publicidad

Trágico Halloween en Chicago: Tiroteo segó la vida de joven embarazada

Trágico Halloween en Chicago: Tiroteo segó la vida de joven embarazada

Una mujer embarazada perdió la vida después de ser herida en un tiroteo entre pandillas la noche de Halloween.

Tenía siete meses de embarazo

CHICAGO, Illinois - Una mujer embarazada perdió la vida después de ser herida en un tiroteo entre pandillas, la noche de Halloween.

Las autoridades investigan la muerte de Leticia Barrera, una mujer con siete meses de embarazo que perdió la vida después de resultar herida en una balacera entre pandillas en el barrio Las Empacadoras.

Según reportes, Barrera recibió un impacto de bala mortal en la cabeza mientras pedía dulces con sus hijos de 3, 5 y 7 años de edad, reportó la cadena de noticias ABC de Chicago. El incidente ocurrió el miércoles, 31 de octubre, en las calles 48th y Seeley en la noche del Día de las Brujas.

Testigos oculares dijeron a la cadena de noticias que se escucharon cuatro balazos. Las autoridades creen que las balas fueron disparadas a media cuadra de distancia de donde fue herida Barrera.

Tras ser herida la víctima fue trasladada en estado crítico al hospital John H. Stroger del Condado de Cook, donde fue declarada muerta por las autoridades forenses.

Hasta el momento la Policía de Chicago no tiene arrestados en conexión al incidente, pero buscan a dos jóvenes que vestían suéteres con capucha, indicaron.

Víctimas de la violencia pandilleril en Chicago.

Al menos 500 personas, entre ellos amigos, familiares y miembros de la comunidad se reunieron en la iglesia bautista Fellowship Missionary para expresar su dolor y frustración por la muerte del niño Arthur Jones, reportó el periódico Chicago Tribune.

publicidad

Un niño que según relatan sus deudos, soñaba con llegar a ser pastor de la iglesia. El pequeño Arthur fue herido mortalmente mientras ocurría un enfrentamiento de pandillas.

Tres menores de edad enfrentan cargos criminales en conexión a la muerte de Arthur Jones. Lasean Jackson de 17 años y otros dos adolescentes que de acuerdo a investigaciones preliminares de las autoridades, formaban parte de una pandilla enfrentan cargos por la muerte de Jones.

En lo que va del año, han fallecido seis niños de edad escolar por la violencia que azota los barrios de Chicago.

Días atrás, Samuel Benavente, un menor de 14 años, murió por defender de robo a un amigo con quien jugaba en el barrio Chicago Lawn.

Según reportes, Benavente y su amigo jugaban con la bicicleta la tarde del domingo, en el 3500 West 63rd St, cuando otro menor aún no identificado presuntamente se acercó a Benavente e intentó quitarle la bicicleta; al parecer se resistió y el supuesto agresor se marchó, señala el rotativo.

Minutos más tarde el sospechoso regresó al lugar y disparó en dos ocasiones contra la humanidad de Benavente.

De acuerdo a los testimonios de la familia y las investigaciones preliminares publicadas por el diario de Chicago, el amigo de Benavente fue quien avisó a la familia de la víctima sobre la tragedia.

El niño herido fue trasladado de urgencia al hospital Mt Sinai donde a pesar de recibir auxilio murió la tarde del lunes.

publicidad

Las autoridades por su parte investigan el incidente y barajan la hipótesis que haya pandillas involucradas; una versión que Manuel Vega, uno de los nueve hermanos de la víctima desmiente: “se encontraba en el momento y lugar equivocado”, dijo Vega al Tribune.

De acuerdo a sus familiares y amigos, Belavente era un niño excepcional que solía trabajar cortando el césped de las casas de sus vecinos y lavando automóviles.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad