publicidad
Indocumentados en el centro de detención de inmigrantes en McAllen, Texas.

Trasladan a indocumentados detenidos en el sur de Texas a Arizona

Trasladan a indocumentados detenidos en el sur de Texas a Arizona

capacidad de procesamiento y albergue de las estaciones y centros de detención en Texas ha quedado rebasada

Indocumentados en el centro de detención de inmigrantes en McAllen, Texas.
Indocumentados en el centro de detención de inmigrantes en McAllen, Texas.

DALLAS - El auge en el cruce de indocumentados por el sur de Texas ha obligado a las autoridades migratorias del estado a enviar a Arizona a cientos de inmigrantes detenidos en esa zona para ser procesados y en algunos casos liberados bajo supervisión.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) confirmó en un comunicado que su personal en el sector Tucson “está colaborando en la tramitación de los inmigrantes ilegales (...) detenidos en el sur de Texas”.

El traslado de indocumentados a Arizona se debe a que la capacidad de procesamiento y albergue de las estaciones y centros de detención de la Patrulla Fronteriza en el sur de Texas ha quedado rebasada debido a la reciente ola de cruces de migrantes en esa región.

El vocero de la Patrulla Fronteriza en Tucson, Andy Adame, confirmó que el pasado fin de semana se transportó vía aérea a unos 400 migrantes detenidos en el Valle del Río Grande, en el sur de Texas, para ser procesados en Tucson.

publicidad

La CBP explicó que, una vez en Arizona y luego de completar el procesamiento, los inmigrantes son transferidos a la división de Operación y Ejecución de Deportaciones (ERO) de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE).

La ICE ha señalado que no desea colocar a menores de edad en centros de detención y que busca no dividir a las familias, por lo que las libera dentro del país a condición de que acudan a una cita ante la corte de inmigración para seguir con su proceso de deportación.

Organizaciones defensoras de los inmigrantes denunciaron este jueves que los indocumentados, la mayoría de ellos mujeres y menores de edad, están siendo dejados por agentes de la ICE en estaciones de autobuses de Tucson, Phoenix y otras comunidades de Arizona.

La liberación de personas en las estaciones de autobuses, sin boletos para transportarse y sin dinero, representa un peligro para ellos y es una crisis de salud pública y de seguridad”, dijo Daniel Wilson, un voluntario del albergue Casa Mariposa, en Tucson.

“No es una forma segura y estamos preocupados por su seguridad física”, dijo Cyndi Whitmore, del Proyecto de Restauración de Phoenix, un grupo de defensa de los inmigrantes que ha comenzado a ayudar a los indocumentados dejados en estaciones de autobuses de Phoenix.

Los voluntarios de ambas organizaciones en Phoenix y Tucson suelen ir a las estaciones de autobuses para ayudar a los migrantes a comprar boletos para viajar con sus familiares en otras ciudades, además de proporcionarles alimentos y agua

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad