publicidad
.

Tras escandalos, ley busca incrementar la supervision de agencias antipa...

Tras escandalos, ley busca incrementar la supervision de agencias antipandillas

Tras escandalos, ley busca incrementar la supervision de agencias antipandillas

Una congresista de Los Ángeles presentó un proyecto de ley federal para mejorar la supervisión de entidades que luchan contra las pandillas.

Definición de servicios

LOS ÁNGELES, California - Tras escándalos recientes que empañaron algunas iniciativas dedicadas a la intervención de pandillas, una congresista de Los Ángeles anunció la introducción del primer proyecto de ley federal destinado a mejorar la supervisión de dichas organizaciones.

La propuesta de ley -autoría de la representante Diane Watson, demócrata por Los Ángeles, y moldeada tras un modelo comunitario de intervención contra pandillas- define los servicios básicos que las agencias de intervención de pandillas deben de proveer para poder recibir fondos gubernamentales.

Dichos servicios abarcan la mediación de treguas y acuerdos de no agresión entre pandillas, y la provisión de "servicios de intervención en crisis las 24 horas del día, siete días a la semana" si miembros de pandillas y sus familias, agencias del orden, oficiales escolares o trabajadores sociales solicitan ayuda para prevenir actos de violencia.

El anunció se produjo el lunes, a tan sólo unas semanas después de que la ciudad cancelara un contrato con una agencia de intervención pandillera, Unity T.W.O., por presuntamente haber fallado en rendir cuentas por cientos de millones de dólares en dineros del gobierno, y meses después de que el director ejecutivo de otra agencia de intervención pandillera, Homies Unidos, fuera arrestado por cargos federales de crimen organizado y conspiración.

publicidad

En enero, un trabajador de una agencia de intervención de pandillas que había sido celebrado como un modelo de reforma fue acusado de robar a un artista de rap conocido en el Hotel Universal City Hilton.

Watson bautizó a la propuesta como la Ley de intervención pandillera Tony Cardenas, tras el autor original de la medida.

"El propósito de esta ley es encarar la violencia comunitaria como una entidad unida", dijo.

La congresista angelina hizo un llamado a lograr "servicios de intervención integrados [y] holísticos" capaces de poner a miembros de pandillas en el camino correcto, en vez de simplemente acorralarlos y echarlos a la cárcel.

"El incremento en los costos de prisiones ha causado que programas sociales y servicios como la educación, la creación de empleos, la vivienda y la salud sean eliminados para mantener a la industria carcelaria", dijo Watson.

La ciudad actualmente invierte cientos de millones de dólares al año en prevención contra las pandillas y en programas de intervención, sin rastrear cómo se gasta el dinero o si los programas son siquiera efectivos.

"Los programas ya no pueden esconderse bajo el disfraz de terminología vaga", dijo Cardenas.

La medida fue desarrollada con la ayuda de trabajadores sociales dedicados a la intervención pandillera como Blinky Rodriguez de la agencia Communities in Schools, quien solicitó estándares más altos y requerimientos más estrictos para su industria.

publicidad

"En el área de violencia, no muchos programas están dispuestos a tratar con la población pandillera con la que tratamos nosotros", dijo Rodriguez. "Con fondos tan limitados, debemos de aseguraron que los dólares separados para la intervención está en efecto yendo a esos programas que han probado ser efectivos y que verdaderamente intervienen en la violencia pandillera".

Los Ángeles alberga a más de 400 pandillas con más de 39 mil miembros identificados. La ciudad tiene una estrategia de tres partes para lidiar con el problema. Además del cumplimiento a la ley y la intervención pandillera, también está invirtiendo en programas extra escolares dirigidos a darle a la juventud de la ciudad un alternativa a afiliarse a las pandillas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Miles de mujeres salieron a las calles de la ciudad para unirse a las protestas globales contra el nuevo presidente de Estados Unidos y en defensa de sus derechos.
Donald Trump y Barack Obama no solo tienen conceptos diferentes en política, sino también a la hora de tratar a sus esposas.
En 2009, la ex primera dama le dio un regalo a Laura Bush y pasó desapercibido, pero la reacción de Michelle Obama al obsequio de la nueva primera dama no dejó a nadie indiferente.
De Ciudad de México a Washington DC, decenas de miles de manifestantes marcharon por las calles contra la toma de posesión del ahora 45° presidente de Estados Unidos. En algunas capitales, se registraron disturbios y enfrentamientos.
publicidad