publicidad
Cientos de árboles caídos se apreciaron por todo Nueva York, durante la embestida de Irene, que dejó 14 muertos.

La tormenta tropical Irene dejó 14 muertos y daños multimillonarios en seis estados

La tormenta tropical Irene dejó 14 muertos y daños multimillonarios en seis estados

La tormenta tropical Irene dejó al menos 14 muertos en seis estados de la costa este de Estados Unidos.

Cientos de árboles caídos se apreciaron por todo Nueva York, durante la...
Cientos de árboles caídos se apreciaron por todo Nueva York, durante la embestida de Irene, que dejó 14 muertos.

NUEVA YORK - La tormenta tropical Irene dejó al menos 14 muertos en seis estados de la costa este de Estados Unidos, indicaron el domingo las autoridades estadounidenses, al tiempo que la amenaza de la tempestad comenzaba a alejarse de Nueva York.

FOTOS: El embate del huracán Irene

El saldo precedente era de 13 muertos, pero el gobernador de Nueva Jersey Chris Christie reveló la muerte de otras dos personas, una mujer que quedó atrapada en su automóvil por las inundaciones y un bombero que murió por las heridas recibidas durante un rescate.

En total, seis personas perdieron la vida en Carolina del Norte, tres en Virginia, dos en Nueva Jersey y una cada uno de los estados siguientes: Connecticut, Florida y Maryland.

Las autoridades precisaron que un hombre murió en Carolina del Norte tras la caída de un árbol, otro en Connecticut tras un incendio provocado por la tormenta, así como una mujer en Maryland, tras el derrumbe de una chimenea.

publicidad

Carolina del Norte fue el primer estado que sufrió los estragos del huracán Irene -el sábado por la mañana- con vientos de hasta 140 km/h. El ciclón Irene se degradó a tormenta tropical.

Entre las víctimas se encuentran un niño de 11 años que murió tras la caída de un árbol sobre su edificio en la ciudad de Newport News -situada en una península en Virginia- y una adolescente de 15 años, que murió en Carolina del Norte.

"Una niña de 15 años murió en un accidente automovilístico que ocurrió cuando regresaba de sus vacaciones en Carolina del Norte", indicó Patty McQuillan, funcionaria de los servicios de emergencia.

"Los semáforos no funcionaban (en el lugar de los hechos). Ya no había electricidad", explicó.

Víctimas en Carolina y Florida

Un portavoz de los servicios de emergencia de Carolina del Norte, Brad Deen, indicó que una de las seis víctimas registradas en su estado era un hombre que sufrió un ataque cardiaco el viernes, mientras instalaba tablas de madera sobre las ventanas de su casa para prevenir los daños del huracán.

También en Carolina del Norte, dos personas murieron en accidentes automovilísticos diferentes y otra tras la caída de un árbol.

En Florida, un surfista murió tras haber penetrado en el mar, sumamente agitado.

publicidad

Irene continuaba el domingo su camino hacia el norte de la costa Este de Estados Unidos, rumbo a Connecticut, Rhode Island y Massachusetts.

Irene perdió su fuerza de huracán y fue degradado a tormenta tropical luego de que su vórtice llegó a Coney Island, en Nueva York, informó el domingo el Centro Nacional de Huracanes, con sede en Miami.

Los meteorólogos dijeron que los vientos de Irene se redujeron a 105 kilómetros por hora (65 mph). Dijeron que Irene podría adentrarse aún más a la zona de Nueva Inglaterra por la tarde.

Las autoridades advirtieron también que es posible que haya tornados aislados en el noreste del país a lo largo de la mañana.

Los daños causados por el huracán Irene a la ya de por sí golpeada economía estadounidense podrían ascender a miles y miles de millones de dólares, dijo este domingo el gobernador del estado de Nueva Jersey, Chris Christie.

Christie hizo esta estimación en declaraciones a NBC mientras Irene recorría por segundo día la costa este de Estados Unidos, aunque fue degradado de huracán a tormenta tropical este domingo por la mañana, cuando Irene golpeaba Nueva York.

Inundaciones y marejadas

Las inundaciones comenzaron a afectar a algunas calles situadas a la orilla de la ciudad de Nueva York.

Las autoridades de la ciudad dijeron el domingo que las lluvias caídas durante la noche superaron la capacidad de descarga del alcantarillado, lo cual causó corrientes en las calles.

publicidad

El agua de mar procedente del puerto de Nueva York alcanzaba la orilla de la acera del parque Battery, en el extremo sur de Manhattan.

En Battery Park el agua del río Hudson se ha desbordado unos treinta centímetros y también ha empezado a inundar levemente el MeatPacking District, al oeste de la ciudad, aunque de momento el agua apenas ha avanzado tierra adentro.

A lo largo de la costa, en los vecindarios exteriores, las inundaciones eran peores. El agua del océano llegaba a las calles principales de Rockaways, una península en Queens cuya evacuación ordenó el alcalde Michael Bloomberg.

En Brooklyn, algunas calles de Coney Island también estaban bajo el agua, y en Red Hook, a lo largo del puerto, el agua había penetrado hasta 91.5 metros (100 yardas).

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad