publicidad

Tormenta abandona el sur de California

Tormenta abandona el sur de California

Una tormenta invernal hizo estragos este domingo entre los corredores del Maratón de LA e inundó calles.

Decenas de evacuaciones en Woodland Hills

LOS ÁNGELES, California -  La primavera llegó con bullicio al sur de California pero con una tormenta más severa que las registradas en la región durante la mayor parte del invierno boreal.

Nieve, hielo y desprendimientos de piedras en las partes altas de las montañas obligaron el cierre temporal de varias carreteras principales.

Miles de personas se quedaron sin electricidad, en tanto que decenas evacuaron sus viviendas debido a posibles inundaciones y aludes de tierra, piedras y lodo.

Consulta el pronóstico del tiempo en Los Ángeles

La autopista interestatal 5, al norte de Los Angeles, fue cerrada y las condiciones invernales hacían peligrosos los trayectos por las montañas, dijo la portavoz de la Patrulla de Caminos de California, Krystal Carter.

El cierre dejó temporalmente a los conductores sin la ruta principal que comunica a Los Angeles con el norte de California.

The Grapevine fue reabierto al tránsito debido a que se derritió en la mañana el hielo que había obligado el cierre de la vía.

"Muchos aguardan la salida del Sol", dijo Theresa Francis, recepcionista de mensajes de la Patrulla de Caminos de California (CHP por sus siglas en inglés).

Los agentes de la CHP retiraban automóviles y camiones que chocaron durante la noche, dijo Francis. "Hay toneladas de vehículos varados", agregó.

publicidad

Algunos de los conductores pasaron la noche en sus vehículos mientras que otros se hospedaron en moteles locales.

Consulta la situación del tránsito en Los Ángeles

Los desprendimientos de piedras de partes altas de montañas en Malibú también obligaron el cierre de partes de la Carretera de la Costa del Pacífico cerca de la Ruta del Cañón Topanga, dijeron las autoridades.

Dos pulgadas de lluvia cayeron el domingo y a primeras horas del lunes en el centro de Los Angeles, en tanto que la precipitación pluvial alcanzó entre entre cinco y siete pulgadas en el Valle de San Fernando.

Para la mañana del lunes, el clima desagradable se alejaba de la región y las autoridades cancelaron los avisos de inundación para el Condado de Los Angeles.

El servicio meteorológico advirtió que podrían presentarse corrientes que arrastran escombros y otros objetos así como inundaciones súbitas en algunas zonas.

La tormenta azotó primero y con mayor severidad el condado de Santa Bárbara, dejó más de 10 pulgadas de lluvia en la zona del lago Cachuma y obligó desfogues de la presa Bradbury, dijo el portavoz del condado, David Flamm.

Más de 200 corredores que participaron en el maratón de Los Ángeles el domingo fueron evaluados por hipotermia en la meta y cientos se retiraron de la carrera por la fría lluvia que no les permitió terminar.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad