publicidad

Tráfico humano, la versión moderna la esclavitud

Tráfico humano, la versión moderna la esclavitud

Raul Peimbert presenta una serie especial sobre el tráfico humano, un crimen que afecta a millones de personas en todo el mundo.

Tráfico Humano: Los victimarios tienen su lado de la historia San Antonio: KWEX

Sufren maltratos, golpes y humillaciones, y luego son obligadas a prostituirse o a trabajar duramente sin recibir ningún tipo de remuneración. Tal es la vida de las víctimas de tráfico humano, un crimen que afecta a personas de todo el mundo.

De acuerdo con cifras del FBI, cerca de 27 millones de personas de todos los países, incluido Estados Unidos, son víctimas del tráfico humano; estas personas son sustraídas con engaños de sus hogares, para luego ser vendidas como esclavas.

Durante esta semana, Raul Peimbert nos presenta en Noticias Univision 41 una serie especial en cinco partes sobre el tráfico humano, la forma moderna de la esclavitud, a través de la cual conocerás más acerca de este crimen así como de sus consecuencias.

Un crimen que impacta a todo el mundo

Estados Unidos es uno de los principales destinos y vías de paso de la trata de personas: de acuerdo con cifras del Departamento de Estado, cada año, entre 14,500 y 17,500 personas, especialmente mujeres y niños, son vendidas o transportadas en el país. Las víctimas suelen provenir de lugares como Rusia y Europa oriental, Asia, África y América Latina.

Sin embargo, estas cifras son sólo un estimado, pues resulta en realidad imposible calcular cuánta gente es comprada o vendida con exactitud: por cada víctima reconocida se piensa que pueden existir cientos que permanecen sin identificar.

publicidad

La trata de personas es incentivada principalmente por la pobreza y las malas condiciones sociales en las que mucha gente vive; la falta de educación y empleos provoca que muchas personas caigan en la trampa de los traficantes, quienes las engañan prometiéndoles que conseguirán un trabajo o algún otro tipo de oportunidad.

No obstante, éste no es el único método: las redes sociales también son un ámbito que los tratantes de personas aprovechan para reclutar, vender o explotar a sus víctimas, según expone el National Center for Missing and Exploited Children.

El tráfico de personas, además, es una de las industrias ilegales más redituables que existen: según cifras de la Organización Internacional del Trabajo, la trata de personas genera cada año cerca de 32 mil millones de dólares en ganancias, las cuales son debidas principalmente al tráfico sexual, ya que la venta de una sola persona para su explotación sexual puede generar varios miles de dólares.

Consecuencias individuales y sociales

El impacto de este delito no se limita sólo a las víctimas, sino que afectan también a los países donde se realiza este crimen.

Por un lado, según informa el Departamento de Estado, quienes han sido sujetos del tráfico sufren tanto daños tanto físicos como emocionales, debido a los maltratos a los que son sometidos así como a las estrategias que utilizan sus victimarios para controlarlos. Este tipo de daños pueden minar su salud y estabilidad mental, haciéndolos propensos a caer de nuevo en las redes de los tratantes.

publicidad

Por otro lado, de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas, el tráfico de personas promueve varios problemas sociales, como la migración ilegal, el fortalecimiento de grupos delictivos, el terrorismo y la corrupción gubernamental, además de que produciría pérdidas económicas para el país.

Luchando para que la gente permanezca segura

El Departamento de Seguridad Nacional trabaja con otros gobiernos e instituciones para crear conciencia pública sobre la trata de personas, a través de campañas que advierten sobre este crimen. El FBI, por su parte, lleva a cabo investigaciones para reconocer casos de trata de personas, así como para hallar víctimas potenciales y comunidades propensas a este delito.

Según cifras del Departamento de Justicia, entre los años 2008 y 2010 se investigaron 2,515 casos de tráfico de personas, como resultado de los cuales se identificaron a 488 sospechosos y se ayudó a 527 víctimas; sin embargo, muchos casos aún permanecen abiertos.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad