publicidad

Un jurado falló que Casey Anthony no era culpable de asesinar a su hija de dos años

Un jurado falló que Casey Anthony no era culpable de asesinar a su hija de dos años

Luego de dos días de deliberaciones, un jurado determinó que Casey Anthony no era culpable de asesinato en primer grado por la muerte en 2008 de su hija Caylee, de dos años.

ORLANDO, Florida - Luego de 33 días de testimonios y casi 11 horas de deliberaciones, un jurado determinó el martes que Casey Anthony no era culpable de asesinato en primer grado por la muerte en 2008 de su hija de dos años, Caylee. La mujer, sin embargo, podría continuar prisión debido a que fue declarada culpable de cuatro cargos por mentirle a las autoridades durante la investigación.

El juez Belvin Perry fijó una audiencia para este jueves, a las 9 a.m., para dictar la sentencia en los cuatro cargos en los que Casey Anthony fue encontrada culpable por el jurado.

En total, la mujer de 25 años siete cargos criminales en su contra, entre ellos asesinato en primer grado, por la muerte de su hija Caylee, en 2008.

Cargo #1: Asesinato en Primer Grado - NO CULPABLE | De haber sido encontrada culpable de este delito, Anthony hubiera podido recibir la pena de muerte o cadena perpetua.

Cargo #2: Abuso Infantil con Agravantes - NO CULPABLE | De haber sido hallada culpable por este delito hubiera recibido entre 12 y 15 años en prisión.

Cargo #3: Homicidio con Agravantes contra un Menor - NO CULPABLE | De haber sido hallada culpable por este delito, la mujer hubiera recibido una sentencia máxima de 30 años en prisión.

Los Cargos #4, #5, #6 y #7, son cuatro instancias de proporcionar información falsa a un oficial en una pesquisa de una persona desaparecida. Aquí, el jurado determinó que Casey Anthony era CULPABLE.

publicidad

El castigo por cada una de estas acusaciones es de un año en prisión. Sin embargo, como Casey Anthony ya tiene tres años y medios en prisión en la víspera del juicio en su contra, es probable que ella salga en libertad en los próximos días.

VIDEO: Veredicto en el caso de Casey Anthony

El jurado de 12 miembros en el juicio contra Casey Antohny, que estuvo compuesto por siete mujeres y cinco hombres, deliberó por poco más de diez horas y el martes por la tarde anunció en corte que absolvió a Casey Anthony de haber asesinado a su hija Caylee.

Inicialmente la mujer no mostró ninguna reacción cuando se leyó el veredicto del jurado, pero poco después rompió a llorar y abrazó a su abogado, el letrado de origen puertorriqueño, José Báez.

El juicio que duró poco más de un mes fue largo y en todo momento quedó claro que la acusada era una mentirosa compulsiva que falló en decir la verdad a las autoridades, a la prensa y a su propia familia en torno a la desaparición de su hija de dos años.

No obstante, expertos legales opinan en que el jurado falló a favor de Casey Anthony porque la parte acusadora nunca presentó una causa ni hora de muerte. En cambio, la fiscalía basó su caso en evidencia circunstancial y nunca comprobó físicamente que Casey Anthony había matado a su hija.

publicidad

El estado de Florida alegó en todo momento que Casey Anthony asfixió a su hija con cloroformo porque la niña supuestamente era un estorbo en su vida. Se dijo en el juicio que la acusada entonces colocó cinta pegante sobre la boca de la niña y se deshizo del cuerpo.

La defensa, por su parte, alegó que Casey Anthony no fue quien mató a su hija Caylee. En cambio dijeron que la niña había muerto de forma accidental ahogada en la piscina de la casa de sus abuelos, y que la familia colaboró para esconder el cuerpo durante seis meses.

La defensa alegó además que Casey Anthony se desesperó y su padre, un ex policía, decidió hacer parecer la muerte como un homicidio, cubriendo la boca de la niña con cinta adhesiva y arrojando el cadáver en unos bosques cercanos. El padre de la joven George Anthony, ha negado esa versión.

La desaparición de Caylee Anthony salió a la luz en julio de 2008, cuando su abuela llamó a la línea de emergencia 911, para reportar que su nieta llevaba un mes de desaparecida y que el automóvil de su hija Casey olía a restos humanos descompuestos.

Según los amigos de Casey Anthony, durante ese mes ella no dejó que sus familiares tuvieran contacto con la menor desaparecida. No obstante, cuando salió la noticia de que la niña de dos años estaba perdida, Casey Anthony continuó actuando de forma normal.

publicidad

Mientras decenas de personas en Orlando buscaban a la pequeña Caylee, su madre salía a los bares y centros nocturnos de la ciudad como si nada hubiera pasado, y hasta se hizo un tatuaje en la espalda con las palabras "Bella Vita", que significa, "la vida es bella".

Casey Anthony dijo al principio que su hija había sido secuestrada por una niñera hispana. Pero las autoridades, al no encontrar pistas en este respecto empezaron enfocar su investigación en torno a la madre. En el baúl del auto de Casey Anthony los peritos encontraron cabellos descompuestos pertenecientes a Caylee Anthony y niveles elevados de cloroformo.

El caso contra Casey Anthony ha protagonizado los titulares de los medios de comunicación en Estados Unidos, y ha sido ampliamente difundido por la televisión desde la desaparición de Caylee a mediados del 2008.

Durante los 33 días de testimonios, se supo de personas que viajaron desde diferentes puntos del país para conseguir un puesto en el interior del tribunal donde se realizó el juicio. El juez Perry permitió que 50 asientos fueran abiertos al público general, y hubo días cuando algunos espectadores hasta es pelearon para conseguir esos puestos.

FOTOS: El caso Casey Anthony en Imágenes

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad