publicidad
Imagen de archivo de Amanda Knox.

Tribunal Superior de Italia absuelve a Amanda Knox y a Rafaele Sollecito

Tribunal Superior de Italia absuelve a Amanda Knox y a Rafaele Sollecito

La exestudiante de intercambio y su exnovio Rafaele Sollecito fueron absueltos del asesinato de Meredith Kercher.

Imagen de archivo de Amanda Knox.
Imagen de archivo de Amanda Knox.

El Tribunal Supremo de Italia absolvió a la estadounidense Amanda Knox y su exnovio, el italiano Rafaele Sollecito, por el asesinato de la británica Meredith Kercher en 2007 en Perugia (centro), ciudad en la que cursaban un programa estudiantil.

publicidad

Ésta es una sentencia definitiva que pone punto final a un controvertido proceso de ocho años.

Los jueves de la más alta instancia judicial italiana consideraron que la pareja no cometió ese crimen, pese a que una corte de apelaciones los había condenado en enero de 2014. El Supremo solo condenó a Knox a tres años de prisión por calumnias, una pena que ya ha cumplido, por intentar incriminar en los hechos a Patrick Lumumba, el músico congoleño y propietario del bar donde trabajaba Knox.

El único culpable del asesinato de la estudiante británica es el marfileño Rudy Guede, castigado por ser "cómplice de asesinato" en 2010 con 16 años de cárcel, tras elegir un juicio breve, y cumple la sanción en un penal de Viterbo (centro).

Previo a que se conociera la sentencia, los abogados del exnovio de Amanda Knox hicieron una apelación final a la Corte Penal Superior de Italia, instándole a anular la condena por el asesinato de la compañera de cuarto de Knox en 2007, diciendo que había errores de “proporciones colosales” en los veredictos de culpabilidad.

La fiscal Giulia Bongiorno diseccionó la decisión del tribunal de apelaciones de Florencia de 2014 para mostrar lo que, afirmó, fueron numerosos errores de hecho y de lógica que dieron lugar a las penas de 28 años y medio para Knox y 25 para Raffaele Sollecito por la muerte de la estudiante británica Meredith Kercher.

publicidad

Los jueces del Tribunal de Casación "máxima instancia de apelaciones en Italia-- comenzaron a deliberar poco después del mediodía.

En sus alegatos finales, Bongiorno dijo que la declaración original de Knox a la policía "que nunca fue introducida como evidencia y fue cambiada después"exoneraba a su cliente.

Knox, quien había estado estudiando en la universidad de la ciudad de Perugia, había acusado inicialmente a un congoleño dueño de un bar del asesinato. También dijo a los investigadores que estaba en casa la noche que Kercher fue asesinada y que tuvo que taparse los oídos para no escuchar sus gritos.

Bongiorno considera que la declaración de Knox fue coaccionada, y destacó que Sollecito "no figura en ninguna parte del relato”. Aparentemente, destaca The Associated Press, Knox fue presionada por la persona que sirvió como traductor no oficial de Knox durante el interrogatorio policial.

La vida ha seguido

Knox ha tratado de llevar una vida normal en los más de tres años que han pasado desde que fue liberada de una prisión italiana. Recientemente se comprometió y ha comenzado a escribir críticas de cine y otros artículos para un periódico semanal en Seattle.

La exestudiante de intercambio completó sus estudios en la Universidad de Washington y pasa el tiempo con familia y amigos mientras observaba de lejos los procesos judiciales que pudieron haberla llevado de vuelta a Italia hasta la condena de este viernes.

publicidad

El tribunal de apelaciones ordenó su libertad en 2011, después de que había pasado cuatro años en prisión. Más tarde, el máximo tribunal de Italia revocó su absolución y fue condenada en ausencia en 2014.

Amanda Knox peleará contra veredicto en Italia Univision

Gran expectación mediática

El viernes se puso punto final a uno de los procesos judiciales más controvertidos de los últimos tiempos en Italia, que se dilató durante ochos años y que estuvo envuelto por una gran expectación mediática.

En la audiencia del miércoles previo a la de este viernes, estuvo presente Sollecito quien, al igual que Knox, siempre ha proclamado su inocencia, y estuvo acompañado por sus abogados, por sus familiares y por su actual pareja.

No estuvo, por contra, su joven exnovia, que regresó a Estados Unidos cuando fue absuelta en 2011, tras un veredicto impugnado por el Supremo, que ordenó la repetición del juicio.

También se personó Patrick Lumumba, el músico congoleño y propietario del bar donde trabajaba Knox y a quien esta trató de incriminar en los hechos con escaso éxito, lo que le valió la pena de tres años de prisión por calumnias.

publicidad

La vista suscitó un enorme interés y el tribunal se vio repleto de periodistas y curiosos, hasta el punto de que Marasca tuvo que dictaminar el cambio de sala.

Tras el parón, la audiencia retomó su curso con la requisitoria del fiscal sustituto, Mario Pinelli, quien pidió a los magistrados que confirmaran la sentencia emitida en segundo grado el pasado año pero reducida en tres meses a cada uno por la prescripción de un delito menor.

Así, Pinelli solicitó la condena de 28 años y tres meses de prisión para Knox, considerada la autora de la puñalada que acabó con la vida de Meredith, y de 24 años y 9 meses para el italiano.

También intervino el defensor de la familia de Meredith, Francesco Maresca, quien abogó por la confirmación de la pena y expresó el deseo de sus clientes "de que este sea el último (episodio del proceso) para que así la familia pueda recordar a la pobre Meredith fuera de las sedes judiciales tras tantos años".

Amanda Knox condenada a casi 30 años de cárcel por corte italiana Univision

La noche funesta

El suceso se remonta a la noche del 1 de noviembre de 2007, cuando la joven británica que cursaba una beca Erasmus en Perugia (centro de Italia), Meredith Kercher, de 21 años entonces, fue asesinada en la casa que compartía con Knox en el marco de un "juego sexual".

Aquel día también estaba presente el marfileño Rudy Guede, el único condenado en firme por ser considerado "cómplice de asesinato" y que recibió una pena de 16 años de cárcel tras elegir un juicio abreviado.

En diciembre de 2009, un tribunal de Perugia condenó a Knox y Sollecito a 26 y 25 años de prisión, respectivamente, por participar en la muerte de la estudiante.

Fueron detenidos en noviembre de 2007 y pasaron cuatro años en las cárceles italianas hasta que el 3 de octubre de 2011, el Tribunal de Apelación de Perugia les absolvía por no "existir" y "no haber cometido" los hechos que a ambos se les imputaban.

publicidad

Esta sentencia fue recurrida al Supremo que la invalidó y pidió al Tribunal de Apelación de Florencia que repitiera el proceso.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad