publicidad
El CMA CGM Benjamin Franklin llegará al Puerto de Los Ángeles en diciembre

Los Ángeles recibirá al mayor carguero que jamás haya arribado a EE.UU.

Los Ángeles recibirá al mayor carguero que jamás haya arribado a EE.UU.

Este tipo de navíos son más largos que el Empire State Building y tienen una potencia equivalente al motor de diez aviones de pasajeros

El Puerto de Los Ángeles recibirá el próximo 26 de diciembre al mayor carguero que jamás haya arribado a las costas estadounidenses, el CMA CGM Benjamin Franklin, un buque capaz de transportar en un solo viaje 18,000 contenedores de veinte pies (TEU).

Navíos de estas características son más largos que el Empire State Building, más anchos que una piscina olímpica y tienen una potencia equivalente al motor de diez aviones Airbus A360 juntos, según datos de la compañía CMA CGM.

El CMA CGM Benjamin Franklin llegará al Puerto de Los Ángeles en diciembre
El CMA CGM Benjamin Franklin llegará al Puerto de Los Ángeles en diciembre

"(Esto) marca un nuevo capítulo en el flujo comercial del Pacífico y la optimización de la cadena de suministro", dijo el director ejecutivo del Puerto de Los Ángeles, Gene Seroka.

La embarcación fue entregada al armador el 4 de diciembre y de unir los puertos principales de china, incluido Xiamen, Nansha y Yantian, con los de la costa oeste de EE.UU. En su ruta, el CMA CGM Benjamin Franklin hará parada también en el puerto de Oakland el 31 de diciembre.

La naviera, la tercera más grande del mundo en el sector del transporte de mercancías, ha estado trabajando con las autoridades portuarias californianas para asegurar que son capaces de atender las necesidades de un barco dimensiones tan grandes.

Este año, el Puerto de Los Ángeles fue capaz de movilizar un total de 38,000 contenedores de 13,000 (TEU) en un período de ocho días, contó Seroka.

publicidad

Se prevé que el barco regrese nuevamente a Los Ángeles a principios de 2016.

Un artículo publicado hoy por Los Angeles Times indicaba que las autoridades del Puerto de Los Ángeles permitieron a la compañía China Shipping North America que violara las normativas medioambientales que obligaban a que al menos el 70% de sus barcos, cuando estuvieran atracados, emplearan energía eléctrica para cubrir sus necesidades operativas, en vez de combustible fósil.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad