publicidad

Tormentas en el Metroplex

Tormentas en el Metroplex

Las intensas lluvias que cayeron durante un día provocaron inundaciones, daños materiales y la muerte de un menor.

Tormentas en el Metroplex 3dc2ff0b516c44a59a2b16171958fb6b.jpg

Pérdidas de vida y hogares

Texas e Illinois recibieron el verano con intensas lluvias que han causado muertes y múltiples daños materiales, mientras que en California las condiciones climatológicas secas han provocado incendios en la zona turística aledaña al lago Tahoe, donde cientos de familias han perdido sus casas y miles han tenido que ser evacuadas.

Conozca el pronóstico del tiempo por código postal.

En Chicago, una tormenta repentina la tarde del martes causó que cientos de personas resultaran afectadas con sótanos inundados, vuelos cancelados y retrasos en los aeropuertos de la ciudad.

La zona más afectada por la lluvia fue el norte y noroeste de la ciudad.

La energía eléctrica también sufrió estragos. La empresa COMED reportó que 13 mil usuarios se quedaron sin electricidad debido a la tormenta. Las operadoras atendían a los afectados y hasta esta mañana los equipos de emergencia de la empresa eléctrica trabajaban en las reparaciones respectivas.

publicidad

Desolación en Tahoe

En tanto, bomberos al norte de California seguían combatiendo un feroz fuego en la zona turística del Lago Tahoe, donde 275 han sido consumidos por las llamas y miles de personas han sido evacuadas a refugios temporales.

El Servicio Forestal de Estados Unidos y las agencias de bomberos estatales aseguran que el incendio podría estar contenido en su totalidad para el domingo. Sin embargo, hasta 500 casas aún estaban amenazadas por el incendio que cubre 2,730 acres (1,100 hectáreas) y que el miércoles seguía siendo alimentado por los vientos.

"Un diluvio" en Dallas

Intensas lluvias provocaron inundaciones y múltiples daños materiales en varias ciudades del norte de Texas. En Garland, un niño murió ahogado al se arrastrado por la corriente de un río desbordado.

Los daños se suman a los provocados hace una semana por otra tormenta que azotó el Metroplex y que  provocó la muerte de seis personas.

Los pronósticos indican que seguirá lloviendo.

En algunas ciudades como Duncanville, Garland y el norte de Fort Worth se registró hasta 10 pulgadas (25.4 centímetros) de lluvia y el río Trinity que cruza desde Fort Worth hasta Dallas, alcanzó niveles de hasta 30 pies (9 metros9 por encima del nivel normal, un cifra que no se registraba desde 1986. Pero el lago White Rock en Dallas alcanzó los 90 pies y amenaza con desbordarse.

publicidad

Las autoridades de emergencia del Metroplex recibieron el miércoles múltiples reportes de automovilistas varados sobre los techos de sus vehículos atrapados en calles inundadas. Otras personas se aferraban en tejados y árboles. No hubo ningún reporte oficial inmediato de lesionados.

En Haltom City, ciudad limítrofe de Fort Worth, un grupo de vecinos viven en la incetidumbre ya que el arroyo Fossil Creek se convirtió en un río y derrumbó las bardas de algunas viviendas que se elevaban por más de 5 metros desde el arroyo erosionando todo el terreno por detrás del vecindario. De hecho ya un par de familias se mudaron a otra ciudad.

Un niño de 13 años, William Griffin, murió la noche del martes en Garland, un suburbio de Dallas, después de que fue arrastrado por la corriente crecida desde el pilar de un puente donde se estaba sujetando, informó el vocero policial Joe Harn.

Griffin fue arrastrado mientras bomberos con sogas estaban tratando de rescatarlo desde el pilar al que se había aferrado, agregó la policía. El menor fue hallado río abajo aproximadamente dos horas, a más de una milla de distancia. Fue declarado muerto en un hospital, dijo Harn.

En Grandbury, el desbordamiento del lago sorprendió a 50 familias quienes perdieron sus casas y autos que fueron arrastrados por la fuerza de la corriente desbordada que alcanzó metro y medio de altura.

publicidad

Estado de emergencia. Aeropuertos cerrados

En el norte de la ciudad de Fort Worth, más de 75 de vehículos quedaron varados y los conductores tuvieron que ser rescatados por escuadrones de emergencia ya que el nivel del agua casi cubrió por completo los autos.

Heriberto Martínez, un joven estudiante ayudó a rescatar incluso a una anciana que quedó atrapada. "Yo la vi que pedía auxilio y pues como conozco bien la calle me metí con otros compañeros y la sacamos porque era un diluvio él que estaba cayendo".

En Dallas, en menos de 20 minutos el día se convirtió en noche y no dejó a peatones salir de sus centros de trabajo en el centro de esta ciudad.

El sistema de transporte público (trenes) tuvieron que se suspendidos por una hora, ya que la intensa lluvia no permitía ver más allás de 10 metros.

"Es un diluvio y estamos en verano, no puedo creerlo", exclamó Rosa Fuentes, usuaria del tren que corre de Dallas a Fort Worth. 

Alerta alcanza varios estados

Cerca de la medianoche, la alerta para varios condados llegó a tiempo, ya que no se reportan al momento lesionados, desaparecidos ni más muertes.

En el condado Hood, a 60 millas al suroeste de Dallas, el Juez Andy Rash declaró estado de emergencia y dijo que jamás había visto llover tanto como anoche. "En cuatro décadas que recuerde nunca había caído tanta agua", señaló el juez.

publicidad

En este lugar, muchos residentes que viven alrededor del lago Grandbury Harbor usaron sus lanchas para escapar de la inundación y ayudar a las autoridades a rescatar familias.

En el condado Austin-Travis, las autoridades reportaron que muchas personas estaban atrapadas en los techos de sus casas y en árboles porque los pequeños arroyos se desbordaron creando prácticamente caudalosos ríos.

Casos similares fueron registrados en los condados de Ellis, Wise y otros 16 condado del norte de Texas.

Cierran los aeropuertos

Tanto el aeropuerto internacional Dallas/Fort Worth como el aeropuerto Love Field en Dallas, fueron cerrados desde la tarde de este martes por la nula visiblidad que había y por las 9 pulgadas de lluvia que se registró en esta área, tres veces los normal que cae normalmente en temporada de lluvias.

En total, fueron cancelados 237 vuelos y 57 fueron desviados a ciudades cercanas.

Las personas afectadas pueden recibir ayuda de la Agencia Federal de Emergencias (FEMA) llamando gratuitamente al 1-800-427-2419 o visitando su página electrónica.

El Consulado General de México en Dallas también anunció que podría a disposición apoyos para todos aquellos mexicanos del norte de Texas que hayan resultados afectados por las inundaciones. La sede diplómatica está ubicada en el 8855 North Stemmons Freeway, Dallas, TX 75247; teléfonos: 214-252-9251 a las extensiones 122, 129 y 149.

publicidad

Más lluvia en el norte de Texas

Abel Hernández, presentador del estado del tiempo de Noticias 23, hizo un llamado a todos los residentes del Metroplexa ante la probabilidad de más lluvias intensas en el transcurso de esta semana en algunas zonas del norte de Texas.

"Debemos de seguir las indicaciones de los servicios de emergencia y de las autoridades para evitar tragedias y accidentes, y debemos mantenernos informados del paso de la tormenta", añadió Abel.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad