publicidad
Leah Katz-Hernández: Investigadora asociada de la Oficina de la Primera Dama.

Una hispana se convierte en la primera recepcionista sorda de la Casa Blanca

Una hispana se convierte en la primera recepcionista sorda de la Casa Blanca

Leah Katz-Hernández se convierte en la primera recepcionista en la Casa Blanca con esta discapacidad

Leah Katz-Hernández: Investigadora asociada de la Oficina de la Primera...
Leah Katz-Hernández: Investigadora asociada de la Oficina de la Primera Dama.

"Sí se puede". Esta frase no es solo uno de los eslóganes más utilizados y repetidos en las campañas políticas en cualquier rincón del globo, sino que también es el mantra que ha marcado y ha puesto por delante ante las dificultades que ha encontrado ante sí la nueva recepcionista en el Ala Oeste de la Casa Blanca.

Tres simples palabras, tan frecuentadas y desgastadas en muchas ocasiones, que cobran nueva vitalidad al conocer la historia de Leah Katz-Hernández, una joven latina de 27 años, que hasta ahora se desempeñaba como investigadora asociada de la Oficina de la Primera Dama.

Su nueva oficina está a unos pasos del despacho del Presidente más poderoso del mundo y frente a ella deben desfilar tanto los miembros de su gabinete como el resto de mandatarios mundiales que tengan una cita con él.

publicidad

¿Impresionante? Sin duda, pero esa distancia mínima que la separa del mandatario estadounidense durante su jornada laboral diaria no es la razón por la que su historia merece ser contada en los medios. Antes que ella, hubo otros y no merecieron mención en los medios.

Es cierto, la juventud de esta joven nacida en Connecticut, de una madre judía y un padre mexicanoamericano (ambos también sordos), podría ser una motivación suficiente para poder retratar una historia de éxito de las nuevas generaciones. Pero tampoco.

La historia de Leah Katz-Hernández tiene su origen el mismo día en el su madre dio a luz. Porque Leah es sorda. De nacimiento. 

“Creo que a veces la gente piensa que, porque una persona no puede escuchar, no puede trabajar a un ritmo normal”. Así se explicaba esta graduada de Gallaudet University ante las cámaras de Univision.com, tras aparecer en el especial “Los hispanos del Presidente”, y que ha demostrado cuán falsa es esa creencia demasiado arraigada nuestra sociedad.

Su modelo

Precisamente, el recorrido político de Barack Obama tuvo un gran impacto en una joven que, sin conocer a nadie en Chicago, decidió marcharse para trabajar en la campaña de reelección de un líder que “logró romper muchas barreras”, empezando porque consiguió ser el primer presidente afroamericano de la historia de Estados Unidos.

“Me ha inspirado a superar todos los obstáculos”, confesaba Katz-Hernández, quien con su ejemplo y el de “muchísimos hispanos, oyentes y sordos, que son líderes”, ha escalado hasta la posición que hoy ocupa y que la equipara igualmente con su modelo, ya que ha conseguido convertirse en la primera recepcionista sorda del Despacho Oval.

publicidad

Pero no ha sido fácil. Su discapacidad, que muchos pueden ver como un obstáculo, ella la transformó en un reto. Antes de llegar a la Casa Blanca, para hacer una pasantía, no había trabajado con gente sin discapacidad auditiva. Y no solo eso: la propia residencia presidencial no tenía costumbre de utilizar el lenguaje de señas. Pero las barreras están para derrumbarlas. Y de todas ellas ya, como mucho, quedan los escombros.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad