publicidad
Búsqueda de los sospechosos del ataque en San Bernardino

Cuándo una matanza es terrorismo doméstico

Cuándo una matanza es terrorismo doméstico

Después de tiroteos masivos, se ha abierto un debate sobre sobre si hay una resistencia a emplear el término terrorista para estadounidenses blancos.

Búsqueda de los sospechosos del ataque en San Bernardino
Búsqueda de los sospechosos del ataque en San Bernardino


El jefe de la policía local de San Bernardino, Jarrod Burguan, describió la masacre que dejó al menos 14 muertos y 17 heridos este miércoles "como mínimo de terrorismo doméstico".

publicidad

La calificación, solo una hora después de la tragedia, es apresurada porque las autoridades aún están investigando los motivos de tres sospechosos pero recientemente el término "terrorismo doméstico" se ha convertido en objeto de polémica.

Después de tiroteos masivos, en Estados Unidos se ha abierto este año un debate sobre si hay una resistencia a emplear el término terrorista para estadounidenses de raza blanca.


Muchos han llamado terrorista a Robert Lewis Dear, autor el viernes pasado de la masacre en una clínica de Planned Parenthood, en Colorado, que causó tres muertes. Entre otros usó ese término Mike Huckabee, exgobernador de Arkansas y candidato republicano a la nominación presidencial.


Una coalición de grupos activistas pidió al Departamento de Justicia que designen como actos de terrorismo doméstico los ataques contra centros de planificación familiar. 

El problema es que aunque existe una definición en el código criminal federal de qué es terrorismo doméstico, no hay un estatuto legal con una pena asignada.

Para que un acto sea calificado como terrorismo doméstico según el código criminal federal debe cumplir uno de los siguientes tres requisitos: intimidar o coaccionar a población civil, influenciar la política de un gobierno por medio de intimidación o coerción, o afectar la conducta de un gobierno por medio de destrucción masiva, asesinato o secuestro.

publicidad

Pero los fiscales no pueden inculpar de terrorismo a los autores de crímenes que cumplen con esa descripción.

Así se explica que por ejemplo Timothy McVeigh, autor de la matanza de Oklahoma City que dejó 165 muertos en 1995, fuera encarcelado por otros crímenes, como conspirar para usar armas de destrucción masiva.


Por contra, el Departamento de Justicia inculpa consistentemente a individuos que buscan unirse a organizaciones como Estado Islámico con ofrecer apoyo material a organizaciones terroristas extranjeras.

Un informe del Servicio de Investigación del Congreso de 2013 expuso una falta de claridad a la hora de diferenciar el crimen de terrorismo de otra actividad criminal.

"Individuos considerados como terroristas domésticos por agentes de seguridad federales pueden ser acusados formalmente de otros delitos, haciendo difícil comprender exactamente cuán extensa es esta amenaza", indicó el reporte.

Ese mismo año, el Centro para la Ley y la Pobreza del Sur (SPLC por sus siglas inglesas) publicó un informe en que alertó de un gran aumento en el número de grupos de odio en Estados Unidos.

En 2000, el SPLC documentó 607 grupos de odio. En 2012, ese número había crecido a 1,007. Además, el SPLC informó que en 2000, había 72 milicias de extrema derecha y 194 grupos armados patriotas. En 2012, las cifras ascendieron a 321 y 1,360 respectivamente.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad