publicidad
El primer ministro turco, Ahmet Davutoglu.

Turquía abre sus bases militares a la coalición contra el Estado Islámico

Turquía abre sus bases militares a la coalición contra el Estado Islámico

Turquía no había participado hasta el momento en los bombardeos de la coalición contra los yihadistas en Siria e Irak.

El primer ministro turco, Ahmet Davutoglu.
El primer ministro turco, Ahmet Davutoglu.

Turquía abrirá sus bases aéreas a los aviones de los países de la coalición contra la organización yihadista Estado Islámico (EI o ISIS), encabezada por Estados Unidos, confirmó este viernes el Ministerio de Asuntos Exteriores turco en un comunicado publicado en su web.

"Se ha aprobado desplegar en las bases de nuestro país aparatos, tanto tripulados como no tripulados, de las fuerzas aéreas de varios países de la Coalición que lucha contra el Estado Islámico, siempre que sea considerado conveniente por Estados Unidos y por nosotros", señala el comunicado.

Ankara confirma así la apertura de la base de Incirlik en el sureste de Turquía para los vuelos de EEUU contra las posiciones del EI, un asunto largamente debatido entre los dos países.

publicidad

LEER: Líder del Estado Islámico murió en ataque con dron

Además, según informan varios medios turcos, las Fuerzas Aéreas turcas han lanzado la segunda operación de bombardeo de posiciones del grupo armado Estado Islámico en Siria.

De confirmarse, sería el segundo ataque consecutivo después de los bombardeos de la madrugada del viernes, que dependiendo de las fuentes dejaron entre nueve y 35 yihadistas muertos.

Tanto las televisión CNNTürk como NTV y el diario Sabah informan de esta operación dentro de territorio sirio, en la que estarían participando un numero indeterminados de cazas F-16 de la base militar de Diyarbakir, y de la que no hay confirmación oficial.

Algunos medios, como Sabah, indican que las fuerzas aéreas turcas también han bombardeado posiciones del grupo armado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en el norte de Irak.

El PKK puso hace dos semanas fin a un alto el fuego y desde entonces ha cometido varios atentados mortales contra miembros de las fuerzas de seguridad turcas.

A las 00:12 GMT de la madrugada del viernes, tres cazas F-16 despegaron de la base aérea de Diyarbakir para bombardear durante 13 minutos tres posiciones de los yihadistas en el distrito sirio de Al Bab, al noreste de Alepo, según confirmó el Ejército.

LEER: Estado Islámico arrebata al régimen sirio último cruce fronterizo con Irak bajo su control

publicidad

Los aparatos lanzaron cuatro bombas teledirigidas contra dos cuarteles del EI y un punto de reunión, sin necesidad de penetrar en el espacio aéreo sirio.

Turquía no había participado hasta el momento en los bombardeos de la coalición contra los yihadistas en Siria e Irak, que comenzaron en septiembre y agosto pasado, respectivamente.

El cambio se ha producido porque "Turquía se ha visto expuesta a ataques terroristas. Hay acciones simultáneas del Estado Islámico y del PKK", según las palabras del primer ministro Ahmet Davutoglu.

"Turquía y Estados Unidos han decidido profundizar aún más en su cooperación en la lucha contra el EI", indicó el comunicado de Exteriores que daba a conocer el cambio de postura.

Al mismo tiempo, en una amplia operación policial en todo el país, dirigida contra simpatizantes de la guerrilla kurda y el EI, fueron detenidas unas 300 personas por presunta vinculación con grupos terroristas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad