publicidad
Irene podría transformarse en un importante huracán de categiría cuatro o coinco en la escala Saffir-Simpsom en en las próximas horas, dijo el Centro Nacional deHuracanes de Miami.

Irene se aproxima a Bahamas y Estados Unidos

Irene se aproxima a Bahamas y Estados Unidos

Con vientos de 110 mp/h (175 km/h), la tormenta se fortalece rumbo a costas de Carolina del Norte.

Irene podría transformarse en un importante huracán de categiría cuatro...
Irene podría transformarse en un importante huracán de categiría cuatro o coinco en la escala Saffir-Simpsom en en las próximas horas, dijo el Centro Nacional deHuracanes de Miami.

El huracán lleva vientos sostenidos máximos de 110 mp/h (175 hp/h)

GRAN BAHAMA - El huracán Irene se dirigía este miércoles en dirección a las Bahamas, luego de cobrar fuerza a su paso por el archipiélago británico de Turcos y Caicos, y se espera que azote las costas de Estados Unidos a finales de esta semana.

Con vientos sostenidos máximos de 110 millas por hora (175 kilómetros por hora), el huracán alcanzó la categoría 2 en la escala de Saffir-Simpson (de un total de cinco), dijo el Centro Nacional de Huracanes (NHC) y advirtió que el meteoro podría ganar aún más en potencia.

"Prevemos un reforzamiento (del ciclón) e Irene podría transformarse en un importante huracán durante la jornada", dijo el Centro con sede en Miami.

publicidad

Dónde está

En la mañana del miércoles Irene se encontraba a unas 370 millas (595 kilómetros) al sureste de Nassau, y a unas 955 millas (1,535 kilómetros) al sur de Cabo Hatteras, en Carolina del Norte. El huracán se desplaza a razón de 9 mp/h (15 km/h).

Los meteorólogos del NHC indicaron que se espera que el huracán impacte entre el miércoles o jueves, donde olas de cuatro metros podrían golpear las costas. La tempestad alcanzaría las costas de Carolina del Norte y de Carolina del Sur el fin de semana.

El departamento de Estado recomendó a sus ciudadanos no viajar a las islas Turcos y Caicos ni a las Bahamas, reportó la Agencia Francesa de Noticias (Afp). La cancillería estadounidense también permitió a su personal destinado en las islas del Caribe que se verán afectadas por el ciclón que puedan viajar a zonas seguras.

Negocios cerrados

En la isla Providenciales (Turcos y Caicos) el aeropuerto, los bancos y los supermercados permanecían cerrados, y el huracán provocó daños en las líneas eléctricas y dejó las calles llenas de escombros.

Irene golpearía las costas de Carolina del Norte y Carolina del Sur en las primeras horas del sábado, "pero Nueva Inglaterra podría también sentir el impacto de Irene", advirtió Bill Read, director del NHC.

"Es importante que se tome la cosa en serio", dijo a la población Craig Furgate, jefe de la Agencia federal de situaciones de emergencia. Las playas de la costa este estadounidense se encuentran repletas de turistas que disfrutan de un fin de semana largo debido a la celebración del Día del Trabajo (Labor Day).

publicidad

"Los riesgos son elevados, debido a que si se produce una pequeña modificación en la trayectoria hacia la izquierda puede reforzar mucho el impacto de la tempestad sobre una zona densamente poblada", dijo Dennis Feltgen, portavoz del NHC.

República Dominicana

En República Dominicana, más de 11 mil personas han sido evacuadas durante el paso del huracán a lo largo de la costa norte de la isla La Hispaniola, compartida con Haití, durante la noche del lunes al martes, informaron las autoridades locales.

El huracán no azotó la mayor parte de Haití, aunque se produjeron algunos deslizamientos de tierra sobre la costa norte del país.

El pasaje de Irene en la tarde del lunes sobre el territorio de Puerto Rico dejó una víctima, una mujer que fue arrastrada en su automóvil por las aguas mientras intentaba atravesar un puente sobre un río crecido, de acuerdo a las autoridades. El huracán provocó además inundaciones, caída de árboles y cortes de energía eléctrica que afectaron a cerca de un millón de personas.

El presidente estadounidense Barack Obama declaró el estado de urgencia en el territorio de Puerto Rico.

Medidas de prevención

Funcionarios federales advirtieron que Irene puede provocar inundaciones, apagones y daños peores en toda la costa oriental desde la Florida hasta Maine, aun cuando la tormenta se mantenga en mar abierto.

publicidad

La ruta proyectada se ha desplazado gradualmente hacia el este, aunque Irene podría entrar a tierra como un huracán de enormes dimensiones en Carolina del Norte durante el fin de semana. Se prevé que continuará desplazándose hacia el norte.

Mientras tanto, en las zonas que podrían ser afectadas, la gente se abastecía de alimentos, tapiaba ventanas y llenaba de gasolina los tanques de sus autos el martes mientras Irene amenazaba con intensificar la fuerza de sus vientos en las próximas horas.

Irene es el fenómeno más contundente en azotar la costa oriental de Estados Unidos en siete años.

Agua, pan y baterías desaparecieron de los anaqueles de las tiendas, mientras que se veían largas hileras de coches para cargar gasolina. Desde Florida hasta Maine, se le informó a los residentes que se preparan para cortes de energía e inundaciones.

Temen lo peor

Los meteorólogos advirtieron que la situación podría empeorar durante las próximas horas. Es probable que la tormenta se fortalezca para convertirse en un monstruo de categoría cuatro para cuando llegue a tierra estadounidense este fin de semana. Irene podría costear hacia el norte el domingo a la región noreste del país, donde los residentes no están acostumbrados a este tipo de tormentas.

Los funcionarios desempolvaron los planes de evacuación y se preparan para el primer huracán que amenaza Estados Unidos en tres años. Han sido siete años desde que un huracán categoría tres con vientos de hasta 179 kilómetros por hora (111 millas por hora) golpea la costa este. El huracán Jeanne llegó a la costa este de Florida en 2004.

publicidad

Muchos residentes aún recuerdan al huracán Floyd, que llegó en 1999 como un sistema de Categoría 2 que lanzó fuertes olas que destruyeron decenas de casas y otras propiedades en las islas exteriores.

Irene dejó una estela de destrucción en el Caribe. En República Dominicana, más de 1,000 personas fueron evacuadas debido a las inundaciones provocadas por el huracán a su paso por la costa norte del país.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad