publicidad

Tormenta mató a cuatro en California

Tormenta mató a cuatro en California

Las fuertes lluvias y nevadas que, por tercer día consecutivo, cayeron en el oeste de Estados Unidos, dejaron un saldo de al menos dos muertos.

Se calcula que en algunas zonas de California cayeron cerca de 10 pulgadas de lluvia. Mientras, en sitios montañosos del Estado Dorado y en la vecina Nevada cayeron hasta siete pies de nieve, informó el Servicio Nacional de Meteorología.Milton Smith, un empleado público de 57 años, murió en Yuba City (al norte de Sacramento) al caerle un árbol encima mientras despejaba una carretera.Mientras que Marie Erickson, de 25 años, falleció en Corona cuando su camioneta cayó a un canal cuando trataba con su novio de cruzar por una carretera inundada. El novio, René Valencia de 36 años, se salvó al aferrarse a un árbol.En Sacramento, dos cuerpos adicionales fueron encontrados en un área inundada cerca de un campamento de desprotegidos."Las tormentas sufridas en el centro y norte de California durante el fin de semana han sido posiblemente la más fuertes desde 2005", aseguró Efrén Cordero, del Centro de Información Meteorológica.Cerca de 2 millones de casas y empresas, particularmente en las regiones de San Francisco y Sacramento, sufrieron cortes de electricidad a partir del viernes en California, debido al congelante frente frío que trajo lluvias, nevadas y fuertes vientos de hasta 165 millas por hora, que derribaron postes y líneas del tendido eléctrico.Tras la declaración de emergencia anunciada por el gobernador Arnold Schwarzenegger el domingo para tres de los condados más afectados por las lluvias y tormentas, las autoridades han pedido a los residentes estar preparados, actuar prudentemente y no tomar riesgos."Esperamos que los residentes de las áreas que están en alerta máxima en los condados de Glenn, Kings y Sacramento, sigan las instrucciones de las autoridades y sean especialmente cuidadosos, no sólo dentro de sus viviendas sino evitando conducir vehículos bajo condiciones climatológicas severas", señaló Cordero.Un total de 96 mil personas en todo el estado de California continuaban sin luz el lunes. De estos unos 14 mil residen en el área de la Bahía.Las zonas más afectadas en San Francisco fueron las zonas costeras de North Bay, con 9,700 usuarios sin luz, y en la Península del Condado de San Mateo, donde alrededor de 2,400 clientes permanecían a oscuras.

publicidad

La empresa Pacific Gas & Electric Co. (PG&E), el

mayor proveedor energético de la región, espera poder restaurar la

electricidad a todas las áreas urbanas a más tardar el martes, dijo la

portavoz Darlene Chiu al San Francisco Chronicle.Los

usuarios que viven en áreas rurales, sin embargo, probablemente tendrán

que esperar hasta el miércoles antes de que las luces se enciendan de

nuevo en sus residencias y comercios, añadió la funcionaria.Chiu

le dijo al diario que la Costa Central, las Montañas de Santa Cruz y

áreas en la Sierra Nevada también estaba a la espera de obreros para

que repararan lo daños causados por el mal tiempo."Ya hemos

traído equipos de trabajo desde áreas fuera de nuestra zona de

servicio, e incluso de otros estados [para restaurar el servicio]",

puntualizó. "El mayor problema es la elevada magnitud de la tormenta y

el gran número de localidades afectadas".Por suerte, durante la

jornada del lunes la empresa energética recibió ayuda directa de la

publicidad

Madre Naturaleza: En muchas de las zonas afectadas, los cielos

estuvieron despejados y sólo se registraron algunos aguaceros aislados.La

meteoróloga Diana Henderson, del Servicio Nacional de Meteorología,

advirtió sin embargo que anticipaba fuertes aguaceros para el martes

debido a que otro sistema de mal tiempo entraría a la región.Las

lluvias deberán continuar el miércoles, pero las peores tormentas

podrían afectar el área el jueves, y Henderson vaticina cielos

despejados para el fin de semana.Estas precipitaciones podrían

afectar la parte alta del Río Trinity, lo que causaría nuevas

inundaciones. Por lo que las autoridades de Eureka, a unas 270 millas

al noroeste de San Francisco, estaban preparándose.Las

temperaturas permanecerán frescas, en el rango de los 50 grados durante

el día, y en los 40s durante la noche. La meteoróloga piensa que habrá

un leve aumento en las temperaturas para el fin de semana.

Entre

publicidad

tanto, en el vecino estado de Nevada, una sección de diques a los lados

del Canal Truckee, 35 millas al este de Reno, cedió durante el fin de

semana después de las intensas lluvias.Unas 800 casas quedaron inundadas en casi 35 pulgadas de aguas gélidas y unos 3,500 residentes resultaron afectados.El impacto en el sur de CaliforniaEn

Malibú, zona recientemente afectada por incendios forestales, el pasado

domingo por la noche cayó un cuarto de pulgada de agua de lluvia en

sólo media hora, reportó el Servicio de Meteorología."A pesar de

la lluvia que cayó abundantemente en la noche del domingo, no hubo

reportes de mayores deslizamientos en las áreas de los incendios en

Malibú y en el Condado de Orange", anotó Cordero.El Departamento

de Agua y Energía de Los Ángeles reportó que en Los Ángeles, 42 mil

usuarios perdieron en algún momento el suministro de energía desde el

viernes.La Southern California Edison, empresa que suministra

energía a la mayor parte de la región alrededor de la ciudad de Los

Ángeles, informó que durante la tormenta del viernes, 252,100

consumidores quedaron sin servicio eléctrico por períodos desde unos

publicidad

pocos segundos hasta varias horas.Según informó PG&E, desde

la frontera con Oregón hasta Los Ángeles, 2 millones de usuarios

quedaron sin servicio eléctrico en algún momento entre el viernes y el

domingo.Por otra parte cientos de visitantes han llegado a los

centros de esquí del estado -como Wrightwood- para aprovechar las

excelentes condiciones que ofrecen las montañas nevadas.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad