publicidad

Tiros en templo de Los Angeles

Tiros en templo de Los Angeles

Un hombre armado con un fusil semiautomático hirió a tres asistentes a un festival religioso, en el sur de California.

Fue detenido por la multitud

LOS ÁNGELES, California - Un hombre armado con un fusil semiautomático abrió fuego el sábado contra los asistentes a un festival fuera de una iglesia en el sur de California, hiriendo a tres personas, entre ellas su ex esposa.

Fernando Díaz Jr., de 33 años, fue atrapado el sábado por personas presentes en la festividad y entregado a la policía, dijo la agente Ana Aguirre de Los Angeles. El sospechoso fue acusado de intento de homicidio y recluido en la Cárcel de Van Nuys bajo una fianza de $1.5 millones de dólares.

"En realidad no tengo mucho que decir de eso. Es un asunto personal entre yo y la iglesia", explicó Díaz a un periodista de la radioemisora KNX-AM antes de ser llevado a la prisión.

Cuando se le preguntó si tenía algún problema con la iglesia, Díaz respondió: "La iglesia tiene un problema conmigo".

Los disparos comenzaron poco antes de las 11 a.m. del sábado, afuera del templo católico de San Juan Bautista de la Salle, en Granada Hills, precisó la agente Norma Eisenman.

La ex esposa de Díaz, de 29 años, fue herida de un tiro en un codo, añadió Eisenman.

Un hombre de 45 años resultó lesionado en una pierna. Ambos fueron hospitalizados en condición estable. La tercera víctima, un hombre de 45 años fue herido en el pecho y está hospitalizado en situación grave. Los nombres de las víctimas no fueron divulgados.

publicidad

"Consideramos que éste es un incidente aislado, una disputa de violencia doméstica", dijo el capitán de policía Steven Ruiz.

Díaz tiene un hijo que asiste a la escuela del templo y tiene pendiente una disputa de custodia con la madre, dijo Ruiz.

Según autoridades, Díaz estaba en libertad condicional por un delito no especificado y tiene en su contra una orden judicial que le prohibía acercarse a la escuela, a su hijo y a su ex esposa.

El hombre armado disparó contra los voluntarios que estaban preparando los últimos detalles para que comenzara la fiesta. Los asistentes detuvieron al hombre hasta que la policía lo tomó bajo su custodia, agregó la policía.

Las autoridades en la iglesia no respondieron de inmediato a las llamadas en busca de comentarios.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad