publicidad

Tragedia Metrolink: supervisores sabian que maquinista tenia el habito de enviar textos

Tragedia Metrolink: supervisores sabian que maquinista tenia el habito de enviar textos

Su hábito de enviar mensajes de texto durante el trabajo era conocido por sus supervisores, afirmaron abogados.

Reportes múltiples

LOS ÁNGELES, California – Supervisores del maquinista que operaba el tren de Metrolink que protagonizó el mortífero choque en Chatsworth recibieron en repetidas ocasiones advertencias sobre su hábito de enviar mensaje de texto durante horas de trabajo hábiles, afirmaron abogados que representan a algunas de las víctimas de la tragedia ferroviaria.

El maquinista Robert Sánchez operaba el tren 111 de la línea Ventura County de Metrolink cuando éste se impactó de frente con un tren de carga el pasado 12 de septiembre, matando a Sánchez y otras 24 personas.

Una investigación preliminar del Junta Nacional para la Seguridad en el Transporte reveló que Sánchez había estado enviado mensajes de texto momentos antes de que el tren se pasara una luz roja y se impactara con otro tren.

Personal administrativo de Connex Railrod, la compañía con el contrato para proveer de maquinistas a Metrolink, había recibido varias quejas de uno de los compañeros de trabajo de Sánchez sobre sus hábitos de "texteo", dijo el abogado R. Edward Pfiester, quien representa a algunas de la víctimas del choque.

Una vocera de Veolia, la compañía madre Connex, no pudo ser contactada inmediatamente para que comentara sobre dichas alegaciones.

El compañero de trabajo, cuyo nombre no fue divulgado, se quejó unas semanas antes del choque, y de nuevo tan solo dos o tres horas antes de que ocurriera [...] y ellos no hicieron nada", dijo Pfiester.

publicidad

Sánchez también fue presuntamente sorprendido durante una inspección de campo con un celular prendido en su mochila, una violación a las políticas de su compañía, dijeron abogados.

"Creemos, y el sentido común indica, que si tienes a alguien que envía textos todo el tiempo, a quien has sorprendido un par de meses antes, a las dos semanas previas a la fecha del accidente un trabajador le habla a la administración y dice 'Oigan, tienen que hacer algo sobre eso, todos están en riesgo, algo va a pasar", que eso es la manifestación factual de la despreocupación conciente de la seguridad de los pasajeros", dijo Pfiester.

Las demandas interpuestas tras el choque de Chatswort – el peor accidente ferroviario en los últimos 50 años de California – podrían poner a prueba el tope de $200 millones que el gobierno federal impuso para limitar las compensaciones asociadas con los accidentes de trenes.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad