publicidad
.

Sufriendo en la Chamba: Trabajadores reemplazables logo-noticias.cd3dd21...

Sufriendo en la Chamba: Trabajadores reemplazables

Sufriendo en la Chamba: Trabajadores reemplazables

El crecimiento económico de Texas tiene un lado oscuro: los trabajadores que lo han hecho posible viven en un estado de vulnerabilidad.

Sufriendo en la Chamba: Los peligros ocultos del Milagro Texano /San Antonio: KWEX

Detrás del milagro de Texas: un sistema roto para trabajadores rotos

Lee el artículo original en inglés: A Disposable Workforce en el Texas Tribune haciendo click aquí.

Diríjase a casi cualquier parte del vasto Estado de la Estrella Solitaria y hallará evidencias del milagro de la economía texana del cual los políticos como el gobernador Rick Perry no pueden dejar de hablar.

Desde la refinería más grande de Estados Unidos en Port Arthur hasta la legendaria Cuenca Permian al oeste de Texas, las grandes petroleras están de regreso. En el sur de Texas, anteriormente deprimido, las llamaradas de gas resultado del fracking pueden parecer de otro mundo.

Toyota está trasladando sus oficinas centrales de América del Norte a los suburbios de Dallas, y en la otrora relajada ciudad universitaria de Austin, ahora es difícil encontrar una calle del centro si una imponente grúa de construcción.

Esta flamante economía, dicen los políticos, es el resultado directo de su celosa oposición a la regulación excesiva, a los abogados codiciosos y a los gastos superficiales del gobierno. Perry actualmente recluta de manera regular compañías de otros estados, asegurándoles que el pasto es más verde de este lado, y su más probable sucesor, el fiscal Greg Abbott, ha mantenido esa premisa como su mantra de campaña.

Es difícil contradecir las estadísticas de creación de empleos que pregonan. Desde 2003, un tercio neto de los nuevos trabajos creados en Estados Unidos se crearon en Texas, y hay gente real en esos puestos, gente que tiene familias que alimentar.

publicidad

No obstante, hay algo sobre esta economía floreciente que los políticos rara vez comentan: Texas ha tenido el mayor número a nivel nacional de muertes de trabajadores en siete de los 10 últimos años, y cuando los texanos se lastiman o mueren en el trabajo, tienen una de las más débiles protecciones y unos los beneficios más precarios en todo el país.

A pesar de que Texas tiene una División de Compensación para Trabajadores, es el único estado donde no es obligatorio que los empleadores cuenten con un seguro de compensación para trabajadores o con un seguro privado que sea equivalente, así, más de 500,000 personas no cuentan con beneficios laborales cuando resultan heridas o mueren en el trabajo. Esto implica que, con frecuencia, tienen que apoyarse en las caridades o en los contribuyentes para pagar su cuidado médico.

La mayoría de los texanos que están fuera del sistema de compensación para trabajadores "más de un millón de personas" obtienen de sus empleadores un seguro privado para trabajadores, pero esos planes no son regulados por el estado y pueden ser manipulados para reducir significativamente los beneficios de los empleados, sus derechos legales así como sus opciones de cuidado de salud. Por ejemplo, sólo 41% de los planes incluyen primas por muerte, de acuerdo con una revisión realizada por el estado.

publicidad

Además, está el sistema de compensación para trabajadores regulado por el estado, el cual cubre a 81% de la mano de obra de Texas. En papel, las pólizas lucen grandiosas: todas incluyen primas por muerte, compensación parcial del salario para trabajadores demasiado lesionados para trabajar y beneficios médicos de por vida para los obreros con heridas severas.

Pero para miles de trabajadores, los beneficios prometidos nunca se materializan. Casi la mitad de todas las quejas de los empleados son negadas o disputadas parcial o totalmente, y cuando esas negativas florecen en un pleito mayor delante de la División de Compensación para Trabajadores de Texas, los obreros pierden la mayor de las veces, según los datos del estado.

“Desechan a los trabajadores como si fueran pañuelos. Para ellos no son más que un Kleenex usado”, asegura Joe Longley, un abogado de lo laboral de Asutin que fungía como jefe de la división de protección al consumidor en la oficina del fiscal en la década de 1970. “En Texas, no estamos viendo por los obreros, estamos viendo por los empresarios”.

El comisionado de Compensación para Trabajadores, Rod Brdelon, tiene un punto de vista diferente. Para él, los seguros regulados por el estado son un “sistema estupendo”, y describe una serie de tendencias positivas: las quejas están disminuyendo, los precios de cobertura están bajando, están ocurriendo menos lesiones en Texas y en el país, y dentro de la División de Compensación para Trabajadores, han aumentado las acciones normativas en contra de los aseguradores que no pagan a tiempo o que injustamente niegan quejas.

publicidad

“Sé que estoy haciendo propaganda, pero es cierto”, asegura Bordelon, quien está por renunciar a su puesto en agosto. “Creo que estamos tratando de hacer lo correcto”, añade.

El seguro de compensación para trabajadores surgió en Estados Unidos a principios de 1900, como algún tipo de contrato social: una “gran oferta” entre empresarios y trabajadores. A cambio de prometer cuidar de sus empleados heridos, los empleadores ganaban una inmunidad bastante amplia ante las demandas por negligencia en el lugar de trabajo.

Sin embargo, mientras que en todos los demás estados del país eventualmente se requirió que los empleadores contaran con un seguro de compensación para trabajadores, en Texas eso nunca sucedió. Aquí, los empresarios tienen permitido “ir sin nada”, lo que implica que pueden probar suerte: no comprar seguro para los percances en el lugar de trabajo y esperar que nada malo suceda.

Desafortunadamente, al obrero mexicano Santiago Arias, un inmigrante indocumentado, sí le sucedió algo malo, tres veces. Primero se mutiló un dedo en un accidente de autos relacionado con el trabajo en 2001, luego perdió un ojo en un accidente en una construcción en 2005, y en octubre del 2006, quedó paralizado del pecho par abajo luego de caer de un techo.

Después sumar más de $800,000 en cuentas médicas sin pagar a causa de su accidente de 2006, Arias demandó a su jefe. Los doctores aseguraron que sus cuidados médicos le costarían $125,000 cada año por el resto de su profundamente discapacitada vida, pero la compensación que eventualmente recibió como resultado de la demanda ni siquiera sirvió para cubrir los gastos médicos de un año.

publicidad

"Todo el barril está echado a perder”

Cuando trabajadores como Arias se lastiman, en general reciben tratamiento de hospitales públicos, organizaciones caritativas privadas o, si son elegibles, de programas federales para discapacitados. Esto sólo traslada los costos: lejos de los empleadores que no pagaban impuestos o que no contaban con primas de seguro laboral a nombre de sus empleados, y hacia los contribuyentes y las comunidades.

Ni el gobierno federal ni los hospitales cuentan con estadísticas fidedignas del porcentaje de los tratamientos urgentes no pagados o de los costos por incapacidad a largo plazo atribuidos a lesiones en el trabajo, pero un estudio tras otro han mostrado un vínculo. Uno encontró que en Texas menos de la mitad de las lesiones relacionadas con el trabajo son pagadas por el seguro de compensación para trabajadores, la cantidad más baja de los 10 estados analizados.

“No se trata sólo de una manzana podrida. Todo el barril está echado a perder”, comenta Francisco Argüelles, director de Living Hope Wheelchair Association, la organización de caridad en Houston que le dio a Arias una silla de ruedas. “Cuando los trabajadores, literalmente, se rompen la espalda construyendo nuestras casas, los contratistas simplemente los abandonan”.

Mientras muchos estados han creado agencias que regulan la seguridad laboral, Texas deja esa tarea a la Administración Federal de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA), y el estado cuenta además con una de las proporciones inspector-trabajador más bajas del país.

publicidad

Asimismo, la ley estatal requiere que la División de Compensaciones para Trabajadores opere una línea telefónica de emergencia las 24 horas del día, para que los empleados puedan reportar condiciones inseguras en cualquier momento. Sin embargo, sólo es atendida durante días laborales y en horario de oficina, además los oficiales reconocieron que el correo de voz del horario nocturno fue deshabilitado por tiempo indeterminado.

Los burócratas también han permitido que la mayoría de los empleadores fuera del sistema de compensación para trabajadores ignoren el puñado de leyes diseñadas para arrojar luz sobre su estatus de cobertura y sobre sus registros de seguridad.

Estadísticas sepultadas en los reportes producidos por la División de Compensación para Trabajadores, la cual cae dentro del Departamento de Seguros de Texas, muestran que más del 90% de los empleadores sin compensación para trabajadores están incumpliendo con el requisito de notificar la situación de su estado de exclusión.

Bordelon, comisionado de compensaciones para trabajadores, asegura que la mayoría de los empleadores que se sustraen  al sistema simplemente no saben que tienen la obligación de reportar su estatus. Una explicación para eso sería la timidez de la agencia para aplicar la ley.

La división puede multar a los empleadores que no reporten su condición "y hay decenas de miles de ellos" por hasta $25,000 por cada día que no cumplan. Pero, desde 1992 hasta 2008, el estado inició sólo siete procesos en contra de este tipo de infractores, de acuerdo con los registros de la división. Después de emitir cartas de advertencia hace unos años, Bordelon empezó a multar a los empleadores incumplidos en 2012, generalmente emitiendo sanciones entre los $500 y los $1,500.

publicidad

En total, la división ha recaudado poco más de $80,000 por violaciones reportadas desde 2009, aseguran los oficiales, lo que representa una pequeña fracción del total de las multas durante ese período. La visión no pudo identificar ninguna instancia en la cual hubiera exigido el total máximo de la multa.

“Una multa más grande obtendría la atención de alguien”, reconoció Bordelon, y agregó que en algún momento los funcionaros dejarán de permitir que muchos empleados eviten sus responsabilidades al declararse ignorantes de la ley.

“Vamos a comenzar por ponerles sanciones cada vez más grandes, absolutamente”, dijo.

Las auditorías al azar de estos no suscriptores "término para individuos y compañías que no están inscritos en un seguro de compensación para trabajadores" sugieren que incluso los empleadores que presentan reportes de su estado de exclusión subestiman significativamente las lesiones. Se supone que las empresas no suscritas con cinco o más empleados deben informar a las autoridades cuantas incapacidades por lesiones y muertes atendieron, pero una cuarta parte o más de las empresas que fueron contactadas por la división de compensación de trabajadores en los últimos años no presentaron lesiones registrables, según muestran algunos informes legislativos.

Una revisión en línea de los reportes de aplicación de la ley reveló que sólo hubo una multa de $1,500, en 2012, por una violación explícita de la obligación de notificación de lesiones.

publicidad

Bordelon, quien supervisa los esfuerzos de cumplimiento, minimizó la importancia de las fallas de información, diciendo que el estado se centra en los empleadores que tienen seguro de compensación al trabajador, porque ahí es donde radica su verdadero poder regulador.

“Si hablas de un reporte hecho por un no suscriptor, eso no ayudará a ese empleado lesionado en particular, quien de una manera o de otra trabaja para este tipo de empleadores”, dijo.

Patricia Zavala, directora de servicios legales y empleo para el Proyecto de Defensa de los Trabajadores, el cual ve por los empleados de bajos ingresos, llamó a la declaración de Bordelon "escandalosa". De acuerdo con ella, si los empresarios pensaran que el estado presta atención a sus registros de seguridad, serían más cuidadosos y estarían menos dispuestos a tomar atajos para ahorrar dinero.

“¿Cuál es el punto de tener una ley si no la van a hacer cumplir?”, dijo Zavala.

En cada una de las sesiones legislativas bienales, los texanos les cuentan a los legisladores sus historias de horror acerca de los accidentes de trabajo que se produjeron mientras ellos o sus seres queridos trabajaban para un empleador sin seguro. Esto exige una ronda de acuerdos en la legislación sobre el carácter voluntario del seguro de trabajo en Texas.

Pero la oposición de los no suscriptores con poder político es tan feroz, que incluso los modestos intentos de reforma fracasan.

publicidad

Hace tres años, el representante estatal Paul Workman, un republicano de Austin, trató de pasar una legislación que hacía obligatoria la compensación de trabajadores en la industria de la construcción. Alrededor del 40% de los empleadores no la apoyó, según un estudio elaborado conjuntamente por el Proyecto de Defensa de los Trabajadores e investigadores de la Universidad de Texas en Austin.

El proyecto de ley no llegó a ninguna parte.

"Vivimos en un estado que se enorgullece de tener menos regulaciones gubernamentales, y algunos ven la compensación obligatoria para trabajadores como otra regulación del gobierno que obstaculiza los negocios", dijo Workman, fundador de una empresa de construcción en Austin.

Más de dos terceras partes de los empleadores que renunciaron a la compensación para trabajadores ofrecen algún paquete de beneficios laborales en lugar del plan regulado por el estado. Las alternativas privadas generalmente le ahorran a los empleadores del 40 al 80% en primas de seguros, y los empresarios han luchado con uñas y dientes para mantener esta opción.

Entre las filas de los no suscriptores se encuentran algunas de las empresas más grandes y más reconocidas en el estado, incluyendo Wal-Mart, Costco, HEB, Home Depot, Lowe, AutoZone, Christus Health, James Avery Craftsman y Tractor Supply. El estado no les exige que presenten datos sobre sus paquetes de beneficios laborales no regulados.

publicidad

La multitud de las empresas que habían renunciado al seguro de compensación para trabajadores luchó vigorosamente contra un proyecto de ley presentado el año pasado, que habría obligado a las empresas a presentar tales datos. Cuando un legislador incrédulo le preguntó a Margaret Greenshield en qué afectaría a los miembros de su Alianza Texana de No Suscriptores el ser más transparentes, ella sugirió que llevaría a los políticos por una pendiente hacia más control gubernamental.

“¿Para qué se usarían los datos?”, preguntó Greenshield, presidenta del grupo, en una audiencia realizada en abril de 2013. “Posiblemente sea una mirada para hacer que las compensaciones a los trabajadores sean obligatorias”. El proyecto de ley murió poco después.

Richard Evans, la cabeza de la alianza, dijo que los no suscriptores proveen diversos datos a las autoridades estatales y federales, y no apoyan las nuevas iniciativas que pudieran aumentar los costos de los empleadores.

Evans dijo que los empleados lesionados que trabajan para los no suscriptores, a menudo reciben mejor atención y más rápida en comparación con la que el sistema de compensación para trabajadores proporciona. Y los empleadores que renuncian al sistema regulado por el estado pierden la protección ante demandas que los suscriptores de compensación para trabajadores sí tienen, dijo.

publicidad

Pero demandar a un empleador en Texas "incluso a uno que renunció a la cobertura de compensación de trabajadores" es algo más fácil de decir que de hacer. Los empleadores que ofrecen seguro ocupacional privado hacen difícil, si no es que imposible, una demanda a causa de la letra pequeña en las pólizas que todos los empleados deben firmar como condición para obtener el empleo.

Un fallo de la Corte Suprema de Texas, en 1998, en el caso de la compañía Texas Mexican Railway contra Bouchet, allanó el camino para que los empleadores que no brindaban compensación de trabajadores pudieran  despedir a los empleados lesionados sin temor a recibir una demanda por despido como represalia estatal. Sigue siendo ilegal para los empleadores en el sistema de compensación de trabajadores tomar represalias contra un trabajador por darle seguimiento a una reclamación por lesiones. Pero la decisión de Buchet "escrita por el otrora Juez Abbott y ahora contendiente principal para la gubernatura de Texas en 2014" eliminó esa prohibición para los empleadores fuera del sistema de compensaciones para trabajadores.

Desde el fallo de Bouchet, el abogado de lo laboral en Lockhart, Paul Schorn, dijo que ha dejado de tomar los casos de represalia por despido que presentan los lesionados texanos que no están cubiertos por las políticas de compensación de trabajadores.

publicidad

“Se te permite despedir a esas personas”, dijo. “No es correcto, pero no rompes ninguna ley”.

Las demandas federales son posibles en ocasiones, pero es más difícil tener éxito, comentó. Schorn sigue encontrando bastantes negocios que no están en el sistema de compensación para trabajadores, donde los despidos después de una lesión son comunes.

Si bien que el seguro de compensación de trabajadores puede ser un salvavidas para los empleados que no tienen nada, las personas que han tratado de navegar en el sistema, en particular aquellos que no pueden contratar  un abogado, tienen sus propias historias de terror.

En el sistema de compensación para trabajadores, las compañías privadas de seguros siguen escribiendo las políticas, pero todos ellos deben cubrir los beneficios detallados en la ley estatal.

Si hay una disputa "sobre los médicos, la cobertura de la lesión, si el empleado estaba en su horario" el asegurador y el empleado pueden arreglarse por fuera, de manera informal, o llevarlo a la División de Compensación para Trabajadores, que funciona en un sistema similar al de la corte, con una audiencia de oficiales que arreglan los desacuerdos.

En la mayoría de los casos por lesiones "un poco más del 90%" las partes resuelven el problema de manera informal. Bordelon, un nombrado de Perry, dice que es porque se alienta a ambas partes a resolver sus diferencias. Los defensores de los empleados lesionados dicen que sus clientes a menudo se dan por vencidos cuando las aseguradoras niegan sus acusaciones.

publicidad

Un sistema roto y torcido

En los últimos cinco años, las compañías de seguros han negado en su totalidad o en parte, alrededor del 45% de las reclamaciones, de acuerdo con datos obtenidos por The Texas Tribune que no han sido publicados. (La palabra "negación" no aparece en el informe bienal a los legisladores de Texas  de la división de 2012, pero los datos fueron proporcionados a petición).

Los empleados que buscan una audiencia formal de impugnación están perdiendo ante las compañías aseguradoras en cantidades abrumadoras. En total, los empleados estaban ganando menos de la tercera parte de las controversias emitidas durante la primera mitad del año fiscal 2013, en comparación con el 48% durante el año fiscal 2008, de acuerdo con estadísticas estatales compiladas por la Oficina de Asesoría Pública para el Empleado Lesionado (OEIC).

Los empleados que contratan abogados para que los ayuden a navegar por la burocracia se desempeñan ligeramente mejor que aquéllos que se apoyan en los defensores gratuitos de la OEIC, pero de todas maneras el proceso es una cuesta arriba para el trabajador, especialmente en los pleitos clave que determinan el monto de la prima o la seriedad de la lesión.

“Cuando digo que el sistema está roto, está roto a tal grado que sólo el 29% de los trabajadores con problemas serios obtienen sus beneficios”, comenta el jefe de la OEIC, Norman Darwin.

publicidad

En algunas ocasiones, las aseguradoras suspenden los beneficios años después de la lesión al contratar a un médico “colegiado” para revisar los registros del trabajador herido y disputar la queja. Entonces le toca al trabajador presentar de nuevo todas las pruebas de que ha sostenido una lesión, incluso si la aseguradora reconoció originalmente que la herida estuvo relacionada con el trabajo.

Una aseguradora puede incluso categorizar lo que el trabajador considera una lesión grave como una golpe o un esguince, al contratar doctores para reforzar el diagnóstico legal. En estos pleitos “exentos de lesión”, las aseguradoras están ganando cerca del 70% de las veces, según lo que indican estadísticas del estado.

Incluso cuando los quejosos, contra toda probabilidad, ganan los pleitos en una audiencia administrativa, a veces enfrentan una “revisión judicial”, lo que implica que la aseguradora puede llevar el caso a una corte de distrito del estado. Los trabajadores pueden afrontar esos retos también, pero se requiere dinero para pagar a un abogado.

Luego de que en 2012 el esposo de Crystal Davis muriera en un auto de la compañía en un accidente cerca de Tyler, al dirigirse a lo que su supervisor llamó una asignación laboral, el estado la compensó con una prima por muerte. Pero ahora, la compañía aseguradora interpuso una demanda contra ella y ssu hijos menores de edad para retirarles los beneficios.

publicidad

“Es un sistema muy torcido a través del cual hay que abrirse paso”, aseguró Davis. “Cualquier persona que tiene un trabajo y puede ser cubierto por la compensación para trabajadores en verdad necesita pensar en cómo está cubierto, y si está cubierto, en qué tanto está dispuesto a luchar por lo que cree que está cubierto”.

Bordelon explica que los casos que terminan en una audiencia formal generalmente involucran asuntos de evidencia médica más complicados que pueden ser una dificultad para los trabajadores. Pero añade que el sistema era generalmente justo con los trabajadores.

“En total, el sistema es estupendo para todas las partes”, asegura. “Tenemos mejores programas de seguridad, tenemos menos quejas, menos lesiones, menos pleitos ante nosotros”.

Texas Mutual Insurance, la compañía más grande de compensación para trabajadores de Texas, asegura que las aseguradoras no tienen ninguna razón para retrasar la atención a los trabajadores o para obstruir sus casos, ya que eso requiere gastos en cuentas legales y puede provocarles multas administrativas por parte del estado.

“Tengo una fe enorme en estos ajustadores”, comenta Mary Nichols, la abogada principal de la compañía. “Nosotros en verdad queremos hacer lo correcto. Nos gusta nuestra reputación como una compañía de gran cumplimiento”.

Cuando las aseguradoras no hacen lo correcto, sin embargo, los quejosos pueden hacer poco al respecto, salvo pedir a la División de Compensación para Trabajadores que los castigue. Hace dos años, en el destacado caso de Texas Mutual Company contra Timothy J. Ruttiger, la Corte Suprema de Texas eliminó todas las demandas “de mala fe” llevadas contra las compañías de compensación para trabajadores en una decisión 5-4.

publicidad

La corte argumentó que la legislatura determina que deben ser los burócratas estatales "no los abogados de los demandantes" quienes castiguen a través de multas y acciones administrativas a las compañías aseguradoras que tengan un comportamiento irregular o que procesen quejas de manera injusta.

El anterior senador John Montford incluyó una disposición en su revisión de la compensación para trabajadores de 1989, que permitía demandas por mala fe como una protección “alternativa” para los trabajadores, en caso de que las aseguradoras fueran demasiado lejos. Para él, el fallo en el caso de Ruttiger fue todo un reto.

“Si hubiéramos tenido la intención de derogar esa disposición sobre la mala fe, lo habríamos llevado a cabo”, dijo.

Bordelon, por su parte, dijo que acoge las obligaciones que tiene un comisionado en compensación de trabajadores. No hay una violación administrativa específica para las acciones de “mala fe”, pero dijo que la agencia está tomando medidas enérgicas contra las fechorías de los aseguradores y ahora cobra más de $1 millón en multas al año, la mayoría cobradas a empresas de seguros.

“Incluso antes de Ruttiger habíamos intensificado los esfuerzos en la división para todo tipo de violaciones”, dijo. “Estamos penalizando cada vez más compañías por negaciones inapropiadas”.

publicidad

Los críticos dicen que no están viendo tantas restricciones contra las compañías de seguros. Con una amplia franja de centros de trabajo que no están regulados y una inclinación a favor de las aseguradoras, y creen que los trabajadores comunes y corrientes enfrentan actualmente el mayor riesgo en la tierra del milagro texano.

Schorn, el abogado de lo laboral en Lockhart, se encogió de hombros cuando se le preguntó cómo los texanos podrían prevenir un accidente de trabajo que se convierta en una pesadilla legal o médica.

“No se lesionen. No hagan enojar a nadie. No dejen que nadie los malinterprete. No estén en el lugar equivocado, en el momento equivocado”, dijo. "Realmente no se me ocurre ninguna manera en que alguien puede protegerse de esto más de lo que uno puede protegerse de un rayo. Es sólo que, si trabajas en Texas, te puede pasar a ti”.

Para reportar sitios de trabajo riesgosos o condiciones inseguras, o para hacer alguna queja sobre potenciales violaciones a los estándares de seguridad federales, llame a la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA) al 1-800-321-OSHA (6742), o visite el sitio en español de la OSHA: https://www.osha.gov/as/opa/spanish/.

Para reportar condiciones inseguras, también puede llamar a la línea de emergencia de seguridad de Texas: 1-800-452-9595, o hacer un reporte en línea aquí.

publicidad

Para obtener ayuda gratuita de la Oficina de Asesoría Pública para el Empleado Lesionado (OEIC) sobre su queja acerca de la compensación para trabajadores puede llamar al 1-866-393-6432, o visitar el sitio de la OEIC en español: http://www.oiec.texas.gov/resources/espanol.html.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
Naturaleza
Las explosiones, provocadas por el derrumbe, hacen que esa zona permanezca cerrada, según informó el Observatorio de Volcanes de Hawaii.
A través de un video el padre de la quinceañera invitó a familiares y amigos a la fiesta de su hija en San Luis Potosí. El hashtag #XVdeRubi se volvió tan famoso que al menos 900,000 personas ya confirmaron su asistencia. Al parecer, el papá de Rubí se arrepintió de extender la invitación.
La madre pudo dar a luz con la ayuda de algunos profesionales de la salud que viajaban en el avión. La aeronave tuvo que aterrizar de emergencia, aunque no hubo ningún inconveniente con el parto ni con el bebé.
La empresa encargada se comprometió a buscar una ruta alternativa para el paso del oleoducto, sin que afecte este lago que suministra agua a varias comunidades. Con risas y lágrimas celebraron esta decisión a favor del medio ambiente.
La doctora Diane Pérez nos explica las consecuencias que tiene en el cuerpo ingerir alcohol por diferentes partes que no sean tomadas.
Dan a conocer cómo el ex gobernador de Chihuahua, César Duarte, descontaba dinero de los sueldos de los trabajadores del estado para entregárselo al PRI.
La Secretaria de Relaciones Exteriores, Claudia Ruiz Massieu, insistió en la importancia de impulsar proyectos que fortalezcan la frontera y el Tratado de Libre Comercio
Eric Garcetti reconoció que es un momento difícil para los indocumentados, pero dijo que utilizará el poder que tiene para proteger a los inmigrantes. Destacó el papel fundamental de esta comunidad para el desarrollo de Los Ángeles y de Estados Unidos.
El periodista Jorge Ramos tuvo un corto encuentro con el Papa Francisco en Roma, y en medio de la emoción por poder saludarlo aprovechó para interceder por los indocumentados. Dice que el sumo pontífice sonrió pero no le dio ninguna respuesta.
Las autoridades continúan las investigaciones para establecer las causas de devorador incendio. Muchos de los cuerpos quedaron irreconocibles, además las labores se dificultan el estado en que quedó la estructura. En la bodega se realizaba una fiesta electrónica, pero no tenía permisos para funcionar.
Alexander Schultz atravesó los 711 pies que separan la Torre Bancomer y el edificio Torre Reforma a unos 780 pies de altura.
El presidente de la Cámara de Representantes negó que se esté formando un cuerpo especializado en la deportación de inmigrantes indocumentados. Dijo que la prioridad del Congreso es asegurar la frontera con México.
Una de las propuestas autorizaría al gobierno estatal a subvencionar organizaciones sin fines de lucro que brinden asistencia legal a inmigrantes bajo amenaza de deportación.
La jefa del cuerpo de bomberos de la ciudad dijo que están seguros de que encontrarán más cuerpos una vez revisen la estructura en su totalidad.
El conductor fue bautizado en las redes sociales como #LordTaxi después de que propinara una paliza a los agentes para que no le pusieran una multa, según informó un canal de Youtube de denuncia ciudadana. Se desconoce si el agresor fue detenido o logró darse a la fuga.
Los pasajeros de un vuelo entre Houston y Monterrey tuvieron que realizar una aterrizaje de emergencia este domingo en San Antonio después de que su avión experimentara “problemas con el tren de aterrizaje”.
Terrorismo
Atacante yihadista de París grabó el asesinato del policía y su pareja
El presidente francés François Hollande atribuyó el ataque a una "acción terrorista".
Dictan cadena perpetua a Justin Ross Harris por el asesinato de su hijo
La víctima, de 22 meses de edad, murió en 2014 luego de que su padre lo dejara en un auto por múltiples horas.
El "Mannequin Challenge" llegó a la Casa Blanca (y ni Michelle Obama pudo resistirse)
Los campeones de la NBA, los Cleveland Cavaliers, estuvieron de visita en la Casa Blanca y no podían dejar pasar la ocasión para ser tendencia. Tras ser recibidos por el presidente y su esposa decidieron hacer el popular "Mannequin Challenge".
¿Se atreverá? Kate del Castillo ya puede viajar a México sin miedo
Código Segura tiene todos los detalles de cómo va el proceso en contra de la actriz mexicana con respecto a la investigación de su encuentro con el narcotraficante 'El Chapo' Guzmán.
publicidad
¿Alguien ha visto a Ángel Di María? Porque en el PSG lo necesitan
La prensa francesa indica que Patrick Kluivert y Unai Emery piensan que el ‘Fideo’ ha entrado en un bajón de juego muy profundo.
Joseph Blatter seguirá suspendido porque no prosperó su apelación al TAS
El ex presidente de la FIFA deberá cumplir con su sanción de seis años sin relación con el fútbol porque el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) ratificó la decisión de FIFA.
Agüero estará suspendido cuatro juegos por conducta violenta
El delantero argentino perdió la cabeza en el partido ante los Blues y la FA ya tomó medidas en contra de él.
Iván Estada y su lesión: “Tuve mucha gente que me ayudó y ahora se ven los resultados”
El lateral derecho de Tigres nunca imaginó poder jugar las finales luego de superar una lesión de rodilla que lo alejó más de seis meses de las canchas. "Gracias a Dios se dieron las cosas y lo estoy disfrutando al máximo", dijo.
Fashion Gurús: Los Detectives de la Moda vs. Milennials ¿quién tiene la razón?
En los Premios Juventud más "retro" enfrentamos las opiniones de los expertos Milennials contra los expertos de la casa, ¿quién te gustó más?
El talento de Univision viajó en el tiempo en Premios Juventud 2016
Una vez más, nuestro talento brilló en la alfombra. ¿Quiénes te gustaron?
El show en fotos: Mira el Mega Reventón Retro de Premios Juventud 2016
Disfruta de una gran retrospectiva que celebra lo mejor de décadas pasadas junto a Pitbull, Gente de Zona, Enrique Iglesias, Chino & Nacho, Daddy Yankee, Prince Royce, CNCO, Magneto ¡y muchos más!
Premio Lo Nuestro 2016: Ganadores, alfombra, musicales, ¡todo el show!
Disfruta lo mejor de la 28va edición de Premio Lo Nuestro y no te pierdas todo lo que ocurrió durante las actuaciones estelares de tus artistas favoritos durante la ceremonia.