publicidad
El Servicio Secreto ha estado metido en varios escándalos en los últimos tiempos.

Un supervisor del Servicio Secreto fue puesto en licencia por presunto acoso sexual

Un supervisor del Servicio Secreto fue puesto en licencia por presunto acoso sexual

Una agente aseguró que su supervisor le hizo insinuaciones sexuales, por lo que fue puesto en licencia.

El Servicio Secreto ha estado metido en varios escándalos en los últimos...
El Servicio Secreto ha estado metido en varios escándalos en los últimos tiempos.

El Servicio Secreto enfrenta un nuevo escándalo: colocó a un supervisor de alto nivel en licencia administrativa por tiempo indefinido después de haber sido acusado de hacer insinuaciones sexuales a una compañera de trabajo a finales del mes pasado.

La investigación ya está en manos del Departamento de Seguridad Nacional y el director Joseph Clancy fue informado de los hechos desde el pasado 2 de abril, cuando el incidente fue reportado por primera vez a la Oficina de Responsabilidad Profesional de la agencia, informó el vocero Brian Leary.

Al acusado le fue suspendida la acreditación de seguridad después de que una empleada le acusó de agredirla en la sede de la agencia la semana pasada.

La agente femenina dijo que Xavier Morales, de 48 años y gerente de la división de control de seguridad, tuvo acciones sexuales no deseadas la noche del 31 de marzo, después de volver a la oficina tras asistir a una fiesta en un restaurante del centro.

publicidad

La mujer dijo a los investigadores que Morales, que era su jefe, le dijo durante la fiesta en Capitol City Brewing Company que estaba enamorado de ella y que quería que sostuvieran un encuentro sexual. Más tarde, en la oficina, Morales trató de besarla y la tomó por los brazos. Ambos forcejearon hasta que Morales cedió, cita The Washington Post a dos personas cercanas a la investigación.

“El Servicio Secreto es una agencia que exige que nuestros empleados se comporten con el más alto nivel de integridad. Las acusaciones reportadas son muy preocupantes. Cualquier amenaza o acto de violencia que ponga en peligro a nuestros empleados en su lugar de trabajo es inaceptable y no será tolerado”, añadió en un comunicado Clancy.

Esta investigación se produce tan solo semanas después de otra serie de acusaciones de mala conducta y alcohol que involucran a dos agentes "incluyendo uno que trabajó de cerca en la seguridad del presidente--.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad