publicidad
Un hombre posa con un subfusil en la Convención anual de la NRA, en Houston

Qué impide endurecer la legislación sobre armas en Estados Unidos

Qué impide endurecer la legislación sobre armas en Estados Unidos

Influencia política y tradición cultural se unen para dificultar mayores restricciones a la venta de armas en Estados Unidos

Un hombre posa con un subfusil en la Convención anual de la NRA, en Houston
Un hombre posa con un subfusil en la Convención anual de la NRA, en Houston

 

publicidad


 

Rebeca Logan, Washington

En el último año en Estados Unidos se han dado más de 355 tiroteos masivos, dejando cientos de muertos y comunidades en trauma de costa a costa. En los últimos 10 días han ocurrido 6 tiroteos con más de cuatro víctimas incluyendo el incidente en Colorado Springs que dejó a 3 muertos y 12 heridos y San Bernardino, California, con 14 muertos y 21 heridos. 

La pregunta que muchos se hacen es por qué no existen mayores restricciones sobre las armas de fuego que no sólo se usan para estas masacres colectivas sino que causan más de 33,169 muertes al año, según datos del Centro de Control de Enfermedades (CDC).

Más del 80% de la población está a favor de medidas para prevenir el acceso a las armas, según una encuesta nacional del New York Daily News-Rasmussen Reports publicada esta semana.

La encuesta también revela que el 85% de los votantes apoya la implementación de chequeos estrictos para quienes quieren comprar un arma. 

Pero si la gran mayoría del país está a favor de controlar las armas, ¿por qué no cambian las leyes? 

Wayne La Pierre, vicepresidente ejecutivo de la NRA
Wayne La Pierre, vicepresidente ejecutivo de la NRA

El factor NRA

Los políticos tienen miedo de llevarle la contraria a la multimillonaria industria de las armas y su principal aliada, la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés), explicó a Univisión Noticias Steve Billet, director del programa de estudios legislativos de la Universidad de George Washington. 

publicidad

"La NRA es muy eficaz a la hora de financiar campañas políticas y movilizar votantes el día de las elecciones. Llevan mucho tiempo demostrándoles a los políticos de ambos partidos que oponerse a su agenda les puede costar dólares y votos”.

La NRA, entidad que se opone a las leyes que controlen la venta de armas, cuenta con miles de activistas en cada estado del país, casi 5 millones de miembros y el respaldo de la industria de  las armas ligeras, que genera más de $13,000 millones de ingresos millones anuales.

"Ningún político que cuida su carrera quiere desafiar nuestras metas", decía Harlon Carter, quien por décadas fue ejecutivo de la NRA, entidad con un presupuesto anual de US$243.5 millones y una red de 125,000 voluntarios en todo el país.

En el ciclo electoral 2014, la NRA contribuyó $810,000 a candidatos al Congreso, según un estudio del Center for Responsive Politics. 

Compra de armas y tiroteos en EEUU
Compra de armas y tiroteos en EEUU

Un ejemplo del poder de la NRA se dio luego de la masacre en la escuela primaria de Sandy Hook, en Newtown, Connecticut, ocurrida en diciembre de 2012, en la que murieron 20 niños y 6 adultos. 

A pocos días de la masacre escolar, la senadora Dianne Feinstein de California presentó una medida para prohibir la venta de armas de estilo militar como rifles semiautomáticos y lanzagranadas.

El proyecto tenía el respaldo del presidente Barack Obama y una coalición nacional de organizaciones cívicas, religiosas, educativas y de salud pública.

Sin embargo, la propuesta fue derrotada en el Senado sin un solo debate. 

publicidad

Rifles vs. antibióticos

A pesar de los tiroteos a diario, en Estados Unidos sigue siendo más fácil conseguir un arma de fuego que un antibiótico, y esto no tiene indicios de cambiar a pesar del dramático tiroteo en San Bernardino, California, opinó Billet.  

Luego de los ataques en Paris del 13 de noviembre, el presidente Barack Obama le pidió al Congreso que aprobara una medida para negar la venta de armas a quienes están en la lista de sospechosos de terrorismo que mantiene el FBI.

Los que están en esta lista no pueden abordar un avión, pero pueden comprar armas de asalto, lo que le parece contraproducente al presidente Obama. 

Esta semana legisladores demócratas presionaron a favor de la medida, a la cual se opone la NRA. Pero el liderazgo republicano de la Cámara de Representantes no permitió que la iniciativa fuera debatida por los legisladores. 

"Nuestra responsabilidad como miembros del Congreso es defender a nuestra población. No mejoramos nuestra seguridad bloqueando la entrada de familias de refugiados a la vez que permitimos que los sospechosos de terrorismo compren armas aquí en nuestro país," declaró la congresista demócrata Nancy Pelosi tras la derrota de la propuesta el martes. Pelosi consideró “escandaloso” que el Congreso aprobara medidas para restringir la entrada de refugiados sirios e iraquíes, a la vez que se opone a limitar el acceso a las armas de presuntos terroristas. 

Protesta contra la NRA
Protesta contra la NRA


El malo vs. el bueno, todos armados

 

publicidad

Billet explica que la fuerza política de la NRA no es solo el dinero que invierten en las campañas políticas a todos los niveles, sino también su capacidad de crear alarma seguida de acción política por parte de su membresía.

“Estamos rodeados de terroristas y ladrones y carteles y violadores y asesinos en centros comerciales, aeropuertos… y les pregunto, ¿ustedes confían en este gobierno para defendernos? Estamos por nuestra cuenta”, dijo el año pasado el director ejecutivo y principal portavoz de la NRA, Wayne LaPierre durante la convención anual de la organización.

Según la NRA, la solución a estas masacres es que los "ciudadanos de bien" estén armados para defenderse cuando ocurren estos tiroteos. "Lo único que detiene a un tipo malo armado, es un tipo bueno con un arma", dijo Wayne LaPierre luego de la masacre de Sandy Hook. 

Cultura y tradición

Pero además de la fuerza política de la NRA, en Estados Unidos el porte de armas “es parte de la cultura, es parte de una tradición que dice que cada uno debe defenderse por sí mismo y que el gobierno es una amenaza a la libertad individual", explica Billet, quien, al igual que otros niños de su comunidad rural en Pensilvania, a los 12 años obtuvo su primer rifle y su licencia para cazar, mucho antes que su licencia de conducir.

publicidad

No hay que ir muy lejos para conseguir un arma legalmente. Existen 54,026 distribuidores con licencia federal para vender armas, 14% más que cuando Barack Obama llegó a la presidencia hace 8 años.

El 98% de la población tiene una tienda de armas a menos de 10 millas de su casa, pero también las pueden comprar en las miles de ferias de armas que se realizan al año, casi 100 por semana, según datos del Departamento de Justicia. 

"El resto del mundo piensa que estamos locos, que somos incivilizados y a lo mejor es cierto", opinó Billet, y esto no va a cambiar “hasta que los ciudadanos que están a favor de un mayor control de las armas voten y den dinero a candidatos políticos que respalden estas medidas”. 

 

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad