publicidad

Una de las victimas de la matanza en la base militar de Texas es de Illinois

Una de las victimas de la matanza en la base militar de Texas es de Illinois

Una latina de Humboldt Park que estaba embarazada es una de las víctimas, junto con otros dos hombres del área.

Familias devastadas

CHICAGO, Illinois- Dos de las 13 víctimas de la masacre ocurrida en una base militar de Texas eran de Illinois.

Se trata de Francheska Velez, una joven de 21 años de edad cuya familia vive en el barrio puertorriqueño Humboldt Park en Chicago. Velez estaba embarazada y pronto regresaría a casa, según familiares.

La otra víctima es Michael Pearson, de 21 años de edad, según Sheryll Pearson, madre del joven. Pearson era de Bolingbrook, Illinois y se unió al ejército hace poco más de un año.

Quien también pereció durante el incidente es Russell Seager, de 51 años de edad y residente de la ciudad de Racine, en el estado de Wisconsin, ubicada a unas 75 millas de Chicago.

El hombre responsable del ataque es Nidal Malik Hasan, comandante del ejército y psiquiatra.

Hasan, de 39 años, quien fue herido de bala durante el tiroteo que él mismo desató en Fort Hood, tenía a su cargo a soldados que regresaron de misiones en Afganistán o en Irak, y según responsables militares, se sentía acosado por parte de sus camaradas de armas por el hecho de su origen musulmán, según explicó su primo Nader Hasan, y buscaba poder abandonar el ejército.

Quería dejar el ejército

"El había contratado a un abogado militar para intentar resolver el problema. Estaba dispuesto a reembolsarle al Estado para poder dejar el ejército, pero había llegado al límite de sus posibilidades", dijo Nader Hasan a la cadena de televisión Fox, en momentos en que el tirador había sido dado por muerto.

publicidad

Nader Hasan negó que su primo haya tenido "miedo de ser enviado a Irak para hacer la guerra", y precisó que nunca había mostrado un caracter violento. "No era el tipo de persona que frecuenta un campo de tiro, no tenía ese tipo de estado espiritual", dijo.

Bob Cone, comandante de la unidad militar, en una conferencia de prensa dijo: "Los informes preliminares indican que hubo un solo atacante", dijo Cone, quien confirmó la muerte de diez militares y dos civiles, así como 31 personas heridas. Al referirse a Malik Hasan, Cone señaló que "su muerte no es inminente".

En sus fotos oficiales, Nidal Hasan muestra un rostro redondo y sonriente, con cabeza rapada. El comandante nació en Estados Unidos de padres palestinos que habían dejado una pequeña ciudad cercana a Jerusalén.

Indagan todas las pistas

"No sabemos cuál fue el motivo del ataque pero está bajo investigación. De momento estamos terminando de interrogar a los testigos porque queremos evacuar la base y mandar a la gente a sus casas", manifestó el teniente general Cone en una conferencia de prensa.

El FBI descartó el jueves que el ataque se trató de un acto terrorista y agentes de este organismo de inteligencia e investigación se encuentran en la base para investigar lo sucedido. Entre tanto, otros tres soldados que fueron detenidos como sospechosos de haber participado en el tiroteo fueron liberados tras ser interrogados por las autoridades de la base.

publicidad

El presidente Obama calificó el asalto de "horrendo brote de violencia" y declaró que si ya era "una tragedia perder soldados en el extranjero, mucho más horrible era que cayeran bajo el fuego en una base del Ejército en suelo estadounidense". "Como comandante en jefe me voy a asegurar de que se obtienen todas las respuestas a este terrible incidente", afirmó. Estudió en Virginia TechHasan creció en Virgina y cursó sus estudios en la Universidad de Virginia Tech, donde también se registró un tiroteo en 2007, el peor de la historia de Estados Unidos, con 32 muertos.En Washington, donde él trabajaba en un hospital militar antes de ser transferido a Texas, frecuentaba una mezquita al menos una vez por día, siete días a la semana, según el imán Faizul Khan, quien explicó al Washington Post que el psiquiatra era un "aficionado" y que le hacía muchas preguntas sobre religión."Pero no había nada de extremista en sus preguntas. Nunca demostró alguna frustración ni ansias de venganza", precisó.

Desconocen las causas

Cone añadió que se investigan los motivos, pero la senadora Kay Bailey Hutchinson manifestó que el Ejército le había informado al médico psiquiatra de su despliegue al exterior y que aparentemente estaba "muy disgustado" por ello.

publicidad

Fuentes militares también indicaron que se investiga el hecho de que el psiquiatra, nacido en Estados Unidos pero de origen jordano, estuviera en posesión de armas de fuego cuando no las necesitaba para sus actividades profesionales.

Malik Hasan, quien portaba un arma corta semi-automática, abrió fuego en las instalaciones de este centro, que acoge a los soldados que están a punto de ser enviados al frente, y que estaban recibiendo una última revisión médica.

Recibió baja evaluación

El médico militar había trabajado en el Centro Médico Walter Reed del Ejército en Washington durante seis años antes de ser trasladado a Fort Hood.

Por otra parte, fuentes militares que pidieron que no se les identificara indicaron que Malik Hasan, licenciado de la Universidad Tecnológica de Virginia, recientemente había recibido una baja evaluación por su trabajo.

Los responsables de Fort Hood clausuraron durante más de seis horas los puntos de entrada y salida de la base, adonde se desplazaron unidades de emergencia médica y equipos de la Oficina Federal de Investigaciones para investigar el incidente.

Reunión en la Casa Blanca

Altos funcionarios de la Casa Blanca se reunieron tras el incidente en la Sala de Crisis para tratar de recabar información sobre el mismo.

Por su parte, el secretario de Defensa, Robert Gates, dijo: "Mis primeros pensamientos y oraciones están con los heridos y con las familias de las víctimas, así como con aquellos que viven y trabajan en Fort Hood".

publicidad

El Gobernador de Texas, Rick Perry, ordenó tras el incidente que las banderas del estado ondeen a media asta, y expresó que por el momento se trabaja en la identificación de las víctimas y en localizar a sus familias.

Año de tensión militar

Este hecho viene a sumarse a un año de especial tensión en el Ejército de Estados Unidos que, con dos guerras en marcha, ha registrado un aumento en los casos de desórdenes mentales y de suicidios.

La propia base de Fort Hood ha sido escenario en los últimos dos años de varios incidentes violentos, el último de ellos hace tres meses, cuando un soldado mató a otro en una pelea entre militares en casa de uno de ellos.

A mediados del año pasado un soldado asesinó a balazos a su teniente y luego se suicidó, y en julio pasado un soldado fue acusado de matar a otro compañero de su división, tras regresar de Irak.

Investigan la matanza

El mando militar comenzó este viernes las indagaciones del motivo que empujó a un siquiatra del ejército a atacar a sus camaradas de armas, matando a 13 de ellos e hiriendo a otros 30 en Texas.

El sospechoso, el mayor Malik Nadal Hassan, se encuentra inconsciente conectado a pulmotor tras ser baleado cuatro veces durante el ataque en la base de caballería mecanizada de Fort Hood, una de las mayores del país, dijeron los mandos de la instalación.

En los primeros momentos y debido a la confusión las autoridades creyeron que el atacante había sido muerto.

publicidad

Pista en la mira

Las autoridades no han descartado que Hassan hubiese actuado en nombre de un grupo extremista no identificado, dijo un mando en Washington, pero no quiso aclarar su fueron descubiertas pruebas para respaldas esa teoría.

El mando habló a condición de guardar el anonimato porque la investigación sigue en curso.

Por otra parte, las autoridades no descartan la posibilidad de que algunas de las víctimas hayan sido causadas por "el fuego amigo" resultante de la confusión.

Alistan autopsias

Los cadáveres de las víctimas serán trasladados a la Base de la Fuerza Aérea en Dover, en Delaware, para ser sometidos a las autopsias y análisis forenses, dijo un mando que no quiso ser identificado por seguir abierta la investigación.

En la base será oficiada una ceremonia en honor de las víctimas.

Jamie y Scotty Casteel aguardaron a la entrada de la sala de urgencias del hospital en Temple a la espera de recibir noticias de su cuñado, Matthew Cooke, uno de los heridos.

"Fue baleado en el abdomen y es lo único que sabemos", comentó Jamie Casteel a The Associated Press. Agregó que Cook regresó de Irak hace un año.

Familias incrédulas

Amber Bahr, de 19 años, fue baleada en el estómago pero se encuentra estable, dijo su madre, Lisa Pfund.

"Nada sabemos, solamente que fue baleado en el abdomen", indicó Pfund.

publicidad

Ashley Saucedo dijo al canal de televisión WOOD-TV, en Michigan, que su esposo fue baleado en un brazo, pero era lo único que sabía. Saucedo dijo que ella y sus dos hijitos no pudieron abandonar su vivienda durante el ataque.

El motivo del ataque no ha sido establecido, pero al parecer Hassan iba a ser enviado pronto a Irak y estaba molesto por las guerras de ese país y Afganistán, y la suerte corrida por los musulmanes.

La senadora republicana Kay Bailey Hutchison dijo haber sido informada por el alto mando en Fort Hood que Hassan estaba a punto de ser enviado al extranjero. El coronel retirado Terry Lee, que dijo haber trabajado con Hassan, indicó que iba a ser emplazado en Afganistán.

Lee agregó que Hassan esperaba que el presidente Barack Obama hubiese retirado la tropa de Afganistán e Irak y que con frecuencia se enzarzó en discusiones con otros militares que respaldaban esas guerras.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad