, luego de lo cual su esposa ya no supo de él.

La tercera versión es semejante a la primera, con el detalle de que Ochoa habría salido al balcón en realidad para escapar de las autoridades, ya que creía que iba a ser arrestado.

De acuerdo con la policía, cuando fue hallada, la mujer no estaba enterada de que su esposo había caído y que en realidad estaba muerto, por lo que no enfrenta ningún cargo.

Asimismo, las últimas investigaciones encontraron que no había signos de que hubiera habido alguna pelea en el balcón, aunque sí dentro de la habitación; de manera adicional, las cámaras de vigilancia mostraron que la otra pareja salió del hotel de manera calmada y sin presentar signos de haber participado en ninguna pelea.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad