publicidad

Traficantes de cadaveres en UCLA sentenciados a varios a?os de carcel

Traficantes de cadaveres en UCLA sentenciados a varios a?os de carcel

Ernest Nelson y Henry Reid fueron sentenciados a prisión tras conspirar para traficar cadáveres y partes de cuerpo.

Traficantes de cadaveres en UCLA sentenciados a varios a?os de carcel 0d...

Aceptaron su culpabilidad

LOS ÁNGELES, California – Un hombre que proveyó a compañías privadas con cadáveres u órganos de un programa de donantes de UCLA fue sentenciado el jueves a 10 años de cárcel tras declararse culpable de conspiración para robar y traficar cadáveres.

Ernest Nelson, de 51 años, fue condenado el 14 de mayo bajo cargos de conspiración, robo en gran escala, fraude y faltas a la ley fiscal, entre ellas el no haber reportado ingresos en 2003, así como reportes de ingresos falsos durante el período 1999-2002.

Durante el juicio, la fiscal adjunta Marisa Zarate le dijo al jurado de seis hombres y seis mujeres que Nelson tomó parte en una conspiración para lucrar mediante el tráfico de cadáveres y órganos, en conjunción con Henry Reid, quien encabezaba el programa Willed Body de UCLA.

publicidad

Reid, de 57 años, se declaró culpable el 17 de octubre de formar parte de una conspiración para cometer robo a gran escala y fue sentenciado el 30 de enero a cuatro años y cuatro meses de cárcel en una prisión estatal. Reid no fue llamado a testificar durante el juicio de Nelson.

"Estuvo dispuesto a ir al programa Willed Body y cortar partes de cuerpos para su beneficio financiero", le dijo Zarate a los reporteros en las afueras de la corte tras el veredicto.

Durante el juicio, Zarate le dijo al jurado que el programa Willed Body "se descarriló" luego de que Reid y Nelson se conocieran y se dieran cuenta de que podían lucrar si Reid le proveía a Nelson cadáveres humanos y partes de cuerpos para ser vendidos a compañías privadas. Recalcó que sin el papeleo necesario, las acción de Reid y Nelson resultaron ilegales.

Reid recibió de Nelson seis cheques de cajero en 1999 por un total de $43 mil, y después recibió pagos en efectivo en transacciones que no dejaron evidencias en papel, dijo Zarate.

Las únicas evidencias en papel que se encontraron fueron las órdenes de compañías a lo largo de los Estados Unidos que "pagaron legalmente" a Nelson por los cadáveres y partes de cuerpos, dijo la fiscal, apuntando que Nelson recibió $1.5 millones entre 1999 y 2003.

Una larga investigación

Durante el juicio, el abogado defensor Sean K. McDonald dijo en respuesta que entre los clientes de Nelson estaban algunos de las compañías más grandes de la industria, como Johnson & Johnson, en tratos totalmente legales.

publicidad

"Henry Reid es un ladrón", le dijo McDonald a los abogados. "Lo que hizo fue proveerle cadáveres a Ernest Nelson... El problema en este caso fue que Henry Reid no estaba enviando el dinero a UCLA, se lo estaba embolsando".

El abogado de Nelson dijo que no hubo conspiración entre lo dos hombres.

"Henry Reid decidió tomar el dinero que Ernest Nelson le estaba pagando por los cadáveres", le dijo McDonald a los miembros del jurado, recalcando que su cliente era alguien exterior que podía fungir como "chivo expiatorio" tras la divulgación del escándalo.

El Departamento de Policía de UCLA empezó la investigación en el caso desde febrero de 2004, y los cargos criminales se presentaron tres años después – un caso que más tarde fue reemplazado por una acusación que en esencia enlistó los mismos cargos.

El programa Willed Body recibe donaciones de la gente que ha donado sus cuerpos a la escuela para propósitos educacionales y de investigación – primordialmente para ser usados en el entrenamiento de estudiantes de medicina y proyectos de investigación científica.

(Con información de Terri Vermeulen Keith/CNS)

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
Like most children in this country, Arlette Espaillat is fighting to improve her reading comprehension skills. This is especially difficult for Arlette: she moved to the US from the Dominican Republic only two years ago, and she cannot yet read at the level that experts recommend for her grade. Here is her story.
publicidad