publicidad
Manifestación en Los Ángeles, el pasado mayor, a favor de un salario mínimo de 15 dólares la hora.

Miles de trabajadores protestan para exigir un alza del salario mínimo

Miles de trabajadores protestan para exigir un alza del salario mínimo

Luchan por un salario mínimo de 15 horas

Manifestación en Los Ángeles, el pasado mayor, a favor de un salario mín...
Manifestación en Los Ángeles, el pasado mayor, a favor de un salario mínimo de 15 dólares la hora.

Organizaciones sindicales realizaban manifestaciones en todo el país para exigir un alza del salario mínimo federal hasta 15 dólares la hora.

En Washington, la protesta llegó hasta el Congreso y fue apoyada por el precandidato presidencial demócrata y senador por Vermont Bernie Sanders.

"Hay que decir alto y claro que la gente que en este país trabaja 40 horas a la semana merece un salario mínimo suficiente para vivir y el derecho a asociarse en sindicatos", dijo Sanders.

Bajo una fuerte lluvia, el senador remarcó que "los trabajadores tienen el derecho de criar a sus hijos con seguridad, tienen el derecho a vivir en un apartamento decente", agregó.

Las primeras manifestaciones, realizadas de costa a costa en cerca de 300 ciudades, comenzaron temprano en la mañana. Su reivindicación principal es la de alcanzar un salario mínimo de 15 dólares la hora. Actualmente, el salario mínimo federal se ubica en 7.25 dólares la hora, aunque 29 de los 50 estados han acordado subirlo desde este nivel.

Las protestas pueden convertirse en históricas pues los organizadores esperan que miles de personas se sumen a esta jornada de protesta. 

Nada más comenzar a levantar el día, ya algunas ciudades de la costa este comenzaban a ver a los primeros trabajadores exigiendo una subida de salario. 


Las protestas llegaron también al centro donde se celebrará este martes el debate republicano en Milwaukee. De esta manera, los organizadores pretenden llevar su pedido hasta el centro del debate político. De hecho, uno de los objetivos de las protestas es que la reivindicación de los trabajadores de la comida chatarra se cuele en las elecciones presidenciales de 2016.


Vieja demanda

El debate sobre una subida del salario mínimo para los trabajadores de este tipo de restaurantes ha sido una constante en los últimos años, que ha visto sus máximos logros alcanzados recientemente. 

Lo que empezó como una protesta de 200 trabajadores de la industria de la comida rápida de la ciudad de Nueva York en 2012 ha acabado siendo un movimiento laboral a escala nacional tres años más tarde.

Nueva York, donde comenzó todo, aprobó el pasado mes de julio un aumento progresivo de los salarios de los empleados de empresas de comida rápida hasta llegar a los 15 dólares por hora. Lo decidió por unanimidad la junta de salarios estatal, atendiendo a la petición del gobernador, el demócrata Andrew Cuomo.

publicidad

La subida será progresiva: en diciembre de 2018 se llegará a los 15 dólares por hora en la ciudad de Nueva York y en 2021 en el resto del estado.  La subida representa un incremento del 70% respecto al mínimo que actualmente cobran estos trabajadores en el estado, 8.75 dólares por hora.

Este éxito animó a otros estados a luchar por el mismo objetivo y poco a poco las reivindicaciones se extendieron por todo el país, no sin polémica. Has sido numerosos los empresarios que han advertido de las consecuencias que tendrá esta medida. Según ellos, la primera será la reducción de beneficios y, por tanto, la necesidad de reducir el número de empleados en los puestos de trabajo. 

California

Tras los pasos dados en el estado de Nueva York, un sindicato de California informó a principios de mes sobre una nueva iniciativa de alcance estatal que pretende aumentar el  salario  mínimo a 15 dólares la hora para el año 2020 y garantizar seis días pagados por enfermedad para los trabajadores a tiempo completo.

"Esta es la mejor oportunidad que los trabajadores californianos tienen o que jamás han tenido de aumentar sus salarios a quince dólares la hora", aseguró Roxanne Sánchez, presidenta del local 2021 del Sindicato Internacional de Empleados de Servicios (SEIU).

"Nosotros creemos que vamos a ganar. La gente entiende que ha llegado el momento de tener una  salario de quince dólares en California", agregó la directiva de esta organización que representa a más de 700,000 trabajadores.


La propuesta de ley, que estaría en la papeleta electoral en noviembre de 2016, está secundada por una colación de trabajadores, sindicalistas y líderes políticos del Estado Dorado.

Para Cymone Fillmore, una madre de San Diego que lleva tres años trabajando en el restaurante de comida rápida Wienerschnitzel, la medida supondría una tabla de salvación para ella y su familia.

"No puedo llegar a fin de mes con el  salario  mínimo que ahora recibimos. Necesitamos 15 dólares y días de enfermedad remunerados para satisfacer las necesidades básicas nuestras y las de nuestras familias", aseguró la trabajadora.

"Esta iniciativa nos da esperanza de que podamos ganar la lucha por los 15 dólares para hacer que la economía funcione para todos los californianos, no solo los ricos", matizó.

publicidad

La propuesta de ley representa un paso más dentro del movimiento nacional bautizado "Fight for 15", que nació en Nueva York hace tres años.

Desde entonces, se han logrado aumentos salariales para once millones de trabajadores que ni siquiera recibían el  salario  mínimo exigido por la ley en distintas regiones del país.

Entre éstos se encuentran trabajadores que atraviesan situaciones familiares complicadas y que se encargan de la tutela y cuidados de un familiar enfermo.

Además, la propuesta de ley daría de plazo hasta el 2021 para que los pequeños negocios implementen el nuevo  salario  mínimo de 15 dólares.

Además, se espera que a principios de enero de 2016 se comiencen a recoger firmas de apoyo a la propuesta que serán remitidas a los registros locales en el mes de abril. 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad