publicidad
Turistas en Quito

Estadounidenses en el país de la 'revolución ciudadana'

Estadounidenses en el país de la 'revolución ciudadana'

Frente al discurso del presidente de Ecuador contrario al modelo político estadounidense, su gobierno no duda en invertir para atraer a turistas de ese país.

Turistas en Quito
Turistas en Quito

Por Alberto Andreo (@andreoalberto) desde Quito

Greg y Susana Achtenhagen aman recorrer las principales zonas montañosas del planeta a lomos de una motocicleta. Su pasión tiene mucho que ver con su lugar de procedencia, la ciudad estadounidense de Milwaukee, casa de las mundialmente famosas Harley Davidson.

En sus treinta años de casados han cabalgado sobre dos ruedas por los Alpes, los Dolomitas y, claro, gran parte de su país. Es la primera vez que visitan los Andes y Ecuador, patria de la llamada revolución ciudadana, ha sido el lugar escogido para disfrutar de la parte sur del continente americano.

Como ellos, alrededor de 260.000 estadounidenses escogieron también el país de la mitad del mundo como destino turístico, ajenos a la animadversión que el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, manifiesta por el modelo político de su país.

Greg y Susana Achtenhagen, antes de comenzar su viaje en motocicleta.
Greg y Susana Achtenhagen, antes de comenzar su viaje en motocicleta.


“Al presidente de Ecuador no le gusta Estados Unidos”, reconoce Susana Achtenhagen para cambiar rápidamente de tema y comentar, en pleno centro histórico y turístico de Quito, que están deseosos de comenzar su tour en motocicleta de 9 días que les llevará a la zona amazónica oriental o a Guayaquil, en la costa sureste del país. Eso es lo que es interesa, no la política.

No son los únicos. A pesar de encontrarse distantes ideológicamente, el mercado de los Estados Unidos es uno de los principales motores del turismo ecuatoriano: un 16,7% de los extranjeros que llegaron al país en 2014, según las cifras oficiales, un número que solo supera la vecina Colombia (23,6 %).

Los turistas estadounidenses se gastaron en Ecuador 1,500 millones de dólares colocando al turismo en tercer lugar -si se excluye en petróleo- entre los rubros que más dinero dejaron en el país tras el banano y los camarones. Esa cifra representa el 1,5 % del Producto Interior Bruto de Ecuador.

publicidad

Inversión millonaria en la SuperBowl

Y este año las autoridades esperan un incremento del 5% en esa cifra impulsado, entre otras cosas, por el espacio publicitario que el gobierno ecuatoriano compró en el intermedio de la Superbowl, el evento deportivo más visto del año en Estados Unidos, por cerca de 3 millones de dólares, un gasto que generó polémica en el país.


El anuncio, bajo el lema “All you need is Ecuador” ("Todo lo que necesitas es Ecuador") llevó a Eric Goldberg a viajar a ese país, animado por esposa ecuatoriana, Lorena. Casados desde hace 27 años, es la segunda vez que este jubilado neoyorquino de 54 años está aquí y lo hace con el deseo de mejorar su español y conocer los orígenes de su media naranja.

Y, mientras sueña con su próxima visita a las Islas Galápagos -principal destino turístico del país-, se muestra decidido a derrumbar los mitos que cree que hay en Estados Unidos sobre América Latina como que todos los países del sur son peligrosos.

“Ecuador es muy seguro”, afirma Goldberg al revelar que recibe correos electrónicos de amigos y familiares preocupados por él. Eso sí, reconoce que se ha encontrado con compatriotas que le han hablado de “asaltos” y “secuestros exprés” a turistas. También lamenta que “nadie en Estados Unidos sabe nada de América del Sur”, que sus compatriotas suelen pensar que “no hay electricidad ni agua”.

Muchos estadounidenses aprovechan su visita a Ecuador para aprender espa...
Muchos estadounidenses aprovechan su visita a Ecuador para aprender español.


Como él, Mike y Stephanie Montagne también están en Ecuador de turismo y mejorando su español. Casados desde hace cuatro años y medio, ella, consultora financiera de 40 años, se tomó un año sabático para viajar por el mundo con su esposo, militar retirado de 55, que sirvió en el ejército estadounidense, entre otros destinos, en Afganistán.

“Buscábamos un sitio barato para viajar”, comenta ella sobre la decisión de visitar Ecuador. Y, como a muchos de sus compatriotas, les preocupa más conocer las Galápagos que la retórica del Gobierno hacia los Estados Unidos. “Estamos en un sitio por placer, para disfrutar”, zanja.

Por su parte, Mike se muestra encantado con la “calidez y la amabilidad” de los ecuatorianos, así como de la facilidad con la que está aprendiendo el idioma. Asegura haber leído las recomendaciones de seguridad de la Embajada estadounidense sobre el país y dice no tener problemas “para salir a la calle a cualquier hora”, aunque asegura tener un poco de más de respeto cuando sale con Stephanie. “Ella es gringa”, comenta en alusión al aspecto físico de su esposa, blanca y rubia, y que contrasta con el suyo, afroamericano y más fácil de encontrar en el país.

Un autobús turístico en Quito.
Un autobús turístico en Quito.

Ecuador ha reducido sus índices de inseguridad progresivamente en los últimos años, una de las principales preocupaciones de cualquier turista, a lo que hay que sumar premios del sector turístico a nivel mundial o la selección de la ciudad de Cuenca (centro – sur) por parte de la revista estadounidense International Living como “el principal destino del mundo para retirarse” en el año 2009. Allí viven alrededor de 8,000 estadounidenses.

Además de la seguridad, la dolarización de la economía, las “bondades” de la ubicación geográfica del país como sus 12 horas de sol diarias y sus climas agradables, o la relativa cercanía con Estados Unidos por vía aérea (5 horas), son algunos de los motivos a los que las autoridades achacan la llegada de turistas estadounidenses.

publicidad

Por eso, el Director Ejecutivo de la Cámara Provincial de Turismo de Pichincha -provincia a la que pertenece Quito- (CAPTUR), Aldo Salvador, justifica la inversión que se hizo en el entretiempo de la Superbowl como parte de una “estrategia de largo plazo” del Gobierno ecuatoriano en el sector.

Salvador defiende que "todavía quedan cosas por mejorar" en el área turística ecuatoriana, a pesar de que la mayoría de estadounidenses que arriban al país se muestran satisfechos con su elección de destino vacacional o de retiro. No parece importarles que sus dólares vayan a un Gobierno crítico con su modo de vida.

El Ejecutivo ecuatoriano tampoco sufre mucho porque los dólares provengan del que llama Imperio.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad