publicidad

Un tercio de los principales acuíferos del mundo se están agotando

Un tercio de los principales acuíferos del mundo se están agotando

Un tercio de los principales acuíferos del mundo están sufriendo fuertes declives de agua, según estudio.

Un tercio de los principales acuíferos subterráneos del mundo se están agotando a un ritmo alarmante, según un estudio con nuevos datos captados por satélites de la NASA.



El estudio, publicado el martes por la revista Water Resources Research, señala que 13 de las 37 mayores reservas subterráneas del planeta perdieron más agua de la que recibieron durante una década de observación, entre 2003 y 2013.



Estos acuíferos subterráneos suministran el 35 % del agua usada por los seres humanos, por lo que la situación "es bastante crítica", en palabras de Jay Famiglietti, científico de la NASA e investigador de la Universidad de California.



"Dada la rapidez con la que estamos consumiendo las reservas mundiales de agua subterránea, necesitamos un esfuerzo global coordinado para determinar la cantidad que queda", advirtió.



Gracias a los datos de los satélites Grace de la NASA, que captaron los cambios en los niveles de agua de los acuíferos entre 2003 y 2013, los científicos han descubierto que las reservas en peor situación están en regiones pobres y muy pobladas, como el noroeste de la India, Pakistán y el norte de África.



En una publicación complementaria, los autores concluyen que, si bien esta tecnología satelital ha permitido medir las fluctuaciones de agua en estas reservas, aún no se sabe medir cuál es la cantidad total de agua que aún queda en ellas.

publicidad

La falta de precisión para adquirir este dato es un gran impedimento para estimar en cuánto tiempo se acabaría el agua si se las tendencias actuales se mantienen e implementar medidas más acertadas.

Los expertos también alertan que el cambio climático y el crecimiento de la población contribuirán a empeoran todavía más la situación de estos acuíferos subterráneos.



La demanda por el agua de orígen subterráneo incrementa con el crecimiento de la población (más personas necesitando agua) y la disminución en la disponibilidad de agua en la superficie, la principal fuente de agua para el consumo humano.

Las poblaciones que habitan zonas secas pasan a depender del agua de sus acuíferos durante las épocas de sequía y este consumo resulta ser mayor a la capacidad de reabastecimiento dejando así al acuífero con menos agua al pasar los años.

El ejemplo es el estado de California (EE.UU.), golpeado por la sequía y que está obteniendo ahora el 60% del agua que necesita de reservas subterráneas frente al promedio del 40%.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad