publicidad

Un juez federal bloqueó partes de la polémica ley migratoria de Georgia

Un juez federal bloqueó partes de la polémica ley migratoria de Georgia

Un juez federal concedió el lunes la solicitud de impedir que partes de la ley de Georgia contra la inmigración ilegal entren en vigor hasta que se resuelva una demanda.

ATLANTA, Georgia - Un juez federal de Estados Unidos ordenó el lunes bloquear partes de la ley de inmigración del estado de Georgia, impugnada por organizaciones civiles que la consideran inconstitucional y cuya entrada en vigor estaba programada para el 1 de julio.

Thomas Thrash, juez de la Corte Federal en Atlanta, bloqueó el lunes las secciones de la ley HB87 que permitían a las autoridades locales verificar el estatus migratorio de quienes no puedan proporcionar una identificación válida y también la provisión que buscaba penalizar a quienes transportaran o albergaran a inmigrantes.

El magistrado federal concedió la solicitud de impedir que partes de la ley de Georgia contra la inmigración ilegal entren en vigor hasta que se resuelva una demanda.

El fallo de Thrash también bloqueó partes de la legislación que penaliza a la gente que transporte o albergue a indocumentados. Además, el magistrado sobreseyó partes de la demanda a solicitud del estado.

La ley migratoria de Georgia, promulgada en mayo, es una de las más duras y polémicas normas estatales sobre esta materia y guarda importantes similitudes con la de Arizona, cuyos pasajes más controvertidos están suspendidos temporalmente por una corte federal.

La mayoría de las cláusulas que forman la ley iban a entrar en vigor el 1 de julio.

Una coalición de organizaciones, encabezada por la Unión Americana de Libertades Civiles, el Sindicato de Trabajadores de Servicios, la Alianza Latina de Georgia por los Derechos Humanos y el Centro Nacional de Ley de Inmigración, presentó a principios de junio la demanda por considerar la ley como inconstitucional.

publicidad

La ley, que sus detractores califican como una copia de la SB1070 de Arizona -que criminaliza a los indocumentados-, fue aprobada por el Legislativo estatal en abril de este año y promulgada por el gobernador de Georgia, Nathan Deal, dos semanas después.

En Estados Unidos, la inmigración es una competencia del Gobierno federal, no de los gobiernos estatales; sin embargo, la ausencia de una reforma de las leyes migratorias ha llevado a que algunos estados promulguen normas contra los indocumentados.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad